Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Nacional

Caso Mónica Serrano: lo que se sabe de la niña perdida 'encontrada' 18 años después

La madre se reunió este lunes con el procurador Ulloa. Una prueba de ADN practicada a un familiar y a la joven Grifina López "no es concluyente"

Caso Mónica Serrano
El tío de Mónica Serrano, un expolicía que recibió información sobre la presunta aparición de su sobrina en la comarca Madugandí.Archivo

Mónica García, la madre de Mónica Serrano García —desaparecida hace casi 15 años, cuando apenas tenía un año con seis meses de edad—, se reunió esta tarde con el procurador General de la Nación, Eduardo Ulloa, para tratar lo relativo al caso de Grifina López, una joven que reside en una comunidad de la comarca Guna de Wargandi y que se presume es la chica desaparecida.

Aunque la prueba genética practicada el viernes 21 de febrero por el Laboratorio Clínico Genetix mostró una aparente compatibilidad del 25% con un familiar de García (una tía), la madre —a pesar de las críticas del porqué aún no se ha realizado la prueba de ADN— manifestó que su participación en este caso será apegada a lo que determine el Ministerio Público (MP).

El MP inició una investigación de oficio para determinar quién es Grifina López y si existe una vinculación genética con Mónica García y el señor Castor Serrano García, padre de "Moniquín".

García manifestó que a lo largo de estos años ha pasado por una difícil situación emocional y ha tenido fuertes gastos económicos para encontrar a su hija. Por eso —recalcó— todo lo hará por la vía legal a través del MP y no a través de entes particulares.

¿Un caso para 'ganar publicidad'?

Tan solo unos días antes, el padre de Mónica Serrano, Castor Serrano, publicó en su cuenta personal de Facebook que "es falso" que su hija haya aparecido. "Es un expolicía que inventó este tema para ganar publicidad, pero seguiremos la búsqueda...", escribió, refiriéndose al tío de su hija.

Este domingo, el padre volvió a pronunciarse.

"Me pregunto cómo puede haber tanto odio y maldad en el corazón de las personas. Este señor García, tío de mi esposa, lo primero que hizo fue publicar una información que no es veraz y crear falsas expectativas. Qué sencillo ir al Ministerio Público y solicitar la comparación de nuestro ADN, que reposa en sus oficinas",Castor Serrano
​Padre de la desaparecida Mónica Serrano

La tarde de este lunes, la madre de Mónica Serrano confirmó que su perfil genético se encuentra en el MP desde hace casi diez años, por lo que bien pudiera hacerse el análisis.

También afirmó que no quiere causarle ningún tipo de daño emocional a la joven Grifina López, quien asegura puede tratarse de una menor de edad, ni que se den posibles acciones legales.

La prueba de ADN no es concluyente

El abogado de Grifina López y de la comunidad de Wargandí, Héctor Huertas, expresó recientemente que en el resultado de la prueba los porcentajes no marcan lo necesario para hacer una afirmación científica y legal para establecer si López tiene o no algún vínculo familiar con Mónica García.

"Las partes nos pusimos de acuerdo en que esto se mantenga en reserva (la información del caso), lo único que puedo decirles es que vamos a esperar otra muestra para hacer una confirmación", reiteró el Huertas la semana pasada.

Mónica Serrano nació el 13 de julio de 2001 y desapareció el 8 de febrero de 2003, cuando apenas tenía 18 meses de nacida. Estaba en la casa de su abuela en la comunidad de Loma Bonita, en Vista Alegre, distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste.

La joven quien se cree es Mónica Serrano fue ubicada en la comunidad indígena de Wargandí, el pasado 20 de febrero. Dijo llamarse Grifina López y que tiene 17 años. Vivió un tiempo en Tocumen y, después, viajó a Wargandí, donde reside. Está casada con el hijo del saila de la comunidad, con quien tiene un niño pequeño.

Fue ubicada en esta comunidad indígena guna por el expolicía y tío abuelo de Mónica, quien junto a su hija fue hasta el mencionado lugar por información que recibió. Allí tomó la foto del encuentro que se divulgó a través de redes sociales.

Cuando la pequeña Mónica desapareció, las autoridades competentes aprehendieron a cinco personas como sospechosos de habérsela llevado: Julisa Ortega, Ana María Bernal de Rivera, Kathia González, Jorge Tiziano Jaén y Jorge Baltazar Veras. Fueron condenados a seis años de prisión por este delito.

Con información de María Victoria Echeverría.