Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Nacional

Más inmigrantes llegan al pueblo de Puerto Obaldía

El ministro de Seguridad, Jonattan Del Rosario, confirmó que durante el fin de semana y hasta este martes han ingresado 720 inmigrantes irregulares a territorio nacional. Entre ellos, hay ocho embarazadas

Los inmigrantes son atendidos para evaluar su situación de salud.

Este martes, la Fuerza de Tarea Conjunta trasladó 11,700 libras de ‘ayuda humanitaria' entre comida, agua y medicamentos a Puerto Obaldía para los inmigrantes que entraron al país de manera irregular. El ministro de Seguridad, Jonattan Del Rosario, confirmó que durante el fin de semana entraron al país, cruzando la selva desde Colombia, 720 inmigrantes, la mayoría cubanos.

Entre los inmigrantes se encuentran ocho mujeres embarazadas y el Ministerio de Salud (Minsa) ha detectado seis casos de malaria.

El ministro Del Rosario indicó que los 720 inmigrantes permanecen en Puerto Obaldía y que se activó la Fuerza de Tarea Conjunta para atender esta nueva ola de inmigración irregular. Dijo que mantiene comunicación con las autoridades del vecino país de Colombia y hasta este martes, del otro lado de la frontera no había flujo masivo de inmigrantes.

‘Tenemos que estar claros que estos flujos se mantienen en constante desarrollo', dijo el ministro. Insistió en que en Puerto Obaldía se encuentra el Servicio Nacional de Migración y el Minsa atendiendo la situación, además del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y del Servicio Nacional de Frontera (Senafront).

El ministro indicó que lo más importante es mantener el control de los inmigrantes para garantizar su salida del país. Dijo que la próxima semana sostendrá una reunión bilateral con las autoridades de Costa Rica para analizar esta nueva ola de inmigración.

Sin embargo, aún no tiene la fecha exacta de la reunión y que en estos momentos ‘afinan la agenda' del encuentro.

El ministro Del Rosario indicó que al mismo tiempo que los inmigrantes son atendidos por las autoridades de salud, se adelanta el proceso de verificación de sus datos para cotejarlos con la base de otros países para determinar si tienen antecedentes penales o si representan un peligro de seguridad para la región.

AYUDA Y ENFERMEDAD

El gobierno trasladó 11,700 libras de ayuda humanitaria entre comida, agua y medicamentos

El Ministerio de Salud detectó seis casos de malaria y que los inmigrantes fueron atendidos.

Las autoridades Panamá y Costa Rica sostendrán una reunión la próxima semana para analizar esta nueva ola de inmigrantes.

‘Si tienen antecedentes penales se toman las medidas de acuerdo a nuestra legislación', indicó. Se evalúa caso por caso para determinar la medida de migración, que puede ser una salida del país voluntaria o una deportación.

Explicó que en los casos de una salida voluntaria, las autoridades panameñas estarán pendientes de que los inmigrantes abandonen el país. Por el momento, dijo, los inmigrantes deberán buscar los mecanismos de transporte para su salida del país, sin embargo, aclaró que por un tema humanitario no pueden permitir que utilicen medios de transporte que no sean seguros.

Los inmigrantes se mantienen alrededor de la escuela de Puerto Obaldía y, a juicio del ministro, la situación no afectará el inició de clases previsto para el próximo lunes 11 de marzo.

Explicó que esperan que para esa fecha se haya solucionado o por lo menos mermado la cantidad de inmigrantes en el pueblo. Además, que se pueden habilitar los dos albergues en la provincia de Darién que se construyeron durante la última crisis migratoria que se registró en el 2015.

Isaías Cedeño, epidemiólogo del Minsa, indicó que los seis casos de malaria detectados fueron controlados y están en tratamiento, y que ‘al momento no se puede hablar de una alerta sanitaria'.

Dijo que en esta región del país todos los años se detectan casos de malaria, pero el virus más letal de la malaria ha sido controlado como consecuencia del trabajo que han hecho el Minsa y el Instituto Gorgas en toda la región.

Informó que estas personas no contrajeron la malaria en Panamá.