Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Estados Unidos y la Aeronaval inauguran hangar en Darién

La construcción de este hangar tomó aproximadamente un año y tuvo un costo de $2.1 millones de dólares

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, Jonattan Del Rosario y la encargada de Negocios, A.I. de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, Roxanne Cabral, inauguraron este martes un hangar en la Base Aérea Mayor Salvador Córdoba de Nicanor, Darién, donado por el gobierno norteamericano para las operaciones del Servicio Nacional Aeronaval y del resto de la Fuerza Pública para reforzar la seguridad y combatir el narcotráfico.

La Encargada de Negocios destacó en su discurso las excelentes relaciones y positiva cooperación entre los dos países y recibió una placa de agradecimiento por parte del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), a nombre del director General, Comandante Gilberto Méndez.

De acuerdo con información oficial, la construcción de este hangar tomó aproximadamente un año y tuvo un costo de $2.1 millones de dólares y además de esta estructura con adecuaciones modernas, se recibieron equipos donados al Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) y a la Unidad Táctica de Operaciones Antidroga (UTOA), los que ascendieron a 2 millones 45,757 y 760.712 de dólares, respectivamente.

El gobierno norteamericano hizo formal entrega de vehículos y equipamiento destinados a fortalecer las capacidades de los estamentos de seguridad en su lucha contra el crimen organizado, donde ambos funcionarios participaron en la ceremonia de entrega de equipos al SENAFRONT y a la (UTOA) de la Policía Nacional.

Panamá y Estados Unidos estrechan así la cooperación en materia de migración y seguridad fronteriza, en una actividad donde también asistieron el director del SENAFRONT, Eric Estrada y el director de la Policía Nacional, Alonso Vega Pino, entre otros invitados especiales.

El encuentro bilateral comprendió visitas a los puestos fronterizos y centros migratorios de Paso Canoas, en Chiriquí y Meteti, Nicanor y Penusa, en Darién, donde se observará de primera mano los procedimientos y sistemas de recopilación de información biornétrica de individuos que cruzan las fronteras panameñas.

Subrayó el Ministro Del Rosario en su discurso que durante los 55 meses de la administración del Presidente de la República, Juan Carlos Varela, se han reforzado las fronteras panameñas, con el propósito de brindar protección a la población, evitar el ingreso de grupos insurgentes o personas que intentan trasgredir las leyes nacionales y los controles de seguridad fronteriza.

Cabral destacó que los Gobiernos de Panamá y Estados Unidos continúan desarrollando de manera conjunta, programas y proyectos para contrarrestar la influencia de las organizaciones criminales transnacionales en el continente americano.

Por su parte, la Encargada de Negocios afirmó que la recolección de datos biométricos en los puntos de entrada al país beneficia tanto a Panamá como a Estados Unidos, ya que permite a las autoridades de ambos paises enfrentar la migración irregular en la región de manera más eficiente y resguardar a sus ciudadanos de individuos que puedan suponer una amenaza a la seguridad colectiva.