Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Nacional

Coonapip pide al Gobierno que se respete a los pueblos originarios y sus autoridades tradicionales

Para la Coonapip, el manejo de la crisis por la pandemia de la covid-19, ha generado actuaciones gubernamentales que afectan a la población indígena

Indigenas hoy
Diversas etnias del país celebraron en Panamá el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.Roberto Barrios|La Estrella de Panamá

La Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip), al conmemorarse hoy el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, hizo un llamado al gobierno a atender en orden de prioridad las demandas por territorios en cumplimiento de los estándares internacionales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En Panamá, según Coonapip, el reconocimiento de los derechos a la tierra, el acceso a educación de calidad, el acceso a la salud de calidad, la falta de atención en todos los aspectos tanto económicos como sociales de los pueblos indígenas siguen estando en mora, acentuándose hoy durante la pandemia del covid-19.

De acuerdo con la organización, el día es oportuno para hacer un llamado al país y al mundo de los múltiples problemas que persiste en la población originaria panameña, en los siete pueblos y los 12 territorios y congresos, donde la situación socio económica adversa y la falta de acceso a las necesidades básicas siguen siendo una constante, condenando aún más la población indígena a la pobreza y pobreza extrema.

Para la Coonapip, el manejo de la crisis de salud causada por la pandemia de la covid-19, ha evidenciado una serie de actuaciones gubernamentales que afectan directamente a la población indígena como la falta de respuesta oportuna a la atención de salud, el acceso a los recursos solidarios, la falta de insumos de salud y protección, el levantamiento y registro real de las estadísticas de los casos de contagiados del corona virus, pruebas realizadas y defunciones.

De igual manera, aseguran, se ha dejado al descubierto la falta de sensibilidad y la discriminación contra los pueblos indígenas en hechos tan puntuales y bochornosos como lo ocurrido en Darién el pasado 31 de julio, cuando el gobernador de esta provincia y el director de salud de esta región, atentaron contra la salud y seguridad de un grupo de residentes originarios de la Comarca Emberá.

Estos residentes de esta comarca, afirma la organización, fueron "retenidos, humillados" y devueltos a la ciudad de Panamá, por órdenes del gobernador darienita, a sabiendas de que cumpliendo con todos los protocolos sanitarios, eran parte de un viaje humanitario que regresaban a sus territorios luego de estar varados en la capital afectados por los efectos negativos de la pandemia.

Coonapip reiteró su llamado al gobierno nacional a que respete a los pueblos originarios, respete sus autoridades tradicionales, respete las leyes comarcales, que haya plena coordinación en los territorios entre el gobierno y las autoridades tradicionales a la hora de llevar algún nivel de respuestas, para que haya una mejor coordinación, y que las imágenes de los pueblos indígenas dejen de ser una mera pieza propagandística vacía, mientras las necesidades siguen esperando una respuesta real y efectiva.