Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Nacional

Testigo protegido revela 'compra y venta' de fallos en el Órgano Judicial

Según el relato del testigo protegido, a quien el abogado José Félix Estribí considera su confidente, supuestamente hubo ofrecimiento de dinero del empresario Gustavo Vásquez al exmagistrado Oydén Ortega y a su hijo

Las denuncias sobre la supuesta compra y venta de fallos en los Juzgados de Primera Instancia, Tribunales Superiores y la Corte Suprema de Justicia (CSJ); podrían dejar en evidencia la existencia de actos de corrupción y sobornos en el Órgano Judicial.

Testigo protegido revela 'compra y venta' de fallos en el Órgano Judicial

Un nuevo caso sobre supuesta venta de fallos en el sistema judicial panameño sale al tapete luego de que un testigo protegido revelara ante el fiscal de circuito, Juan Domingo Cano, de la Fiscalía Primera Superior Especializada contra la Delincuencia Organizada, una serie de supuestos actos irregulares en los que habrían incurrido algunos magistrados y jueces en una disputa entre Emilia Estévez de Vásquez versus Gustavo Vásquez, propietario de una mueblería y una financiera de la localidad.

El testigo protegido en entrevistas ante el fiscal Cano, dio a conocer las diversas conversaciones que había sostenido con el abogado José Félix Estribí Ortega, mano derecha de Vásquez, sobre este caso, en el cual presuntamente Estribí y Gustavo Vásquez habrían influido para que jueces y magistrados se opusieran al proyecto de resolución que concedía el recurso de casación presentado por Estévez.

En la entrevista, el testigo protegido hace alusión al magistrado Miguel Espino, quien según le contó Estribí, es un católico muy creyente.

A este magistrado, indicó el testigo, la esposa de Estribí , Dora de Estribí, le habría entregado 650 “rosarios”.

Detalla el testigo que Estribí en confianza le dijo que le respondió a Gustavo Vásquez que “ El Rosario”, (como estos apodan al magistrado Espino) le había dicho que eso era lo único que quería, los rosarios y ahí Estribi le dijo a Gustavo que fueron 650 rosarios.

El dinero para esos rosarios los habría supuestamente proporcionado Gustavo Vásquez, según le comentó Estribí al testigo.

Estribí Ortega, indica el entrevistado, le confirmó al señor Gustavo Vásquez Pérez que ya había arreglado con el magistrado Espino, para que votara a favor de las empresas demandas en la concesión del recurso de casación que se formalizó en representación de la demandante.

El testigo protegido también menciona a la juez de nombre Marieta Ábrego Santos, el cual según le contó Estribí, tiene confianza con él y que esta le planteó que no iba a tomar riesgos por el gusto, que le pagaran tres mil dólares sino ella no hacía nada.

“Él (Estribí) me cuenta que cuando pasó eso, fue y habló con Gustavo, y Gustavo le dio el dinero a José Félix y él fue a llevárselo a la juez”, ralata el testigo a la fiscalía.

El pago realizado, presuntamente era para que esta votara a favor de las empresas demandadas, cuyo dueño es Gustavo Vásquez Pérez.

En este caso fueron recusados el magistrado Miguel Espino y Marieta Ábrego Santos, Juez Titular del Juzgado Primero de Circuto del Ramo Civil por supustamente haber recibido de Estribí, esta última, el pago de tres mil cuatrocientos dólares.

Según el recurso de recusación por causa sobrevenida, presentado por la firma Muñoz, Arango y Leal, dichos pagos fueron para que la magistrada Ábrego Santos favoreciera, “como en efecto lo hizo”, a las demandadas mediante la oposición (observación) al proyecto de resolución que concedía el recurso de casación y que posteriormente negara la concesión del mencionado medio de impugnación.

La petición de Estribí a Ábrego, según el escrito, era que votara a favor de las demandas oponiéndose a las decisiones que proyectara la magistrada Lilian Ducruet, y que según el testigo, Estribí le había manifestado que esta era honesta.

Según la firma Muñoz, Arango y Leal, el señor Estribí Ortega le confió de viva voz al testigo protegido, que él (Estribí Ortega) arregló que los magistrados Miguel Espino y la magisrada Ábrego Santos, se opusieran, mediante observaciones, a la decisión de conceder el recurso de casación que se encuentra pendiente de concesión.

Plantea la firma de abogados que de acuerdo con las afirmaciones de Esttribí, la magistrada Ábrego Santos en efecto, observó el proyecto de decisión que concedía el recurso de casación presentado por la demandante, “lo que demuestra que la magistrada Ábrego Santos fue efectivamente influida en su decisión por las prestaciones, donaciones y promesas de pago hechas por el señor Estribí Ortega a dicha magistrada para que decidiera a favor de la parte demandada”.

Indican que todos los hechos que constan en las entrevistas realizadas por la Fiscalía al testigo protegido, acreditan que la magistrada Ábrego Santos y el magistrado Espino tuvieron contactos impropios con el señor Estribí Ortega, “que resultaron en la ayuda indebida de las demandadas en este proceso”.

Con base a lo expuesto en su recurso de recusación, la firma de abogados pide que se separe a la magistrada Ábrego Santos y al magisrado Miguel Espino de participar en el conocimiento del presente negocio judicial, ya que con sus hechos han demostrado haber actuado de forma parcial, de forma intencional a favor de las demandadas.

Mención al ex magistrado Ortega y a su hijo

En otra de las entrevistas incluso, el testigo protegido, hace referencia a un caso de Gustavo Vásquez del que le habría hablado Estribí Ortega en el que supuestamente habría influido el entonces magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Oydén Ortega y en el cual había en disputa 10 millones de dólares.

Según la firma de abogados demandantes Muñoz, Arango y Leal, el caso al que se refiere el señor Estribí Ortega como de 10 millones, es el mismo proceso en que están presentando la recusación, identificado como N0.194/09.

Según relata el testigo protegido, Estribí le contó que él le había arreglado problemas a Vásquez y mencionó el caso del hijo de un magistrado “que era el que hacía las vainas”.

También indicó que Estribí le informó que el magistrado Ortega le dijo a él que quería ayudarlo y que el magistrado le preguntó que cuánto le daban por ese caso de los $10 millones y Estribí le notificó que el magistrado dijo “pídele (a Gustavo Vásquez) cien mil para mi y cien mil para mi hijo”.

Al final, según el relato del testigo, Estribí le contó que habían pactado por ciento cincuenta mil, pero que Vásquez había planteado que si eso salía rápido les darían los doscientos mil.

“Yo le decía a Gustavo apenas te admitan esa vaina y te tiren el fallo yo te traigo el fallo y con ese fallo tienes que darle los setenta y cinco mil y después cuando esa vaina salga, tú me traes la otra mitad”, detalla el relato del testigo a la fiscalía sobre lo que presuntamente le habría dicho Estribí Ortega.

MP investiga

El Ministerio Público adelanta una investigación por este proceso, que está a cargo de la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada, tras recibir las entrevistas de este testigo protegido.

El objeto de las investigaciones es por la presunta comisión de actos de corrupción (sobornos) en el Órgano Judicial, específicamente a jueces y magistrados para influir en sus fallos o decisiones a favor de la persona, que de acuerdo con las investigaciones, es la que ha venido realizando dichas prácticas ilegales.

Entre los fallos que forman parte de la investigación se encuentran varias de las decisiones tomadas en este proceso identificado como N0. 194/09, (Emilia Estévez de Vásquez Vs Financiera Única, S.A. y Mueblería Unión, S.A.), debido a que supuestamente estas decisiones fueron influidas por el pago de dinero y donaciones realizadas por las demandadas, presuntamente a través de Gustavo Vásquez Pérez, representante legal de las empresas demandasas.

Preocupación

El testigo también contó que Estribí le había expresado su preocupación por toda esa plata que él (Gustavo Vásquez) “me daba para esa vaina y muchas otras cosas de él”.

Según lo relatado por el testigo, Estribí le manifestó que Gustavo le iba a hacer las declaraciones de renta porque el dinero entregado, lo colocaba como honorarios profesionales.

“Lo está declarando y nada más me hizo una puta declaración y a partir de ahí no me hizo ninguna otra declaración desde el 2012”, asegura el testigo que le contó Vázquez muy preocupado.

Detalla el testigo que Estribí exclamó: “donde a mí me agarran en una cruzada me aplican esa Ley lavado de dinero, porque si yo recibí toda esa plata como honorarios, dónde está, en qué me la gasté”.

“El miedo mío es que Gustavo si declara como gastos los honorarios que me paga y al yo no declarar, me van a preguntar dónde está toda esa plata que Gustavo me ha pagado desde el 2013 hasta hoy”, contó supuestamente Estribí a su confidente.

“Si, por ejemplo, Gustavo me ha dado desde 2012 para acá trescientos y pico mil dólares, dónde están mis declaraciones de renta, y yo de maricón le firmaba unos contratos de servicios profesionales y si yo no declaro y a mí me agarran, Gustavo tiene que pagar todas mis declaraciones y eso a Gustavo lo tiene preocupado, como yo estoy en una delgada línea roja, pero ya estamos a punto de coger esa plata, los diez millones (del fallo en el cual supuestamente habría influido el ex magistrado Ortega)”, habría manifestado Estribí, según contó el testigo a la fiscalía.