Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Nacional

Trabajadores insisten en que Aeropuerto de Tocumen frene suspensión de contratos

Los trabajadores aspiran a mantener la negociación con el Aeropuerto Internacional de Panamá y el Gobierno, tras la suspensión de 733 contratos

Trabajadores del Aeropuerto Internacional de Tocumen
Los trabajadores del Aeropuerto Internacional de Tocumen pedían a la empresa pública buscar alternativas.Archivo | La Estrella de Panamá

Luego de que en la primera quincena de julio la empresa estatal Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (Aitsa) suspendió el contrato de 733 colaboradores, el sindicato Unión de Trabajadores Aeroportuarios de Panamá (UTAP) insistirá en alcanzar una negociación para que se frene la medida de austeridad.

En la última quincena de junio, la UTAP recibió un comunicado de Tocumen donde le informaba la suspensión de una serie de contratos. Sin embargo, de manera organizada estos trabajadores ya habían cedido a una serie de sacrificios para evitar los mismos durante abril y junio pasado.

Ramón Sánchez, secretario general de la UTAP, señaló a La Estrella de Panamá que mantendrán su lucha, para que más compañeros no sean afectados con la suspensión de contrato.

Como "ejemplo" para otras entidades gubernamentales, durante dos meses se bajó la jornada laboral al 50%, lo que representa que recibieron la mitad de su salario.

"Insistiremos al Gobierno Nacional que de requerir apoyo financiero Aitsa, este apoye la empresa estatal", aseguró Sánchez. Y añadió: "Buscamos que estos compañeros a quienes les han suspendido el contrato laboral sean beneficiados con el bono del Plan Panamá Solidario, y se cuente con la certeza de que todos los recibirán el mismo mes".

El dirigente abogó por aquellos compañeros que son el sustento de sus dependientes, donde hay miembros con algún grado de discapacidad para que los mismos no les suspendan el contrato, ya que eso afectaría aún más la situación de esas familias; así como su seguro privado y social.

"Le solicitamos a Aitsa considerar las terminaciones laborales voluntarias y mutuo acuerdo, según sus posibilidades económicas, para que estos trabajadores reciban sus derechos adquiridos, pues hay gente que no está cómoda con lo sucedido. Es humano y hay que comprenderlo".Ramón Sánchez
Secretario general de la Unión de Trabajadores Aeroportuarios de Panamá

El rechazo a la suspensión de contratos laborales es una lucha apoyada por los trabajadores de los aeropuertos que administra Aitsa, entre ellos: Tocumen, Panamá Pacífico, Colón, Río Hato y David, porque al igual que el resto de la población están afectados por los efectos de la covid-19.

En tanto, Aitsa, informó a través de un comunicado que llegaron a esa situación debido a la realidad que enfrenta la industria aeroportuaria en el mundo por las medidas sanitarias frente a la pandemia.

Desde marzo de 2020, se suspendieron los vuelos internacionales y se ordenó el cierre de los establecimientos comerciales, en general, incluyendo los concesionarios y arrendatarios de las terminales aéreas, afectando sus ingresos.

La suspensión temporal de los contratos será por un período de 30 días, prorrogables y que la misma no implica la terminación del contrato o de la relación de trabajo. 

Según A itsa "aquellos colaboradores a quienes se les aplique esta medida, seguirán manteniendo sus beneficios del seguro privado de la empresa, de la Caja de Seguro Social, podrán recibir los beneficios y ayudas que el Gobierno está brindando y podrán retornar a sus puestos de trabajo una vez culmine esta medida".

En el documento, Aitsa sostiene que desde el inicio de la pandemia la administración implementó una serie de medidas para no afectar los ingresos de sus trabajadores, incluyendo teletrabajo y otorgamiento de vacaciones, ya sean vencidas, corrientes o adelantadas, lo cual les permitió "garantizar" una remuneración completa y el pago de la primera partida del Décimo Tercer Mes.  

"Es importante señalar que la suspensión de contratos de trabajo procura, además, proteger la salud de nuestros colaboradores, evitando la aglomeración innecesaria de trabajadores en los centros de trabajo, minimizando las probabilidades de contagio, sobre todo de aquellos cuyas posiciones no aplican para trabajar bajo la modalidad de teletrabajo", añade la empresa.

Y concluye: "Debemos recordar que las normas y lineamientos de higiene y salud promulgadas por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral y el Ministerio de Salud nos imponen, producto del distanciamiento físico requerido, un tope máximo a la presencia de trabajadores en cada centro de trabajo, no superior al 25% de la nómina".