Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Nacional

Ejecutivo prepara reforma a Ley 55 que crearía policía especial

Una Policía especial que vele por la seguridad de los internos, y posteriormente del perímetro de los centros penitenciarios es la primera acción que anuncia el presidente Laurentino Cortizo como parte de los correctivos adoptados tras el múltiple asesinato ocurrido el 17 de diciembre pasado en el pabellón 14 de la cárcel La Joyita.

Ejecutivo_prepara_reforma_a_Ley_55_que_crearia_policia_especial-0
Ejecutivo prepara reforma a Ley 55 que crearía policía especial

Se trata de un proyecto de ley que modifica la Ley 55, que reorganiza el Sistema Penitenciario, el cual contempla una carrera penitenciaria con sueldos y cargos equiparados a los de la Policía Nacional, pero que a su vez aplique un sistema de selección más estricto al que se le dará acompañamiento. Actualmente el salario base de los custodios civiles ronda los $800 mensuales.

El sistema de control que se pretende implementar establece que, en caso de detectar algún comportamiento sospechoso de las unidades, se les practique la prueba del polígrafo.

Cortizo recibió el informe sobre los hechos ocurridos hace dos semanas, pero aún no ha sido divulgado.

No obstante, este diario conoció que entre las dificultades señaladas al mandatario se plasma el evidente colapso del sistema, falta de certeza del personal a cargo debido a una rotación irregular que impedía tener un mejor control sobre las unidades. La idea de crear la carrera también tiene como objetivo borrar la percepción de los policías de que es un castigo cuidar a delincuentes

El reporte que entregaron los ministros de Seguridad, Rolando Mirones, y de Gobierno, Carlos Romero, debe descifrar cuáles funcionarios omitieron sus funciones, quiénes son los responsables del trágico incidente que dejó 15 reos muertos y una docena de heridos. Tal como lo ha publicado La Estrella de Panamá, antes de la balacera hubo varias advertencias de que se planeaba un atentado contra varios miembros de una facción disidente de una pandilla, pero no se hizo caso.

El informe deberá esclarecer cómo ingresaron al menos tres fusiles de guerra AK 47 con los que mataron a varios internos, al igual que revólveres.