Temas Especiales

22 de May de 2022

Nacional

Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología rechaza proyecto de ley 018

El gremio de doctores rechaza también el proyecto que da identidad a no natos y crea un registro de fetos fallecidos en el vientre

Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología rechaza proyecto de ley 018
Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología rechaza proyecto de ley 018

Obstetras y ginecólogos agrupados en la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología se unieron al rechazo del proyecto de ley N° 018 que da identidad para bebés fallecidos en el vientre materno, prohijado el pasado 1 de agosto por la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional.

Consideran que el mismo viola los derechos a la vida y salud de la mujer, contemplados en la Constitución Nacional y Código Civil de la República de Panamá, además de hacer la salvedad de que la normativa actual obliga al personal sanitario a registrar todos los embarazos y cómo culminan, llámese aborto, ectópico o muerte perinatal. Esta última incluye muerte fetal tardía (intrautero) y neonatal temprana, explican en un comunicado.

Según el gremio, el registro es muy diferente a la llamada certificación, que "tiene connotaciones legales"  y que "certifica un acto que después tendrá repercusiones o acciones, como adquirir derechos y deberes".

Los galenos temen que el proyecto pueda convertirse en una herramienta legal para penalizar la interrupción involuntaria o terapéutica de un embarazo, que esté amparado en un marco legal y realizado con autorización previa de un comité multidisciplinario, sólo bajo tres condiciones específicas: porque pone en peligro la vida de la madre, porque existe un diagnóstico fetal incompatible con la vida y porque es producto de un delito social y sexual como la violación.

Asimismo, considera que el mismo pudiera representar la posibilidad de pena para aquellos profesionales de la salud que deban atender a las mujeres en estas condiciones.

Concluyen que la aprobación de este proyecto pudiera incitar al aumento de la realización de abortos inseguros, fuera de las instalaciones sanitarias y con la debida supervisión profesional, lo que 'sin duda pone en riesgo la vida de las madres'.