Temas Especiales

09 de Aug de 2020

Nacional

Donación de equipo de seguridad contra el crimen

Las embarcaciones están equipadas y superan los 45 nudos de navegación. Recientemente se decomisó un semisumergible con cinco toneladas de droga

Panamá recibió $6.4 millones en equipo de seguridad para enfrentar las amenazas transnacionales del crimen organizado.

El ministro de Seguridad, Juan Pino, junto al jefe de misión de Estados Unidos en Panamá, Phillip Laidlaw.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

Ayer, en el astillero del Servicio Nacional Aeronaval (Senan), la embajada de Estados Unidos en Panamá entregó tres embarcaciones de 37 pies marca Boston Whaler, de gran potencia, que empleará cada estamento de seguridad. Aunado a esto, se donaron equipos de radares, cascos antibalas, equipos contra armas de destrucción masiva, dos micro robot tácticos de tierra, entre otros,

Los botes donados superan los 45 nudos de navegación para detectar las lanchas rápidas que emplea el narcotráfico en alta mar para mover la droga.

Estos móviles cuentan con equipos de comunicación, y tienen la capacidad para seis tripulantes, radar de detección y luces de búsqueda. “Todo lo que necesita el hombre en el mar para comunicarse con los aviones de vigilancia”, resumió el ministro de Seguridad, Juan Pino.

“La única manera de enfrentar los retos es juntos; esta entrega es parte de lo que hemos hecho desde 2016, hemos entregado apoyo que vale casi $200 millones y la cooperación seguirá. Es para prevenir y estar preparados”, indicó Phillip Laidlaw, jefe de misión de la embajada estadounidense en Panamá.

El martes pasado, durante un patrullaje, agentes del Servicio Nacional Aeronaval confiscaron cinco toneladas de cocaína transportadas en un semisumergible al norte de Bocas del Toro. A finales de 2019 habían interceptado una nave similar, denominada Lancha de Bajo Perfil, pero el semisumergible es un artefacto muy superior en comparación al primero.

A pesar de ser de fabricación artesanal, contaba con motores internos y miles de galones de combustible que le servirían para cruzar el Caribe, sin necesidad de escalas. Más de tres cuartas partes de su estructura navegan sumergidas, lo que hace muy difícil detectarlo en la noche, cuando se confunde con el mar y se hace casi invisible. Sin embargo, la captura se realizó de día, cuando la custodia de mar del Senan lo halló. La nave cargaba 5 mil paquetes de cocaína que estaban repartidos en 200 sacos. Se capturó a cuatro colombianos, a quienes se les ordenó detención provisional mientras se realizan las investigaciones.