Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Nacional

La obesidad provoca al menos doce tipos de cáncer

De acuerdo a cifras de la Caja de Seguro Social, el 46% de la población panameña de 40 años en adelante tiene sobrepeso, es decir, la mitad del país

La obesidad daña órganos vitales
Hacer ejercicios contribuye a mantenerse en buen estado de salud.Archivo

Considerar que una persona pasada en peso es un individuo saludable es caer en un error. ¿Por qué? cuando se sufre de sobrepeso u obesidad en la mayoría de los casos las consecuencia son irreversibles, puesto que, aparecen dolencias crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y la aparición de hasta doce tipos de cáncer (principalmente de mama, colon, útero, cabeza y cuello, y próstata), señalan expertos en referencia a esta enfermedad crónica calificada como la pandemia del siglo XXI.

Con el objetivo de hacer frente a esta epidemia tanto nacional como internacional y, sensibilizar a las personas sobre las consecuencias que provoca en la salud, Panamá conmemora cada 4 de abril el Día Nacional de Prevención y Combate a la Obesidad.

"De acuerdo con el último censo realizado en la Caja de Seguro Social (CSS), el 46% de la población de 40 años en adelante tiene sobrepeso, es decir, la mitad del país. Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que en el 62% de los adultos panameños tiene problemas de sobrepeso y más de uno de cada cuatro padece obesidad, que también van ganando terreno entre niños y adolescentes del país", comenta el doctor Gustavo Marciaga, del Hospital Paitilla.

"A diferencia de otros países, resulta más fácil hacer en Panamá programas de salud eficaces para la población. Pero, los organismos no pueden hacerlo solo, se requiere que las personas cambien de actitud frente a la obesidad. Ahora con la oleada del fitness, las personas están invirtiendo en vivir más y mejor ya que están pensando en su envejecimiento. Definitivamente el ejercicio y la alimentación son un punto indispensable para erradicar el sobrepeso y la obesidad", subraya Marciaga, endocrinólogo.

Asegura que una persona con obesidad es una persona que no va a tener un envejecimiento exitoso. A medida que pase el tiempo sufrirá de dolores principalmente en las rodillas, tendrá que vivir bajo la insulina, presentará enfermedades del corazón, aumentarán los ronquidos y no podrá dormir bien. "Prácticamente será una condena para aquellas personas, con más de 40 años, que presenten obesidad y todos estos síntomas", detalla el médico.

Adoniram Sanches, coordinador subregional y representante de Panamá para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), coincide en que los niveles crecientes de sobrepeso y obesidad en el país están comprometiendo la salud de los panameños, aumentando el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, infartos, diabetes e incluso determinados tipos de cáncer.

"Si no actuamos ahora, muchos de los niños llegarán a la edad adulta con exceso de peso y progresarán a obesidad, aumentando el riesgo de padecer estas enfermedades", afirma Sanches.

La obesidad tiene múltiples causas, entre las que se encuentran los cambios en los sistemas alimentarios, en los estilos de vida y en los hábitos de consumo, que se han volcado hacia alimentos altamente procesados e hipercalóricos, con un alto contenido de grasas saturadas, azúcares, sal y un bajo contenido de fibra.

Ejercicio
Los ejercicios ayudan a reducir enfermedades como la obesidadArchivo | La Estrella de Panamá

"Parte de la solución a este problema pasa por realizar cambios profundos en los sistemas alimentarios, desde la producción al consumo, con acciones integrales que involucren a todos los actores para garantizar una mejor alimentación para todas y todos los panameños, ahora y en el futuro, de forma más sostenible”, agrega Sanches.

Aunque, antes se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos. De ahí que la OMS hace un llamado e invita a las personas a llevar un estilo de vida saludable para lograr lo antes posible su erradicación.

"El llamado es para los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado para que implementen estrategias cruciales en la prevención de la obesidad", menciona la OMS.

En 2016, el 39% de la población mundial de adultos tenía sobrepeso. El 13% obesos. En total 1.900 millones de personas con sobrepeso y 650 millones de entre ellas con obesidad. Se estima que cada año mueren -como mínimo- 2,8 millones de personas a causa de la obesidad.

El estudio Global Burden Disease de la revista científica The Lancet estimaba que en 2017 esta cifra era de 4,72 millones de muertes, siendo la obesidad la quinta causa de mortalidad mundial después de la polución del aire, el exceso de azúcar en sangre, el tabaco y la hipertensión arterial.

A cuidar la alimentación de los niños

Según datos de la OMS, el número de niños y adolescentes de entre los 5 y 19 años de edad que presentan obesidad se ha multiplicado por 10 en el mundo en los últimos cuatro decenios. En Panamá, 1 de cada 10 niños menores de 5 años y 3 de cada 10 niños y adolescentes presentan exceso de peso, lo cual se duplica en la vida adulta. Estudios han demostrado que el riesgo de llegar a ser obeso cuando los miembros de la familia presentan esta condición es de 27,5% para el varón y del 21,2% para la mujer.

De acuerdo al Monitoreo del Estado Nutricional (Monitu) realizado por el Ministerio de Salud, cerca del 30% de los escolares presenta sobrepeso, mientras que un estudio piloto de la FAO y la Escuela de Nutrición de la Universidad de Panamá, realizado en seis escuelas de áreas rurales e indígenas, observó que el sobrepeso afectaba al 35% de los estudiantes. Otro estudio realizado en Panamá Oeste reveló que el sobrepeso estaba presente en casi el 46% de los estudiantes.

Cuanto más temprano inicia la obesidad, mayores y peores son las consecuencias para la salud, por lo que es muy importante prevenir el exceso de peso desde la etapa del embarazo, promover la importancia de lactancia materna, iniciar la alimentación saludable en la primera infancia.

Los niños con sobrepeso y obesidad tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta, por tanto, existe mayor probabilidad a padecer Enfermedades No Transmisibles (ENT) como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, así como varios tipos de cánceres, que no solo son causa de mortalidad prematura, sino también de morbilidad a largo plazo.

Lonchera escolar
Una alimentación saludable evita obesidad y diabetes.Archivo | La Estrella de Panamá

Además, la obesidad infantil es un importante factor en la disminución de la calidad de vida, como también el riesgo de sufrir de problemas sociales como el bullying y hasta el aislamiento social.

Frente a la obesidad, más prevención y educación

El manejo preventivo de la obesidad es la mejor inversión para evitar sus terribles consecuencias. Para ello, la FAO promueve la educación alimentaria y nutricional, implementadas en distintos niveles, para lograr mejoras sostenibles en las prácticas alimentarias.

"Las escuelas pueden educar en alimentación saludable. Se puede enseñar a los niños a mejorar sus hábitos alimentarios, reducir o eliminar el consumo de bebidas azucaradas, optar por preparaciones más saludables y aceptar el consumo de frutas, hortalizas y vegetales frescos a través de herramientas pedagógicas como los huertos escolares", explica Israel Ríos, oficial de nutrición de la FAO.

"Un niño que planta una berenjena, observa y aprende desde su crecimiento hasta su cosecha, y probablemente va a tener más aceptabilidad de este alimento que un niño a quien nunca se le ha hablado de ello", añade.

Pero la educación va más allá de las aulas. Se educa al comprar, al cocinar y al sentarse a la mesa. En este sentido, destacan las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos, un conjunto de mensajes clave sobre cómo lograr una alimentación saludable que también orientan el diseño de políticas sectoriales en alimentación y nutrición. Panamá cuenta con guías alimentarias para la población en general y guías específicas para los menores de dos años, desarrolladas con el apoyo de la FAO.

"Un niño que planta una berenjena, observa y aprende desde su crecimiento hasta su cosecha, y probablemente va a tener más aceptabilidad de este alimento que un niño a quien nunca se le ha hablado de ello",Israel Ríos, oficial de nutrición de la FAO en Panamá

También es importante promover entornos alimentarios más saludables, facilitar el acceso a alimentos nutritivos y sanos y la promoción de información para una compra consciente del consumidor, a través de herramientas como el etiquetado frontal que informe de los productos altamente procesados que puedan afectar la salud.

En definitiva, la obesidad es un problema de salud pública que hay que abordar con urgencia para garantizar el bienestar de la población panameña y que requiere el apoyo de todos.

Alimentación saludable para vivir más y mejor

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ofrece algunos consejos de alimentación saludable para fortalecer el sistema inmunológico con una alimentación sana y consciente que evite el desperdicio de alimentos.

1. Fortalece tu sistema inmunológico a través de la alimentación

Aumenta el consumo de frutas y verduras, con al menos cinco porciones al día. Contienen mucha vitamina A y C, además de antioxidantes, que te ayudarán a combatir infecciones. Consume legumbres al menos tres veces a la semana: se conservan por mucho tiempo, son económicas y te ayudarán a mantenerte sano, porque son altas en proteína y hierro.

2. No compres solo alimentos no-perecibles

En vez de comprar muchas pastas y arroz, adquiere frutas, verduras y legumbres. ¿Compraste frutas y verduras de más? No hay problema: límpialas, córtalas y congélalas. Las tendrás listas para tu siguiente preparación. Prefiere verduras y frutas en vez de galletas, snacks, y pastelería.

3. Planifica tus compras: compra lo justo y necesario.

Esto no sólo es un acto de empatía con otros consumidores que también deben abastecerse, sino que te ayuda a evitar el desperdicio de alimentos y mejorar la economía de tu hogar.

4. No botes tus sobras

Si se cocina de más, congela los alimentos para que duren más tiempo y así evitar el desperdicio, además de tener una preparación lista para otra ocasión, sin mayor esfuerzo. Recuerda: los alimentos deben estar en buen estado para consumirlos.

5. Bebe mucha agua

Toma al menos dos litros de agua al día para mantenerte hidratado y ayudar a tu sistema inmunológico.

6. Haz rendir tu presupuesto

Si el presupuesto es corto, recomendamos preferir agua en vez de bebidas gaseosas o azucaradas. También puedes reemplazar el consumo de galletas, snacks y pastelería por frutas y verduras frescas, ya que ellas te mantendrán más saludable.

7. Cocina en familia

El encierro en que muchos nos encontramos también es una oportunidad de cocinar en casa e incorporar a los niños y niñas en esta actividad, para que aprendan hábitos de consumo saludables desde pequeños.