La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Panamá dice que las 'app' de comida a domicilio deben ser reguladas

La ministra de Trabajo, Zulphy Santamaría, dijo que las aplicaciones de reparto son cada vez más populares, pero que los servicios que presentan son "un área gris que debemos regular"

El Gobierno de Panamá se mostró hoy favorable a regular las plataformas tecnológicas de comida a domicilio, como Glovo o Apetito 24, para evitar los abusos laborales y proteger a los repartidores que se mueven por la ciudad en bici o motocicletas.

La ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Zulphy Santamaría, dijo este martes que las aplicaciones de reparto son cada vez más populares en Panamá, pero que los servicios que presentan son "un área gris que debemos regular".

"Cuando nosotros observamos algunas de estas plataformas, observamos que hay personas que prestan servicios a diferentes lugares, sin horario específico, sin subordinación jurídica", explicó.

Santamaría reconoció, sin embargo, que la regulación de estos servicios de "delivery" (reparto) es una tarea "compleja", que requiere tiempo y que tendrá que ser abordada por el Gobierno que salga de las elecciones generales del próximo mayo.

"No se va a regular en estos seis meses, ojalá se pudiera hacer, pero es una discusión muy profunda y muy delicada que Panamá como país en algún momento va a tener que enfrentar", afirmó la ministra en una rueda de prensa en la que hizo un balance de su gestión a seis meses de dejar el cargo.

Estas empresas permiten al cliente pedir comida desde una plicación sin necesidad de llamar por teléfono y ofrecen al cliente una amplia gama de restaurantes y un rápido servicio de reparto.

El Gobierno panameño ya reguló en 2018 las plataformas tecnológicas de transporte, como Uber y Cabify, que también son muy populares en el país debido a la baja calidad de los taxis tradicionales y la arbitrariedad con la que los conductores determinan las tarifas.

Ante el creciente descontento del sector del taxi, la nueva legislación estableció que los conductores de estas aplicaciones solo pueden ser ciudadanos panameños mayores de 21 años con una licencia de tipo E1, que la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) expide exclusivamente a nacionales.