27 de Oct de 2021

Nacional

Transportistas querellan a expresidente Varela y a exministro Rubio

El decreto que reglamentó las plataformas de transporte en Panamá es la razón de la querella penal presentada 

Alvaro Muñoz presenta Denuncia contra Juan Carlos Varela y al exministro Rubio. Procuraduria General de la Nación.
Alvaro Muñoz presenta Denuncia contra Juan Carlos Varela y al exministro Rubio. Procuraduria General de la Nación.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Los transportista de Panamá y Colón presentaron una querella penal, en la Procuraduría de la Nación, contra el expresidente Juan Carlos Varela, y el exministro de Gobierno, Carlos Rubio.

La querella penal, presentada en horas de la mañana, es por el Decreto 331, que reglamentó las plataformas de transporte que operan en Panamá, como la estadounidense Uber o la española Cabify.

Álvaro Muñoz, abogado de los transportistas de Panamá y Colón, presentó la querella aduciendo que Varela y Rubio se extralimitaron en sus funciones, debido a que reglamentaron el transporte público sin pasar por la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre.

Los transportistas sostienen que se violó el artículo 184 de la Constitución Política en su numeral 14, que establece que es función del presidente de la República reglamentar las leyes que lo requieran para su mejor cumplimiento, sin apartarse en ningún caso de su texto ni de espíritu.

En la querella penal, explicó el abogado, se está exigiendo una reparación de daños para los transportistas de turismo, taxis en las provincia de Panamá y Colón, porque son los más afectados.

De acuerdo con el Decreto Ejecutivo 331, firmado en octubre de 2017, por el entonces presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela y el ministro de Gobierno, Carlos Rubio, los conductores de las plataformas tecnológica de transporte deben de tener 21 años de edad y contar con licencia Tipo E1, expedida por la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre.

El cobro efectivo, según establecía el Decreto podía ser hasta seis meses después de publicado el Decreto, por lo que se estimaba que los usuarios podían pagar el servicio de Uber  y Cabify en efectivo hasta finales de abril de 2018.

Los transportistas y usuarios iniciaron batalla legal por el cobro en efectivo y en tarjetas. Al final la Corte Suprema de Justicia dictaminó que los usuarios pueden pagar en efectivo en las plataformas de transporte.