Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Nacional

Alcalde promueve playa en la ciudad como 'visión de país', mientras crece el rechazo

Este jueves a mano alzada, la comunidad de Bella Vista y Calidonia aprobará o rechazará el proyecto de $120 millones, para recuperar dos playas 

Una imagen de la ciudad de Panamá con la construcción de la playa.Cortesía | MUPA

Este 12 de marzo se realizará la consulta ciudadana para determinar, con el alza de manos, la aprobación o el rechazo al proyecto de playa por $120 millones que promueve el alcalde José Luis Fábrega como una "visión de país", al tiempo que en redes sociales incrementa el rechazo a la obra.

Según el alcalde, el cronograma establecido para los trabajos se extienderían hasta el año 2022. Ese año las playas de Bella Vista y Calidonia serían gratuitas y de acceso libre para la población, como lo hacían en la década de los años 1960. 

El proyecto de 1.8 kilómetros supone un relleno de arena que se extendería por 1 kiómetro entre el Mercado de Mariscos y el Club de Yates y Pesca, y 800 metros entre el club hasta el río Matasnillo. Así Fábrega asegura que busca recuperar los espacios de uso público, la movilidad urbana y las playas en los corregimientos de Bella Vista y Calidonia. 

El relleno —además— contempla la construcción de locales comerciales para restaurantes, quioscos, bulevar, un anfiteatro, área de estacionamientos y parque, entre otras facilidades, para incentivar la economía local y el turismo.

Para Fábrega "este proyecto no es la primera vez que se da en el mundo, se ha hecho en montones de países exitosos". Se replicaría las playas de Miami, en Estados Unidos, el área costera de Copacabana, en Brasil, así como varias playas de España.

Presupuesto y consulta ciudadana

La recuperación de las playas abarca tres períodos fiscales: 2020, con un presupuesto de $30 millones; y el periodo 2021 y 2022, con $45 millones cada uno. Se calcula que la inversión se recuperará en menos de 20 años.

La consulta ciudadana de este jueves se realizará en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, del hotel El Panamá, a las 5:00 p.m.

Inicialmente iba a ser el 17 de febrero en el teatro Gladys Vidal, en el Edificio Hatillo. La consulta se hace de conformidad con lo establecido en la Ley 37 de 2009, que descentraliza la administración pública, modificada por la Ley 66 de 2015.

El sociólogo Alonso Ramos, por su parte, se opone a la iniciativa de Fábrega por dos puntos. Primero, no es una prioridad. Ramos sostiene que en su lugar debería atenderse la creación de mercados periféricos, el saneamiento de las cuencas hídricas de la ciudad, los centros para el cuidado de niños, adultos mayores, seguridad y más luminarias.

En segundo lugar, afirma, el dinero proviene de los fondos de bienes e inmuebles, que se alimenta de la descentralización y para que utilicen ese dinero —bajo lo que establece la ley— la alcaldía debe plantear un proyecto de desarrollo social, y para ejecutarlo debe crearse un plan estratégico que responda a las necesidades y mecanismos para su aprobación.

"La consulta es un show, pues es un proyecto nocivo para la ciudad. Incluso en el Consejo de Gabinete, Aristides Royo manifestó que para ese proyecto está más cerca Veracruz", recalcó Ramos.

"Es una visión de país fallida, fragmentada, que solo responde a las minorías", dijo el sociólogo.

Según Ramos "ese dinero debería ser distribuido entre los 26 corregimientos de la ciudad, pues en el Este y Norte de la ciudad es donde se concentra el mayor número de residentes y donde existen reales necesidades".

Para el alcalde capitalino de la pasada administración, José Isabel Blandón, el proyecto de playa que promueve Fábrega no debería ser la prioridad que requiere la ciudad capital. En su lugar, se debería canalizar esfuerzos para crear más y mejores aceras, trabajar en la recuperación del río Juan Díaz y más parques, como reveló en un sondeo el exalcalde a través de su cuenta en Twitter.

"Para mí, una de las razones principales por las que este proyecto de playa ha tenido tanta oposición reside en la forma en que se ha querido imponer, sin abrir más espacio para debate. El alcalde, a mi juicio, se equivocó en sus prioridades al no terminar lo que recibió en ejecución", comentó Blandón a través de sus redes sociales.

Y agregó: "A propósito de las críticas que muchos han hecho al proyecto de playa, debo decir que, a mi juicio, el proyecto en sí no es que sea del todo malo. Sería bonito tener una playa. Pero es que no es una prioridad para la ciudad y, además, tampoco es la mejor opción para el área".