Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Nacional

Defensoría del Pueblo alerta que 2,119 reos se contagiaron de covid-19 sin visitas

El Ministerio evalúa la apertura de las visitas de familiares a los centros penales, luego de seis meses de restricción para mitigar la covid-19

Defensoría del Pueblo evaluando situación de covid-19 en cárceles
La Defensoría del Pueblo realizó la evaluación en la semana correspondiente del 19 al 24 de septiembre.Cedida

Sin recibir la visita de familiares, unos 2,119 privados de libertad se han contagiado de covid-19, según se desprende del informe de la Dirección de Privados de Libertad (PRILI) de la Defensoría del Pueblo compartido este domingo.

La publicación del informe coincide con el anuncio de evaluación de apertura de visitas por parte de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) del Ministerio de Gobierno (Mingob), el pasado 23 de septiembre, luego de ordenar su suspensión temporal desde marzo con la pandemia.

Mediante su reporte, la PRILI informó a Eduardo Leblanc, titular de la Defensoría del Pueblo, que el Centro Penitenciario La Nueva Joya encabeza la lista, con 379 contagiados; le sigue el Centro Penitenciario de Santiago, con 313 contagiados y una defunción; en tercer lugar está el Centro Penitenciario de Chiriquí, con 252 contagiados y una defunción; seguido del Centro Penitenciario de Chitré, con 238 casos de contagios registrados y el Centro Femenino de Rehabilitación, con 218 afectados por covid-19.

Otros casos s reportaron en el Centro Penitenciario de Las Tablas, con 151 contagios; el Centro de Detención de Tinajitas, con 150 casos; el Centro Penitenciario El Renacer, con 130 contagiados y el Centro Penitenciario de Aguadulce, con 110 privados de libertad contagiados.

El reporte de la PRILI además registra los casos en el Centro Penitenciario La Joya, con 63 contagios y una defunción; el Centro Penitenciario Nueva Esperanza, con 32 privados positivos de covid-19; el Centro Penitenciario la Joyita, con 30 y una defunción; el Centro Penitenciario de Bocas del Toro, con 21 contagios; el Centro de Transición de La Chorrera, con 16 privados afectados; el Centro de Transición de Tocumen, con 15 y el centro Penitenciario Los Algarrobos con un solo caso registrado.

Este informe se basa en visitas e investigaciones hechas por el personal de la Defensoría del Pueblo, en la semana correspondiente del 19 al 24 de septiembre, por lo que advierten podría estar cambiando de acuerdo a la evolución y comportamiento del virus dentro de las cárceles.

Tras conocer el reporte de la PRILI, Leblanc manifestó mediante un comunicado de prensa que "es preocupante esta situación a nivel nacional, sobre todo porque ya se ha anunciado la reapertura de visitas y si no se garantiza un real programa de bioseguridad, esto podría ser peor, no solo para los reclusos, también para sus familiares y abogados".

"Es preocupante esta situación a nivel nacional, sobre todo porque ya se ha anunciado la reapertura de visitas y si no se garantiza un real programa de bioseguridad",Eduardo Leblanc González

No obstante, una publicación de 24 de septiembre del Mingob —regente de los centros de privados de libertad— informó sobre un acumulado de 2,134 privados de libertad que dieron positivo a covid-19, la variación entre ambas direcciones es de 15 privados contagiados con el virus. 

Con base en los datos del Mingob, de la población afectada con covid-19 unos 1,833 privados de libertad están recuperados, otros 298 son casos activos, dos hospitalizados y un total de seis defunciones en el país.

Hasta el pasado, 7 de septiembre, el Mingob autorizó la visita presenciales y de 30 minutos de abogados en los centros penales de Chiriquí, La Nueva Joya, La Joya y La Joyita, manteniendo las recomendaciones del Ministerio de Salud, a través de cubículos que permitirán el distanciamiento social.

En un comunicado de fecha del 26 de marzo de 2020, el Mingob informó que con el próposito de salvaguardar la vida, la salud y el respeto a los Derechos Humanos de las personas privadas de libertad, en la lucha contra covid-19 suspendió temporalmente toda visita exterma y ordenó medidas estrictas de sanidad a los custodios y personal administrativo de los centros penintenciarios otorgándoles gel alcoholado y mascarillas para su uso.