Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Nacional

Mora judicial alcanza al 41% de los privados

Las estadísticas del Ministerio de Gobierno indican que 7,313 privados de libertad esperan por un juicio. La escasez de recursos podría afectar la situación legal de los reclusos

La mayoría de los detenidos son hombres.Archivo | La Estrella de Panamá

El 41% (7,313) de los privados de libertad del Sistema Penitenciario Nacional no han sido condenados y se mantienen a la espera de la conclusión de su proceso, según las estadísticas del Ministerio de Gobierno.

Juan Carlos Araúz, presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) explicó que la mora judicial es una realidad , a pesar de la implementación de Sistema Penal Acusatorio (SPA), que se suponía que reduciría el número de personas que permanecerían detenidos provisionalmente a la espera de la conclusión de un proceso .

Araúz explicó que las cifras pueden estar relacionadas al número de casos que se instruyen bajo el antiguo sistema de justicia y que no han logrado cerrar de forma definitiva sus procesos. A esto se le ha sumado una gran cantidad de casos del nuevo sistema penal, que han provocado más retrasos en los juicios sobre todo en la provincia de Colón y Panamá.

De acuerdo a las estadísticas, el número de privados de libertad aumentó en un periodo de doce meses. En enero de 2019, el Sistema Penitenciario Nacional, con una capacidad de para 14,591 reclusos, tenía 16,685 frente a los 17,837 de enero de 2020. Las cárceles más poblados del país son La Nueva joya (2,631), La Joya (1,653), La Joyita (1,557) y Chiriquí (1,266).

Araúz concluye que este aumento podría estar relacionado con los nuevos casos que han ingresado al Ministerio Público. “Es probable además que exista un mayor aumento de la criminalidad”´, dijo.

Riesgos del sistema

Víctor Orobio, abogado especialista en derecho penal, abordó el tema. El penalista consideró que otra de las razones que incide en el aumento de los privados de libertad es el colapso del Sistema Penal Acusatorio (SPA). Las audiencias se están demorando mucho tiempo, casi igual que con el antiguo sistema de justicia, por falta de personal. Según Orobio, no existen las estructuras físicas para realizar las audiencias que se necesitan, en el tiempo razonable que establece la ley, y tampoco hay jueces. Por ello, “al demorarse las audiencias aumentan los privados”, explicó el penalista.

“Esto es un defecto del sistema porque el estado no ha invertido el presupuesto suficiente para nombrar la cantidad de jueces de juicio que puedan realizar las audiencias en el l término que establece el código procesal penal”, dijo Orobio.

El experto en derecho penal señaló ” que el SPA no ha funcionado por la mezquindad del gobierno central. Si no dan los recursos no se puede nombrar a la cantidad de funcionarios que requiere el sistema”.

Las condiciones en las cárceles panameñas siguen siendo cuestionadas por el hacinamiento, la escasez de policías, la falta de servicios médicos adecuados y las malas condiciones sanitarias, establece un informe del Departamento de Estado de Estados de Unidos, para la prevención de la tortura, publicado en 2018.

El informe, que fue elaborado por oficiales de derechos humanos y de seguridad de la organización, plantea una serie de observaciones sobre el degradante estado de la infraestructura y el hacinamiento al que se están sometidos los privados de libertad. Entre los puntos que destaca el informe está la existencia de detenidos que duermen en el suelo y en hamacas improvisadas. También la existencia de cableados eléctricos de alta peligrosidad y falta de ventilación, lo que vuelve a las cárceles panameñas sitios inhabitables.