Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Gobierno suspende polémica compra de ventiladores

El anuncio se hizo en conferencia de prensa. El viceministro de la Presidencia estableció como causa, que la empresa no podría cumplir con su entrega en la fecha prevista

Gobierno suspende polémica compra de ventiladoresArchivo | La Estrella de Panamá

La compra de 100 ventiladores para pacientes de cuidados intensivos positivos con Covid-19 que el gobierno iba a realizar a la empresa Muriba Company Inc, por la que iba a desembolsar $5.2 millones, fue cancelada porque la empresa estableció que le sería imposible cumplir con el plazo de entrega, a 10 días, del preciado equipo.

El viceministerio de la Presidencia, Juan Carlos Muñoz, había realizado una cotización en forma directa de los aparatos en al menos tres empresas, pero según una fuente de la entidad, aunque es verdad que ofrecían un precio más barato, todos los consultados solicitaban hasta 90 días para la entrega en puertos distintos, un tiempo inútil para las urgentes necesidades de salud.

Se había pensado en otras órdenes de compra que entregarían los ventiladores en junio, pero los funcionarios de Gobierno consideraron que para entonces sería muy tarde ante las necesidades que plantea la crisis que definen como un tema de vida o muerte. En épocas de paz, un ventilador con las características programadas, HP-300 marca Allied, podría oscilar entre $25 y $30 mil, tal como lo admitió el viceministro de la Presidencia en conferencia de prensa reciente. Sin embargo, por la urgencia con la que el Gobierno requiere los equipos, el precio se eleva, responde a la regla de oferta y demanda.

“Hoy me entero que lo más seguro es que la empresa no pueda cumplir (con el tiempo propuesto) porque Estados Unidos no está dejando salir esos aparatos”, indicó una fuente oficial.

“El problema no es la empresa ni la compra, son los ventiladores, es el equipo más preciado que existe en el mundo en este momento; todos los países están atrás de ellos. Todos los proveedores solicitaban un adelanto y esperaban entregar los ventiladores en tres o cuatro meses, cuando tal vez ya no serán necesarios”, añadió la fuente oficial.

La compra fue manejada por Muñoz, quien exigió a la empresa Muriba Company Inc. entregar antes del 13 de mayo los equipos, según había solicitado la junta técnica. La carta de intención tiene fecha del 23 de abril, según conoció este medio.

La puesta de estos equipos en suelo panameño en 10 días, en vez de esperar 3 o 4 meses eleva el precio de cada ventilador a $49,950.

La reacción de médicos especialistas sobre la supuesta adquisición se evidenció con incomodidad. El infectólogo Xavier Sáez Llorens colgaba en su cuenta “Ando intranquilo con el tema de la compra directa de ventiladores a precios excesivos; eso debe investigarse con rigurosidad; de lo contrario ruido mediático empaña el manejo transparente y técnico que realiza el Ministerio de Salud para combatir el Covid-19 de lo cual soy testigo independiente”.

Y su colega Julio Sandoval, coordinador de Covid-19 en el Minsa, le respondió: me uno a tu preocupación. Hemos trabajado de manera incondicional y ad honorem al frente de esta pandemia evitando una tragedia en salud. Como parte del Comité Técnico Asesor del Minsa, solicitamos a la Presidencia una explicación detallada del proceso de compra de ventiladores”, posteó el intensivista.

La presión en las redes obligó al Ministerio Público a iniciar una investigación de oficio sobre la millonaria compra y la Contraloría emitió un comunicado en el que indica que aún no ha recibido el contrato para refrendo, pero advierte que “ni siquiera una situación de emergencia nos exime de la responsabilidad de salvaguardar con transparencia el buen uso de los bienes y recursos del Estado”, se lee en la nota de la Contraloría.

Durante la conferencia de prensa diaria por la pandemia, Muñoz explicó que la entrega del equipo no se podría dar en la fecha estipulada, razón por la cual se cancelaba la compra.

Se solicitó a las empresas interesadas a hacer sus propuestas.