Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Nacional

Fiscal califica el caso ‘pinchazos' como un verdadero ‘David y Goliat'

El fiscal Ricaurte González se siente como ‘David' en la batalla para demostrar al Tribunal que Martinelli fue el autor de los ‘pinchazos', mientras que el Goliat de la historia, la defensa, lo acusa de mentir a la prensa y crear falsas expectativas sobre las evidencias en el juicio

Fiscal califica el caso ‘pinchazos' como un verdadero ‘David y Goliat'
Ricaurte González, fiscal del caso , dice que no han mostrado todas sus armas y que la defensa miente.

El fiscal Ricaurte González, vocero del equipo del Ministerio Público en el juicio oral contra el expresidente Ricardo Martinelli, compara su batalla con la pelea entre David y Goliat, en la que el gigante está representado por la defensa y él es David, el hombre que afirma que solamente ha enseñado a la contraparte la onda, y aún no muestra la piedra.

El Goliat del proceso lo señala de mentir a la prensa, de crear falsas expectativas con respecto a las evidencias que extrae y reproduce de un disco compacto que no guarda las garantías de la cadena de custodia que debe tener toda prueba en un juicio.

El fiscal sostiene que poco a poco ha llevado el proceso del juicio oral en el que se descubrirá la verdad sobre los seguimientos, intervenciones telefónicas y otras ilegalidades cuya autoría atribuye al exgobernante.

En eso se han centrado las discusiones entre la Fiscalía Contra el Crimen Organizado y la defensa del expresidente Martinelli: en la validez o no del disco compacto marca Maxell color gris que, al momento de ser presentado para su reconocimiento, el perito Luis Rivera Calles, jefe de informática del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, dijo que tenía el sello roto y que no se encontraba en las condiciones que lo había dejado el 14 de agosto de 2014, día en que efectuó una diligencia de inspección ocular al Consejo de Seguridad.

Aquel día, el perito recopiló en varios discos compactos lo que había extraído del correo ‘brad.pty507@gmail.com ', donde se encontraba el material sensitivo que hoy se exhibe en el juicio a puerta cerrada y sin la presencia de la prensa para no revictimizar a las personas intervenidas de forma ilegal entre los años 2012-2014.

‘Yo siento que el fiscal los está engañando, les está dando falsas expectativas, porque si el director de informática dice que no se hace responsable por el disco, entonces les están dando falsas expectativas. Si usted rompe el embalaje, no importa que la persona diga que ya lo vio en una oportunidad, queda inmediatamente viciado. Eso no lo digo yo, lo dicen los estándares internacionales, lo dice la Ley', señaló Sidney Sittón, abogado de la defensa.

‘Yo no he venido a mentir a nadie, yo he venido a decir una verdad. Los audios son de diferentes personas de la vida pública y política, son de mujeres y hombres. Se trata de conversaciones de audio ambiente y comunicaciones vía telefónica, y ellos tendrán que explicar cómo es que esto no tienen ninguna relación con el acusado', recalcó el fiscal después de que el jurista hablara con la prensa.

Los dimes y diretes entre las partes en cuanto a la mismidad y validez de la evidencia deberán ser analizados por el Tribunal al momento de emitir un dictamen. Para contrarrestar los alegatos de la defensa, el fiscal tiene planeado traer el viernes dos manuales de cadena de custodia con los que, supuestamente, restaría importancia a los argumentos de la defensa.

El dispositivo del que se habla constantemente en el juicio oral contra el expresidente Martinelli contiene archivos de documentos de texto, en formato Excel, audios y videos, seguimientos, agendas, reuniones en las que participaron sindicalistas. Prácticamente es una de las pruebas reina de la fiscalía.

Este material estaba distribuido en cuatro carpetas que en total contienen 195 archivos, aunque anteriormente la fiscalía contó 110.

La fiscalía logró que durante la sesión el jueves se reprodujeran tres grabaciones de hombres y mujeres de la vida pública, relacionados a partidos políticos.

El fiscal González defiende la evidencia reiterando que el perito reconoció todo el material que se proyectó y se reprodujo, con el mismo orden que fue grabado hace cinco años, lo que para la fiscalía garantiza el principio de mismidad; es decir, que se trata del mismo disco que él grabó en su momento.

‘La mañana del jueves, el tribunal escuchó tres audios que el perito ha reconocido, dijo que son los que escuchó en agosto de 2014', añadió el fiscal.

Insiste en que la defensa tendrá que explicar por qué los tenían, qué querían hacer con esa información y para qué la tenían preservada.

La defensa ha anunciado que efectuará un contrainterrogatorio épico al perito Rivera Calles en el que intentará echar por tierra las evidencias de los discos compactos que contienen material sensitivo de las víctimas. El abogado Sittón dijo no sentirse nervioso o preocupado por la exposición de los audios; al contrario, dijo, ‘nos sentimos felices'.

SUSPENSIÓN POR AMPARO

En tanto, ayer por la tarde el Tribunal fue notificado del amparo de garantías que presentó el Ministerio Público cuando el juez Roberto Tejeira no había dado autorización para la reproducción del disco compacto que contenía el material sensitivo.

El otro amparo lo interpuso la defensa para evitar que se exhiba el contenido. El juicio fue suspendido en horas de la tarde de este jueves para dar tiempo al Tribunal para responder el recurso.

La sesión se reinicia esta mañana, fecha en que el fiscal se comprometió a llevar al juicio dos manuales de cadena de custodia, uno de año 2011 y otro del 2015, ‘para que la ciudadanía tenga información sobre los procesos de cadena de custodia que ha atacado la defensa, la condición de las evidencias digitales en esos años y cuándo inicia la obligatoriedad de este tipo de medidas para garantizar las evidencias digitales'.

Además del disco compacto al que tanto aluden las partes, existen cuatro discos más en perfectas condiciones; es decir, que mantienen intacto el sello que debe garantizar su integridad.

Al ser preguntado el perito sobre las causas que podrían haber alterado el sello del disco compacto marca Maxell, respondió que podría deberse a la intervención de la mano del hombre, por el paso del tiempo o incluso por el polvo o el sereno.

La fiscalía no ha ofrecido una explicación oficial sobre las condiciones que presenta la evidencia que se encontraba en el Almacén de Custodia del Ministerio Público.