03 de Dic de 2021

Nacional

Varela no descarta dejar a Mejía en la Corte por otros 10 años

El mandatario indicó que las sesiones extraordinarias serán convocadas la tercera semana de noviembre para la ratificación de los dos nuevos magistrados

Varela no descarta dejar a Mejía en la Corte por otros 10 años
El plazo de nombramiento del magistrado Jerónimo Mejía venció en diciembre pasado.

Las posibilidades de que el magistrado de la Corte Suprema de Justicia Jerónimo Mejía continúe por diez años más en el cargo quedaron en el ambiente.

‘Todas las opciones están abiertas', respondió el presidente de la República, Juan Carlos Varela, al ser cuestionado por los periodistas sobre la posibilidad de designar a Mejía por otros diez años como magistrado d6e la Sala Penal de la Corte.

Aunque el Consejo de Gabinete evalúa el listado de 20 aspirantes a la Corte Suprema de Justicia que envió el Pacto de Estado por la Justicia al Ejecutivo, Varela indicó que no descarta ‘nominar fuera de la lista'.

‘No dudo de la capacidad del magistrado Mejía, pero dejaría un mal sabor en la administración de justicia',

ALFONSO FRAGUELA

COLEGIO DE ABOGADOS

El plazo de nombramiento por diez años del magistrado Mejía, al igual que del magistrado Oydén Ortega, se cumplió el pasado 31 de diciembre, y aunque el mandatario designó sus reemplazos (la fiscal Zuleyka Moore y Ana Lucrecia Tovar), la Asamblea Nacional de Diputados no las ratificó el pasado 30 de enero. Desde entonces, los magistrados Mejía y Ortega permanecen en sus cargos, a la espera del reemplazo.

El rechazo de los diputados de la Asamblea Nacional, especialmente de las dos bancadas opositoras del Partido Revolucionario Democrático y Cambio Democrático, para ratificar las dos designaciones del Ejecutivo puso al magistrado Mejía en el centro del proceso contra el expresidente Ricardo Martinelli por el caso relacionado con los pinch azos telefónicos.

Mejía fue designado juez de garantías del caso en junio de 2015, cuando el Pleno de la Corte admitió la investigación contra el expresidente.

El proceso contra Martinelli tomó fuerza en junio de este año, cuando el exmandatario fue extraditado desde Estados Unidos. Un mes antes, en mayo, el Pacto de Estado por la Justicia había iniciado las entrevistas de los 20 aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia que había enviado el Ejecutivo en un intento del gobierno para buscar nombres de consensos para magistrado.

Al mismo tiempo que se adelantaba a paso de tortuga la designación de los nuevos magistrados, Mejía tomaba decisiones trascendentales sobre el caso Martinelli, como mantener la competencia de la Corte Suprema de Justicia para continuar con el proceso, luego de un intento del expresidente de zafarse de la Corte al renunciar como diputado del Parlamento Centroamericano, una decisión que aún está pendiente de un fallo del Pleno de la Corte.

Alfonso Fraguela, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, que forma parte del Pacto de Estado por la Justicia, no duda de la capacidad de Mejía para ejercer el cargo de magistrado; sin embargo, su designación por otros diez años ‘dejaría un sabor amargo' en la administración de justicia, porque se vería como un ‘premio' por sus actuaciones en el caso Martinelli.

Además, el abogado dijo que si bien es cierto que constitucionalmente el Ejecutivo tiene la prerrogativa de designar a magistrados de la Corte, sería una ‘burla' para el Pacto de Estado y para los aspirantes que presentaron sus documentos a la Presidencia designar una persona fuera de la lista.

El Ejecutivo tiene previsto designar los dos nuevos magistrados en los próximos días y enviar la documentación a la Asamblea Nacional para su ratificación en sesiones extraordinarias, previstas para que inicien en la tercera semana de noviembre.

Varela informó que, además de los magistrados, la agenda para la sesiones extraordinarias incluye la ratificación de un directivo del Banco Nacional, la ratificación del nuevo director de la Caja de Seguro Social y el proyecto de ley 591, que penaliza la evasión fiscal y que fue aprobado en primer debate el pasado martes.

El mandatario también dejó entrever que definirá la condición del magistrado suplente Abel Zamorano, que desde marzo de 2015 ejerce como titular, luego de que el entonces magistrado Alejandro Moncada Luna recibiera una condena de cinco años por enriquecimiento injustificado y falsedad ideológica.