La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Nacional

Defensa de Martinelli presenta nulidades en caso de pinchazos

Los abogados de Ricardo Martinelli alegaron doble juzgamiento, que tenía fuero electoral cuando se inició la investigación y que el fiscal debió solicitar a la Corte de Centro América el levantamiento del fuero

Ricardo Martinelli, expresidente, ingresó a la audiencia escoltado.

José Luis ‘Popi' Varela, diputado del Partido Panameñista y hermano del presidente de la República, Juan Carlos Varela, piensa constituirse en querellante en el caso de las supuestas interceptaciones telefónicas sin autorización judicial y dos delitos de fraude en contra del expresidente Ricardo Martinelli.

En horas de la tarde de ayer, su abogado, Rubén Castrejo, acudió a la Secretaría de la Corte para formalizar el trámite que debe seguir para la querella. Tanto ‘Popi', como el presidente Varela forman parte de las víctimas y testigos que se llamarán a declarar en el juicio —en caso de que sus testimonios sean admitidos por el juez— para probar los supuestos delitos de interceptación telefónica que habría ordenado Martinelli a los funcionarios del Consejo de Seguridad.

La audiencia de acusación —que se encuentra en la fase de alegatos previos, que ha tomado tres días— continuará el lunes 2 de julio a las 9 de la mañana.

El receso decretado por el juez de garantías, Jerónimo Mejía, tiene como propósito que los querellantes y la Fiscalía analicen al menos seis recursos de nulidad presentados por la defensa en la audiencia de este jueves.

Durante el periodo de alegaciones previas de la audiencia, que se inició a las 11 de la mañana de ayer, el abogado Dimas Guevara, anunció una serie de nulidades absolutas, entre ellas: violación al debido proceso cuando el magistrado fiscal procedió a acumular dos querellas sin seguir la formalidad para ello, vicio que fue avalado por el Pleno al admitir la denuncia en un solo proceso, violación al derecho de defensa, por cuanto indicó que ni su defendido ni ellos como defensa fueron notificados formalmente de la imputación.

Guevara también argumentó, como causa de nulidad, una supuesta violación al fuero electoral que revestía a Martinelli (por elecciones internas del CD) el 8 de junio de 2015, fecha en que se abrió la investigación del caso.

Después, tomó la palabra el abogado Carlos Carrillo, quien expuso otra causal de nulidad por el hecho de que mientras Martinelli gobernaba el país, la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional desestimó tres querellas por interceptaciones telefónicas ilegales. Una de ellas en perjuicio de Juan Jované, Alberto Guardia y otros, presentada en enero de 2011. Otra querella interpuesta por el entonces presidente del Partido Popular, Carlos Ernesto González, y una tercera que interpuso Luis Ernesto Carles (quien fungió como ministro de Trabajo 2009-2011), que resultó afectado por la difusión de una conversación telefónica que supuestamente se grabó por órdenes del entonces presidente Martinelli.

Las tres denuncias fueron archivadas por la Comisión legislativa, por lo tanto, a criterio de Carrillo, no se puede juzgar dos veces a una persona por el mismo delito.

Ante este planteamiento, una vez finalizó la audiencia, el querellante Carlos Herrera Morán indicó que para que ‘exista un doble juzgamiento debe haber igualdad de partes y una sentencia, por tanto, no se puede invocar esa nulidad'.

Luis Eduardo Camacho (hijo), integrante del equipo de abogados del expresidente, expuso otro incidente de nulidad basado en que la Corte Centroamericana de Justicia ha señalado que el Parlamento Centroamericano (Parlacen) otorgaba prerrogativas al expresidente Martinelli con inmunidad parlamentaria.

Dicha condición, dijo Camacho, tiene que ser levantada para poder investigar o juzgar a un diputado. Por tanto, el magistrado fiscal Harry Díaz tenía la obligación de remitir una solicitud al Parlacen para solicitar el levantamiento del fuero con el que contaba el expresidente. ‘Eso nunca se dio', manifestó Camacho.

La Corte Suprema hizo una consulta al Parlacen ‘para que certificase cuáles eran las prerrogativas e inmunidades del expresidente, y ellos respondieron que era diputado y que si querían investigarlo o juzgarlo, debían solicitar el levantamiento de la misma', manifestó el defensor.

Cuando culminó su disertación, los simpatizantes de Martinelli aplaudieron y el juez les llamó la atención. Unos segundos después, el abogado Alejandro Pérez, cuando se retiraba del salón, volvió a aplaudir, lo que enojó al juez y le prohibió la entrada al salón por el resto de la sesión.

En la declaración jurada que envió el fiscal Díaz a la Corte del Distrito Sur de la Florida, en Estados Unidos, mientras se desarrollaba el proceso de extradición, se tomó en cuenta este punto.

EN LA AUDIENCIA

El expresidente ingresó al salón levantando un libro de la II Guerra

A diferencia de otras ocasiones, Ricardo Martinelli, entró en silencio al recinto

La audiencia tuvo una duración de dos horas que la defensa empleó para presentar varias nulidades

Al respecto, se aclaró que ‘el expresidente no tiene inmunidad ni como exjefe de Estado o miembro del Parlacen. El argumento se basó en el artículo 191 de la Constitución, que no impide que los expresidentes sean investigados o juzgados por cualquier delito cometido antes, durante o después de haber sido presidentes'.

Según la declaración de Díaz, ‘con respecto al Parlacen, el tratado con este Parlamento establece que los diputados que fueron electos gozan de la inmunidad que concede el Estado donde fueron electos. En Panamá no existe disposición legal alguna que conceda inmunidad en materia penal a los diputados'.

Luego de las intervenciones de la defensa, Mitchell Doens, querellante, dijo a La Estrella de Panamá que el planteamiento de Camacho ‘es uno traído por los cabellos porque cuando se habla de que Panamá pertenece a la Corte Centroamericana de Justicia, el país no lo ha formalizado'.

Doens dijo que se cumplió con todas las formalidades y el acto se encuentra acreditado en la carpetilla que guarda el fiscal. ‘Es una medida dilatoria de la defensa, ellos están ganando tiempo, estarán esperando nuevos magistrados en la Corte que sustituyan al magistrado Mejía'.

Por su parte, el abogado Nicomedes Castillo, representante de Juan Carlos Navarro, se preguntó cuál es el temor de la defensa que evita entrar en la etapa de acusación. ‘Toda la documentación sobre la inmunidad o no del expresidente está respaldada. Son alegatos que nosotros entendemos como parte del trabajo de la defensa, tácticas para atrasar el proceso'.

JUZGAR AL JUZGADOR

El lunes 2 de julio, la Asamblea Nacional tendrá una nueva junta directiva. El control del Órgano Legislativo se disputará el domingo próximo entre el partido Cambio Democrático (del cual el Martinelli es fundador y mantiene una cuota de liderazgo significativa) y el Partido Revolucionario Democrático (PRD), que enfrentan la bancada del oficialista Panameñista.

De ganar la alianza opositora, tendrán control de una de las comisiones más sensitivas, la de Credenciales. En esta instancia se reciben y evalúan las querellas contra el presidente de la República y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, entre otros.

Ayer circuló una nota en redes sociales en la que supuestamente Martinelli insta a sus copartidarios a juzgar a su juzgador.

En dicho papel, se leía un intercambio de conversación entre el exmandatario Ricardo Martinelli y el diputado Miguel Fanovich (CD), quien asistió el miércoles a la audiencia de acusación. En el primer párrafo del papel, de una libreta amarilla, Fanovich le muestra su apoyo al exgobernante, y en la última frase le escribió: ‘el domingo estamos con Yanibel' (candidata a repetir la presidencia del Parlamento, miembro de CD).

A lo que supuestamente Martinelli le contesta, entre otras cosas, que lo tienen confinado, sin visitas, que no tiene agua, que lo encierran a las 5 de la tarde, y que le dio un infarto. Finaliza con una frase política: ‘hay que juzgar a (Jerónimo) Mejía y ganar la Asamblea'. Luego se apreciaba una rubrica y un número de cédula igual al de Martinelli.

La ex primera dama y la defensa del expresidente negaron que la carta sea verdadera. En un principio, el abogado Roniel Ortiz había indicado a los medios que tenía conocimiento sobre la conversación en mención, pero luego dijo que la nota era falsa. Marta Linares indicó antes de entrar a la audiencia, que ‘esa no era la letra de su esposo y que estaba dispuesta a someter la escritura a una prueba caligráfica' para demostrar que no fue escrita por Martinelli.

Añadió que su esposo le dijo que es falsa y que la firma es un montaje, ‘basta de hacer jugadas sucias', dijo la señora Linares, quien manifestó desconocer si el diputado Fanovich recibió un papel de su esposo durante la audiencia del miércoles.