La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

El cargo del Presidente de la República es de los peor pagados por el Estado

Recibe un sueldo de $7 mil mensuales, mientras que los directores de la Policía, magistrados de la Corte y del Tribunal de Cuentas, así como directores de estamentos de seguridad, ganan más que el jefe

El actual mandatario, Laurentino Cortizo.Archivo | La Estrella de Panamá

El funcionario mejor pagado no es el presidente de la República, como muchos pensarían, sino el director de la Policía Nacional, Jorge Miranda, quien recibe un sueldo mensual de $11,024. El segundo mejor pagado es otro policía, Juan Pino, director del Servicio Nacional Aeronaval, cuyo ingreso es de $10,884 (ver tabla). Esto sin contar con los registros de la Autoridad del Canal de Panamá.

Tomando en cuenta el cargo jerárquico de un mandatario, podríamos decir que es uno de los peor remunerados. Eso sí, es la figura que ostenta más poder, especialmente en Panamá, un país centralista en el que la orden de mando emana generalmente desde la Presidencia. El salario mensual del Presidente es de $4 mil más $3 mil en gastos de representación. Fiscales superiores, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, magistrados del Tribunal Electoral, de la Fiscalía de Cuentas, directores de entidades, procuradores, médicos y hasta defensores de oficio ganan más que el mandatario.

El cargo del Presidente de la República es de los peor pagados por el Estado

La comparación motiva a reflexionar sobre jerarquías y responsabilidades vs. salarios. Llama la atención que el sueldo promedio de los funcionarios ronda los $1,318.

En el caso del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, su director es el tercer mejor pagado, según el portal Planillapty.com, de donde se extrajo esta información. El director del Imelcf recibe $10,746 al mes. El instituto es una entidad dedicada a la investigación criminal, columna vertebral de la carga probatoria a la hora de proporcionar evidencias en los juzgados, pero curiosamente trabaja con la mitad del presupuesto que pidió a la Asamblea Nacional, a pesar de la entrada en vigencia del Sistema Penal Acusatorio. Este ejemplo podría replicarse en docenas de instituciones, algunas en las que sus funcionarios han solicitado ajustes salariales o ganan por debajo de los mil dólares.

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, así como del Tribunal de Cuentas, el fiscal General Electoral, la Procuradora General de la Nación y directores de estamentos de seguridad (Servicio de Protección Institucional, Servicio Nacional de Fronteras) ostentan ingresos por $10 mil mensuales.

Jacinto Gómez, exsubdirector de la Policía Nacional, aparece en la tabla como subdirector del Ministerio de Seguridad, ya que fue enviado de vacaciones hasta fin de año.

Los datos están publicados en el portal Planillapty.com, página que se presentó el pasado viernes al público en un evento organizado por el Centro Latinoamericano de Periodismo (Celap) y el International Center For Journalism (ICFJ), en el que también se dieron a conocer cinco portales más cuyo propósito es ofrecer datos abiertos a la ciudadanía.

En el portal Planilla pty se puede buscar el nombre del funcionario cuyo salario aparezca en la Contraloría General de la Nación.

Además, aporta datos como que existen 157,753 funcionarios contratados por el Estado, cuya planilla asciende a $220 millones al mes.

Del total de los contratados, 127,727 son de carácter permanente, mientras que 2,832 se presentan como interinos hasta fin de año. En periodo probatorio aparecen 1,837 personas.

Unos 27 mil asalariados acaban de ser nombrados. De acuerdo con el mismo portal, su antigüedad es de 6.1 meses en promedio. Diez mil funcionarios tienen más de 30 años de servicio en el Estado, lo que representa un 6.4% de la planilla.

El Ministerio de Educación es la entidad que más personas emplea, 64 mil, seguida del Ministerio de Seguridad Pública, con 30 mil; el de Salud, con 17 mil. La Procuraduría General de la Nación mantiene 6 mil colaboradores, mientras que el Órgano Judicial y la Presidencia de la República dan trabajo a 5 mil funcionarios cada uno.