Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Nacional

En el primer trimestre de 2020 quedaron embarazadas 2,652 adolescentes

Las regiones con más adolescentes embarazadas son la comarca Ngäbe Buglé, Panamá metro, Panamá oeste y Chiriquí. La comarca Ngäbe Buglé registró, entre enero y marzo, 402 embarazos de adolescentes y es la región con la tasa más alta de embarazos con 38,2%

Una intervención artística en la cinta costera sobre el embarazo adolescente estuvo a cargo de la diseñadora Beatriz Flores.Archivo | La Estrella de Panamá

En los tres primeros meses del año 2020, 2,652 adolescentes de 10 a 19 años ingresaron a una instalación de salud en búsqueda de control de embarazo.

El informe del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) detalla que el 25% del control de embarazos, entre enero y marzo de 2020, corresponde a adolescentes de 10 a 19 años.

El Minsa publicó el informe que recoge el Sistema de Información Estadística en Salud y se detalla que en los tres primeros meses del año pasaron por las instalaciones de salud del ministerio unas 10,350 mujeres en control de embarazo.

Las regiones con más adolescentes embarazadas son la comarca Ngäbe Buglé, Panamá metro, Panamá oeste y Chiriquí.

En el primer trimestre de 2020 quedaron embarazadas 2,652 adolescentes

La comarca Ngäbe Buglé registró, entre enero y marzo, 402 embarazos de adolescentes, y es la región con la tasa más alta de embarazos con 38,2%.

La provincia de Chiriquí reportó, solo en los tres primeros meses, 342 adolescentes embarazadas. Le sigue la provincia de Panamá Oeste con 312, y en tercera posición Panamá metro con 306 casos.

El mismo informe, pero para el año 2019, entre los meses de enero a noviembre reportó 4,652 adolescentes embarazadas. Al comparar las cifras de los tres primeros meses se observa que ya se ha alcanzado el 50% del total de los embarazos registrados el año anterior.

Y las regiones del país con más casos de embarazos en adolescentes es donde el Índice de Pobreza Multidimensional permite identificar la cantidad de personas que se encuentran en esta condición. Los resultados para el año 2017, el último que se tiene, indicaron que el porcentaje de personas en condición de pobreza multidimensional se ubicó en 19,1%, lo que representó en términos absolutos 777,752 personas. Una comarca indígena y dos provincias concentran el 53,7% de las personas en pobreza multidimensional (417,851 personas); estas son la comarca Ngäbe Buglé (24,6% o 191,634) y las provincias de Panamá (17,1% o 133,237) y Panamá Oeste (12% o 92,980).

Los controles se hacen complicados.Archivo | La Estrella de Panamá

Un hogar es carente en control de embarazo si al menos una mujer, entre 15 y 49 años de edad, que haya estado embarazada en los últimos 5 años, no asistió a controles prenatales sin importar la causa por la que no haya asistido.

En el caso de este indicador, apenas un 1,6% de las mujeres en hogares multidimensionalmente pobres, no buscó atención prenatal durante su embarazo.

Si bien es una prevalencia relativamente baja, el país apunta hacia una cobertura completa de la población en este tipo de atención, minimizando el riesgo de mortalidad materna e infantil.

Según la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, las niñas sin educación o con educación primaria tienen mayor posibilidad de quedar embarazadas que las adolescentes con más educación secundaria.

De la misma manera, la probabilidad de empezar a concebir hijos es entre tres y cuatro veces mayor en las adolescentes. Las niñas indígenas, en particular en áreas rurales, también tienen más posibilidades de quedar embarazadas.

Muchas de las niñas que quedan embarazadas deben abandonar los estudios, lo que tiene un impacto a largo plazo en sus oportunidades de educación y de empleo, así como en su seguridad financiera y habilidad para participar en la vida pública y política.

Como resultado, las madres adolescentes son más vulnerables a la pobreza y a la exclusión social.

La situación de los embarazos en Panamá es registrada por la Organización Mundial de la Salud, que en 2018 publicó un informe y resalta que la mayoría de los países con las tasas estimadas más elevadas de fecundidad en adolescentes en América Latina y el Caribe están en Centroamérica, encabezados por Guatemala, Nicaragua y Panamá. El estudio se titula “La salud de los adolescentes y jóvenes en la región de las Américas”.

El Ministerio Público detalla que para los meses de enero a marzo se reportaron 541 delitos de acceso sexual con una persona mayor de 14 años y menor de 18 años.

En el mes de enero se reportaron 236 denuncias, 174 para el mes de febrero y 131 para marzo. Todo estos datos son anteriores a que el Ministerio de Salud tomara la decisión de decretar cuarentena para controlar la propagación del covid-19.

Para el mes de abril las denuncias bajaron a 50 y para mayo subieron a 103.

El Código Penal de Panamá en el artículo 174 establece que aun cuando no medie violencia o intimidación con una persona que tenga menos de 14 años de edad, el abusador podrá pagar de 12 a 18 años de prisión.

Embarazos no deseados en medio de la covid-19

Pandemia

El confinamiento que vive el mundo por la pandemia del nuevo coronavirus puede provocar embarazos no deseados.

La incapacidad de obtener anticonceptivos puede llevar a 7 millones de embarazos no deseados en los próximos meses, según una investigación del Fondo de Población de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto a Avenir Health, la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y la Universidad Victoria, de Australia.

“Si los confinamientos siguen durante seis meses, 47 millones de mujeres en países de renta media y baja no tendrán acceso a anticonceptivos modernos”, detalló la organización en el informe.

“Nuestras prioridades se centran en fortalecer los sistemas de salud, procurar y entregar suministros esenciales para proteger a los trabajadores de la Salud, garantizar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, y violencia de género, y promover la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad”, asegura la agencia en un comunicado.