Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

Víctimas del incendio del autobús 8B-06 piensan demandar al Estado

Familiares y víctimas del bus 8B-06 pintaron 18 corazones azules en la vía Martín Sosa para recordar a los fallecidos de aquel incendio ocurrido el 23 de octubre e 2006.

Victimas_del_incendio_del_autobus_8B-06_piensan_demandar_al_Estado-0 (1)
Han pasado 13 años del incendio, víctimas y familiares así lo recuerdanEric Marciscano | La Estrella de Panamá

Una tragedia que no se olvida. Familiares y víctimas del bus 8B-06 pintaron 18 corazones azules en la vía Martín Sosa para recordar a los fallecidos de aquel incendio ocurrido el 23 de octubre e 2006.

El abogado de las víctimas, Víctor Martínez, manifestó su intención de demandar al Estado panameño por los daños y perjuicios causados a los sobrevivientes y a los familiares de quienes murieron calcinados.

El enojo de los sobrevivientes se acentúa porque hasta la fecha no han recibido compensación del Estado. Alegan que no se tomaron las medidas de control con el gas refrigerante HC-12A, de uso prohibido en Estados Unidos, fabricado por la empresa Northcutt. Después de una larga batalla legal, en septiembre de 2018, las víctimas anunciaron que lograron un acuerdo con la empresa que aceptó pagar una indemnización (cuya cifra no fue revelada) tras una demanda interpuesta en Estados Unidos. Las víctimas se basaron, entre otras evidencias, en los informes periciales que daban cuenta de restos de partículas químicas de dicha sustancia luego de la explosión.

“Aunque el sistema d transporte ha cambiado, con la implementación del Metro, hace falta las adecuaciones de las calles. Fue un día muy doloroso para nosotros ese 23 de octubre de 2006 y espero que el pueblo no olvide este día”,

LUIS CONTRERAS
VÍCTIMA DEL ACCIDENTE

Aquel día fue uno de los más tristes para los panameños. Las imágenes del bus en llamas se transmitían en vivo por televisión. Algunos se salvaron porque lograron escapar del fuego por las ventanas, otros quedaron con quemaduras graves y secuelas permanentes.

El bus tampoco contaba con las medidas de seguridad para sofocar un incidente de esta naturaleza, no tenía extintores ni puertas de emergencia, lo que impidió que muchos pasajeros pudieran escapar y perecieran, la mayoría de los que estaban sentados en la parte trasera del autobús.