La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Nacional

Tres de cada 10 niños nacen por cesárea en Panamá

La OMS recomienda una tasa de entre 10 y 15% de nacimientos por cesárea, mientras que Panamá tiene una tasa entre 27 y 29%, por encima de la recomendada.

Nacimiento por cesárea

La incidencia de nacimientos por cesárea en Panamá está entre 27 y 29%. Es decir, casi tres de cada diez niños que nacen en los hospitales públicos y privados del país, lo hacen por cesárea.

La cesárea es el procedimiento quirúrgico donde se abre el vientre de la madre para sacar al recién nacido. Es contrario al parto natural, donde el bebé sale por el canal vaginal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda una tasa ‘ideal' de nacimientos por cesárea de entre 10 y 15%, una recomendación que que data de 1985. Panamá está por encima de lo recomendado por la OMS, pero según la doctora Isabel Lloyd, vicepresidenta de la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología y quien se autodefine como ‘pro parto', aunque estemos por encima de lo que recomienda la OMS, no estamos tan elevados como otros países.

Ahora, aclara la especialista, si segregamos los nacimientos por cesárea de hospiales públicos y privados, quizás la desproporción sea mayor.

Cifras del Instituto de Estadística y Censo del año 2013 denotan una mayor incidencia de cesárea en las provincias de Los Santos (48.4% de todos los nacimientos registrados ese año fueron por cesárea); Herrera (35.6%); Veraguas (35%); Chiriquí (34.2%), Panamá (33.9%) y Coclé (31.8%). El resto de las provincias y las comarcas tenían porcentajes de nacimientos por cesárea menores al 15% para el año 2013.

Riesgos vs beneficios

La OMS plantea que la cesárea justificada desde el punto de vista médico, es eficaz para ‘prevenir la morbimortalidad materna y perinatal'. Sin embargo, aclaran que ‘no están demostrados los beneficios del parto por cesárea para las mujeres o los neonatos en quienes este procedimiento resulta innecesario'.

Además, en su última declaración sobre tasas de cesárea que como en cualquier otra cirugía, ‘la cesárea está asociada a riesgos a corto y a largo plazo que pueden perdurar por muchos años después de la intervención y afectar a la salud de la mujer, y del neonato, así como a cualquier embarazo futuro', con el agravante de que esos riesgos son mayores en las mujeres con escaso acceso a una atención obstétrica integral.

Por otro lado, Lloyd admite que ‘hasta cierto punto', la cesárea es menos traumática para el bebé porque este no atraviesa el canal de parto, que es a base de hueso y músculo, sino que solo atraviesa la pared abdominal que solo es músculo, evitando esa comprensión en el tórax y en la cabeza. ‘Para la madre sí es más traumático, porque laa recupracion es más larga. Dependiendo del umbral de dolor de la paciente, puede ir entre cuatro semananas a ocho, mientras que con un parto natural, a las cuatro horas ya la paciente puede estar caminando', concluye.

Cesárea ‘de primera intención'

Las cesáreas de primera intención son aquellas que piden las pacientes, algo que no recomienda la OMS y que la especialista consultada refuta como ginecóloga ‘pro parto'.

No son tan comunes en Panamá, además de que la tendencia que observan desde la SPOG es hacia el parto natural. ‘Las pacientes están pidiendo más parto natural que antes'.

En los casos en los que sí hay que hacerla es cuando el bebé no está en posición para nacer, está sentado, cuando el bebé es prematuro o presenta alguna condición en la que el paso por el canal vaginal podría empeorar, cuando la madre haya tenido ya un parto por cesárea y no hayan pasado al menos dos años, o cuando la madre sufre de alguna condición médica como preclampsia, hipertensión, entre otras enfermedades.

En el caso de las madres que han tenido ya un hijo por cesárea y quedan embarazadas nuevamente, pueden tener un parto normal siempre que hayan pasado al menos dos años de la operación. El bebé tiene que ser de peso normal, la labor de parto haya iniciado espontáneamente, no tener ninguna enfermedad añadida y que el bebé esté en posición. Además que el médico debe quedarse todo el tiempo al lado de la madre —no puede ir a hacer consultras o rondas— porque si hay una complicación, debe pasar inmediatamente al quirófano, reseñó Lloyd.