La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

La SPIA exige al Gobierno Nacional que desista de la confrontación y amenazas

Estas declaraciones de la SPIA se dan luego de las recientes detenciones de productores del agro

Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos.

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), manifestó su preocupación en torno al resguardo de la democracia en el país.

A través de un comunicado, indicaron que "la democracia en todo Estado de Derecho se consolida mediante el diálogo y el intercambio de ideas que conduzcan tanto a gobernados como gobernantes a encontrar las salidas adecuadas a los problemas que impactan negativamente en el desarrollo nacional".

"Estos preceptos democráticos han sido desvirtuados en contra, precisamente de uno de los sectores representativos de la economía primaria y que representan nuestra soberanía alimentaria; el sector agropecuario, hoy sumido en una grave crisis debido a la ausencia de respuestas del Gobierno Nacional a una serie de distorsiones del mercado, que ponen en peligro la subsistencia de miles de familias campesinas y,por ende, la comida de toda una población", reza el texto.

La democracia en todo Estado de Derecho se consolida mediante el diálogo y el intercambio de ideas que conduzcan tanto a gobernados como gobernantes a encontrar las salidas adecuadas a los problemas que impactan negativamente en el desarrollo nacional.

La detención de seis productores por el solo hecho de hacer valer su derecho constitucional de protesta, es una medida extrema y antidemocrática que no ofrece espacio a la concordia ni al diálogo, sino más bien genera un ambiente de terror e incertidumbre que no ayuda a la democracia que todos debemos construir por Panamá.

La represión no es la herramienta idónea para atender los ingentes problemas del país, máxime cuando se utiliza en contra de ciudadanos que defienden los intereses nacionales, amenazados por una política económica dirigida a destruir el sector agropecuario.

La SPIA exige al Gobierno Nacional que desista de la confrontación y las amenazas, que le dé la bienvenida a diálogo sensato, sin precondiciones y con las respuestas que demanda el sector agropecuario.

Que el slogan del "Pueblo Primero", se erija en una realidad y no en otro espejismo de decepción y ausencia de liderazgo.