Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Nacional

Un poco sobre seguridad alimentaria y nutricional

El hambre crónica no es hambruna. Es similar a la malnutrición y está relacionada con la pobreza que hay principalmente en los países subdesarrollados

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (conocida por sus siglas en inglés como FAO), la seguridad alimentaria hace referencia a la disponibilidad de alimentos, el acceso de las personas a ellos y el aprovechamiento biológico de estos. Por ello se considera que un hogar está en una situación de seguridad alimentaria cuando sus miembros disponen, de manera sostenida, de alimentos suficientes en cantidad y calidad según las necesidades biológicas. La seguridad alimentaria de un hogar significa que todos sus miembros tienen acceso en todo momento a suficientes alimentos para una vida activa y saludable. La seguridad alimentaria incluye al menos: 1) la inmediata disponibilidad de alimentos nutritivamente adecuados y seguros, y 2) la habilidad asegurada para disponer de dichos alimentos en una forma sostenida y de manera socialmente aceptable (esto es, sin necesidad de depender de suministros alimenticios de emergencia, hurgando en la basura, robando o utilizando otras estrategias de afrontamiento). Si nos basamos en los conceptos anteriores, se puede deducir que la seguridad alimentaria va desde la situación de tener el acceso y disponibilidad a los alimentos inocuos hasta la escasez de alimentos y hambruna a gran escala. Según la FAO, “El hambre y la hambruna están enraizadas en la inseguridad alimentaria. La inseguridad alimentaria puede categorizarse como crónica o transitoria. La inseguridad alimentaria crónica conlleva a un elevado grado de vulnerabilidad al hambre y a la hambruna, por lo que para mejorar la seguridad alimentaria es necesario eliminar esa vulnerabilidad. El hambre crónica no es hambruna. Es similar a la malnutrición y está relacionada con la pobreza que existe, principalmente en los países pobres y subdesarrollados, donde se incluye a la república de Panamá. Existen diferentes causas de una situación de inseguridad alimentaria, las principales son: escasez de agua, degradación de los suelos, contaminación atmosférica, cambio climático, explosión demográfica, problemas de gobernanza, entre otras. Es evidente que hoy por hoy Panamá tiene grandes retos en el tema de seguridad alimentaria. Hambre y malnutrición causan disminución del tamaño corporal, lo que se conoce en términos médicos como raquitismo. Y el mismo es una respuesta ante la falta de seguridad alimentaria. En muchísimos casos, este proceso comienza en el útero de la madre malnutrida y continúa aproximadamente hasta el tercer año de vida. Ciertamente esto conlleva a un aumento de la mortalidad infantil. Una vez que el retraso en el crecimiento del niño se produce, la mejora del consumo de alimentos no revierte el daño. Por ello, UDELAS, consciente del problema que viven todos (personas en vulnerabilidad, de escasos recursos, en las comarcas, y en la ciudad) promueve la licenciatura en Seguridad Alimentaria y Nutricional, muy consciente de que la piedra angular para resolver el reto es educar a las nuevas generaciones y formar un grupo de profesionales competentes que ayuden al país a buscar soluciones concretas a los problemas de la inseguridad alimentaria de la población.

Docente