La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

Cuatro claves del discurso del presidente Cortizo en la ONU

El mandatario hizo su primera aparición ante la Asamblea General de la ONU con un discurso donde habló sobre corrupción, pobreza y la crisis climática

Laurentino Cortizo, presidente de Panamá, septiembre 2019 ONUCortesía | Gobierno de Panamá

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, habló este miércoles ante la 74° Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el que hizo un llamado a la unidad del mundo para enfrentar el cambio climático, reforzar la lucha contra la corrupción y aumentar los esfuerzos por la educación.

En una discurso de poco más de diez minutos, en el que hizo alusión la historia de Panamá durante la construcción del ferrocarril y la recuperación del Canal, Cortizo echó mano del eslogan utilizado durante su campaña electoral, pidiendo a los líderes presentes “unir fuerzas” ante los problemas que enfrenta el planeta.

En la primera parte del discurso, el mandatario manifestó que Panamá es un país de diálogo y consenso entre las naciones, reiterando la necesidad de alcanzar soluciones negociadas y multilaterales. “Como lo hemos hecho en el pasado, Panamá se ofrece para contribuir en la solución de conflictos, particularmente los regionales”, dijo el mandatario.

En cuanto al reto de la pobreza y la desigualdad, Cortizo pidió “pasar de las palabras a los hechos”, especialmente ante el combate a la corrupción y los compromisos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Cortizo hizo referencia también a la “transformación” de la educación, la que calificó como “la más importante de las tareas”, remarcando como prioridad que los sistemas educativos deben llevar a que los estudiantes “aprendan a pensar”.

Finalmente, el jefe de Estado, que asumió el cargo el pasado 1 de julio, afirmó que su gobierno “comparte las advertencias que se dieron en la cumbre de acción climática”, reafirmando su respaldo al multilateralismo ante la crisis ambiental y exigiendo a los países respetar los tratados firmados.