Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Nacional

El florecimiento de las compras online

El COVID-19 contagió de modernidad y tecnología a los supermercados y empresas de mensajería que pasan por el mejor momento de su historia en Panamá 

Compras online
Asap, por ejemplo, amplió un 30% el número de motorizados para poder atender los 4 mil pedidos diarios que reciben en promedio.Redes sociales

Las cadenas de supermercados no se dan a basto para atender la cantidad de pedidos que reciben en línea, la nueva forma que prefieren los clientes para hacer supermercado ante la cuarentena que les obliga a no salir de casa. Una tarea muy poco desarrollada en Panamá anteriormente, pero que el COVID-19 aceleró en su implementación, así como muchas otras actividades en las que interviene la tecnología.

Al intentar hacer una compra online en la cadena RibaSmith, por ejemplo, un gran aviso alerta al cliente que el tiempo de entrega de su pedido se estima entre 8 a 10 días.

Para poder tratar de satisfacer la demanda, los supermercados han redistribuido al personal que organiza los pedidos, incrementan la cantidad de camiones de reparto, y agilizan la reposición de productos. El virus vino a recordar a la mayoría de los negocios que no estaban preparados para la modernidad. "No nos damos a basto, la gente está cambiando el consumo presencial al consumo en línea", mencionó uno de los entrevistados.

Un eslabón importante en esta cadena son las empresas de mensajería o 'delivery'.

Asap, por ejemplo, amplió un 30% el número de motorizados para poder atender los 4 mil pedidos diarios que reciben en promedio. La plataforma de servicios está excluida de las empresas que el Ejecutivo ordenó cerrar, mediante el Decreto Ejecutivo 507, como parte de las medidas de cuarentena total.

Alex Frigeim, propietario de Asap, jamás pensó que el negocio adquiriera semejante auge a principios de marzo. Los supermercados, farmacias, mensajería, abarroterías y algunos otros negocios parecen haber florecido con el covid-19.

Los pedidos que más recibe la empresa Asap, que anteriormente sus principales clientes eran corporativos, se centran en la compra de medicamentos y artículos en el supermercado. Ésta última tarea no es muy popular entre los motociclistas, quienes se rehúsan a recibir los pedidos porque sienten que no vale la pena invertir tanto tiempo en el súper  para la cantidad de dinero que reciben. Ir a una de las grandes cadenas de distribución al por mayor puede tomar hasta 6 horas, debido a las medidas restrictivas anunciadas por el Ministerio de Salud que permiten la entrada de 50 personas a la vez en los establecimientos.

A criterio de Alex, la vorágine llegó para quedarse. "No creo que vamos a bajar el ritmo aún cuando pasemos la crisis del virus. Hoy día las empresas, que son nuestros principales clientes, están cerradas. Cuando todo pase seguiremos proporcionando el servicio a las empresas y a las familias que entraron en nuestra cartera de clientes", señaló.

Ronel Gaglio, director comercial de Apetito 24 y cofundador de la empresa, expresa que el contexto del negocio "ha cambiado enormemente" y los ha orillado a hacer cambios de la misma proporción. El comportamiento del consumidor en la plataforma se transformó de manera significativa porque los comercios que más ordenes generan ahora son los supermercados, fruterías y tiendas de conveniencia que anteriormente representaban una venta mínima dentro de la torta de negocios. La mitad de las ordenes que recibe la compañía vienen en esta línea. Esto por supuesto modificó el modelo y la forma de operar de la empresa que ante la constante demanda optó por colocar personal dentro de los supermercados para poder brindar soporte a los supermercados y suplir la demanda. Más cadenas de supermercados y comercios de bienes se han afiliado a la plataforma recientemente porque ven en esta un desahogo como canal de venta online en vez de estar en la fila del supermercado. En el último mes, según el director comercial, se afiliaron 140 comercios a la plataforma, la mayoría son restaurantes gracias a la exclusión que otorgó el gobierno a los comercios dedicados al despacho de comida a domicilio, además de cadenas de supermercados.

Apetito 24 no compartió con este diario la cantidad de pedidos que despachan por día por ser "información sensible para la compañía, ya que ésta es una multinacional que cotiza en la bolsa de valores", dijo Gaglio.