Temas Especiales

08 de Aug de 2020

Nacional

La Línea 2 del Metro y la resistencia a la modernización del transporte público

Hace una semana entró en operación la Línea 2 del Metro de Panamá que, en teoría, ayudaría a resolver la movilidad urbana. Un exdirector de la ATTT y un ingeniero civil analizan la transformación del sistema

FERNANDO DÍAZ JARAMILLO | INGENIERO CIVIL

LA DINÁMICA URBANA CONTINUARÁ MUTANDO HACIA CONVERTIRNOS EN UNA CIUDAD MÁS A ESCALA HUMANA, DIGNIFICANDO A LOS PEATONES Y USUARIOS DEL TRANSPORTE

CON LA ENTRADA DE LA LÍNEA 2 DEL METRO, ¿QUÉ CAMBIOS SUSTANCIALES USTED CREE SE DAN EN EL TRANSPORTE PÚBLICO DE PASAJEROS?

El inicio de operación de la línea 2 establece un cambio trascendental en la movilidad del este de la ciudad, ya que un porcentaje importante de la población del área metropolitana reside en este sector. Las consecuencias positivas serán percibidas de maneras muy diversas, llegando incluso a mejorar la productividad de los trabajadores y estudiantes, que ahora dedicarán mucho menos tiempo, esfuerzo y dinero a su movilización hacia y desde sus centros de trabajo y estudio, impulsando nuestra economía y elevando su calidad de vida. La propia dinámica urbana continuará mutando hacia convertirnos en una ciudad más a escala humana, dignificando a los peatones y usuarios del transporte público, que son la mayoría de la población, y no han sido vistos como prioridad hasta ahora.

EL ACTUAL GOBIERNO ADJUDICÓ EL RAMAL HASTA EL AEROPUERTO DE TOCUMEN Y LICITÓ LA LÍNEA 3; SIN EMBARGO, QUEDA PENDIENTE LA CONEXIÓN POR LA TUMBA MUERTO. ¿CONSIDERA QUE EL PRÓXIMO GOBIERNO DEBERÁ REALIZAR ESTE PROYECTO O SE DEBE ESPERAR LOS PRÓXIMOS QUINQUENIOS, TOMANDO EN CUENTA EL NIVEL DE ENDEUDAMIENTO QUE IMPLICA?

La línea 2A (continuación de la Línea 2 desde San Miguelito hasta el Parque Urracá) resulta necesaria y debe ser prioritaria en la proyección de las siguientes inversiones de la red del metro, atendiendo al hecho de que la actual estación terminal en San Miguelito llegará a su capacidad de atención de pasajeros en 2024. Si la extensión no entra en operación en una fecha cercana a ese límite, el servicio dejará de ser óptimo por la creación de un cuello de botella. Si bien se trata de una inversión importante en su magnitud, los réditos para la ciudad y el país son cuantificables y nuestras finanzas públicas lo permiten.

CUANDO SE EMPEZÓ A CONSTRUIR LA LÍNEA 1 DEL METRO, MUCHO SE HABLÓ DE QUE AYUDARÍA A MEJORAR EL TRÁFICO VEHICULAR PORQUE LAS PERSONAS DEJARÍAN DE USAR EL AUTO PARTICULAR. ¿PIENSA QUE ESO SE HA LOGRADO?

Si bien algunas personas con trayectos coincidentes han tomado la decisión de utilizar el transporte masivo en lugar de su vehículo particular, el hecho de que la red aún está en sus etapas iniciales, y que la coordinación con el sistema metrobús sólo comienza a darse, hace que la mayoría de los propietarios de vehículos sigan utilizándolos como primera opción y el congestionamiento se mantenga o tienda a empeorar. El avance del Plan Maestro del Metro y la conversión del metrobús en un real alimentador del mismo con rutas transversales, contribuirá a sumar a nuevos usuarios al sistema y restar vehículos particulares en números significativos. Una política de desincentivo del uso del vehículo particular deberá ponerse en marcha, iniciando con la decisión frontal de priorizar las inversiones públicas en transporte público y masivo, así como en facilidades peatonales seguras y dignas que lo complementen, sobre las tradicionales y nada efectivas ampliaciones de vías.

TODAVÍA SEGUIMOS VIENDO DIABLOS ROJOS. ¿QUÉ ANÁLISIS AMERITA ESTA REALIDAD?

La falta de una adecuada planificación urbana ha llevado a la Ciudad de Panamá a crecer a distancias que resultan un reto para que el Estado provea todo tipo de servicios, incluyendo el transporte. Ordenar decididamente nuestro territorio para que no se siga urbanizando fuera del alcance de los sistemas de transporte y sumar inversiones al sistema formal de transporte masivo, harán posible la prohibición absoluta de la operación de vehículos remanentes de épocas pasadas. Estos vehículos no pueden de ninguna forma operar en aquellas rutas o sectores donde el sistema formal ya es una opción, y esa es una medida que ya se puede tomar en muchos lugares ahora servidos por el sistema metro-metrobús.

LOS LLAMADOS ‘BUSES PIRATA' PIDEN UNA INDEMNIZACIÓN PARA SALIR DEL SISTEMA. ¿QUÉ PIENSA?

La falta de capacidad de proveer soluciones formales llevó a las autoridades a la equivocada decisión de semiformalizar un transporte irregular y peligroso, sin garantía alguna para los usuarios. Ahora nos encontramos en una encrucijada en la que los operadores sienten que prestaron un servicio al Estado en un momento de necesidad y su salida debe incluir una indemnización, siendo que el cese de operación de estos vehículos va en el mejor interés de la colectividad y que el proceso debe ser lo más rápido e indoloro posible. Una salida negociada puede ser viable, siempre que se haga de una forma más ordenada y definitiva que aquella formulada para los ‘diablos rojos'.

OVIGILDO HERRERA | CONSULTOR

EL PRÓXIMO GOBIERNO DEBE EJECUTAR LO ADJUDICADO Y LICITADO POR EL GOBIERNO Y DAR UN ESPACIO POR LO MENOS DE 10 AÑOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA CONEXIÓN POR TUMBA MUERTO

CON LA ENTRADA DE LA LÍNEA 2 DEL METRO DE PANAMÁ, ¿QUÉ CAMBIOS SUSTANCIALES USTED CREE SE DAN EN EL TRANSPORTE PÚBLICO DE PASAJEROS?

Con la entrada de la Línea 2 del Metro se mejorará sustancialmente en calidad y tiempo de trayecto el transporte de cerca de medio millón de usuarios del este de la ciudad capital, más de un centenar de comunidades se beneficiarán con esta línea. Esto también abre una ventana de oportunidades para el reordenamiento total del transporte en esta área tan populosa del distrito de Panamá. Incluso me atrevo a asegurar que sus beneficios llegan hasta más allá del distrito de Chepo.

EL ACTUAL GOBIERNO ADJUDICÓ EL RAMAL HASTA EL AEROPUERTO DE TOCUMEN Y LICITÓ LA LÍNEA 3; SIN EMBARGO, QUEDA PENDIENTE LA CONEXIÓN POR LA TUMBA MUERTO. ¿CONSIDERA QUE EL PRÓXIMO GOBIERNO DEBERÁ REALIZAR ESTE PROYECTO O SE DEBE ESPERAR LOS PRÓXIMOS QUINQUENIOS, TOMANDO EN CUENTA EL NIVEL DE ENDEUDAMIENTO QUE IMPLICA?

En mi opinión, el próximo gobierno debe ejecutar lo adjudicado y licitado por el actual gobierno, y dar un espacio por lo menos de diez años para la construcción de la conexión por Tumba Muerto, toda vez que las líneas 1 y 2 moverán más de 800,000 usuarios que son el grueso de los pasajeros del distrito capital. Por otro lado, ciertamente debemos pensar en el nivel de endeudamiento en este rubro, por lo cual un período de espera se hace necesario.

CUANDO SE EMPEZÓ A CONSTRUIR LA LÍNEA 1 DEL METRO, MUCHO SE HABLÓ DE QUE AYUDARÍA A MEJORAR EL TRÁFICO VEHICULAR PORQUE LAS PERSONAS DEJARÍAN DE USAR EL AUTO PARTICULAR. ¿PIENSA QUE ESO SE HA LOGRADO?

El problema del tráfico vehicular tiene otras aristas además de la puesta en funcionamiento del metro. Todavía las rutas alimentadoras del metro no funcionan al 100% como debe ser, lo que ocasiona en muchos casos que los propietarios de vehículos en la ruta del metro no tengan transportación adecuada para salir de sus residencias a las estaciones del metro. Por otro lado, no hay áreas de estacionamientos adecuadas para que los usuarios puedan dejar sus vehículos y tomar el metro en una forma eficiente y al alcance de su bolsillo, pues las pocas áreas de estacionamientos privados que existen tienen tarifas demasiado elevadas.

TODAVÍA SEGUIMOS VIENDO DIABLOS ROJOS. ¿QUÉ ANÁLISIS AMERITA ESTA SITUACIÓN?

El hecho de que todavía haya diablos rojos, a mi modo de ver, tiene dos causas. Una, los que están en rutas del centro de la ciudad y San Miguelito son ‘piratas' y deberían de ser sacados de circulación por la ATTT. Entiendo que con los llamados diablos verdes, que son los de la Cooperativa de Pacora y Chepo, aún no se ha terminado el proceso de indemnización y reemplazo de unidades. En cualquier caso, ya es tiempo de que la ATTT finiquite estas situaciones y ponga orden en el sistema.

LOS LLAMADOS ‘BUSES PIRATA' PIDEN UNA INDEMNIZACIÓN PARA SALIR DEL SISTEMA. ¿QUÉ PIENSA?

Para mí esa solicitud de indemnización está totalmente fuera de lugar y es consecuencia de la falta de carácter y de voluntad política de nuestras autoridades, desde el presidente de la República —que fue el padrino de este relajo y ahora se quiere limpiar— para abajo. Mientras no haya orden , disciplina e independencia en el manejo de la ATTT y las decisiones sean coyunturales y no políticas, el desorden y el desmadre que existen en el transporte seguirán en aumento. Podemos invertir todos los miles de millones que queramos, podemos subsidiar el pasaje y al metrobús; mientras no haya orden y cumplimiento de la ley y los reglamentos, no habrá plan de modernización del transporte que resulte en Panamá.