Temas Especiales

13 de May de 2021

Nacional

CIDH: Panamá debe garantizar los Derechos Humanos de la población LGBTI

En audiencia sobre matrimonio igualitario realizada en la CIDH, los relatores hicieron un llamado de atención al gobierno para que ajuste las normas 

Audiencia CIDH Panamá matrimonio igualitario
Audiencia CIDH Panamá matrimonio igualitarioAdelita Coriat | La Estrella de Panamá

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó audiencia sobre el matrimonio igualitario en Panamá.

En una sesión de más una hora y media, y con la participación de la Fundación Iguales, representantes del gobierno panameño y relatores especiales, se hizo un enérgico llamado de atención a Panamá para adecuar la legislación que califican de discriminatoria y exclusoria de la población LGBTI, al mismo tiempo de reconocer sus derechos, que no solo se limitan al derecho al matrimonio igualitario, sino otros derechos fundamentales. 

La Fundación Iguales, reprochó que en Panamá aún no se ha legalizado el derecho al matrimonio, y compararon este 'avance' en países como Colombia, Argentina, Costa Rica, Ecuador, y otros.

Los magistrados de la  CIDH, escucharon los relatos de la pareja conformada por Enrique y John Winstaley, quienes en 2017 interpusieron un recurso ante la Corte Suprema de Justicia panameña  para que se declare inconstitucional la frase “entre un hombre y una mujer”, que encierra el concepto del matrimonio en el Código de la Familia.  Además de ésta, hay dos demandas adicionales al mismo tono. No obstante, la Corte aún no se ha pronunciado al respecto. 

Si el grupo que se considera afectado reconoce que hay voluntad del Gobierno panameño para comprometerse en el avance de la no discriminación de esta población, los funcionarios panameños dejaron claro a la CIDH que quien debe pronunciarse en el tema es la Corte, encargada de dirimir estas inconstitucionalidades.   

Entre los avances que ha logrado el gobierno panameño, según  los representantes del Tribunal Electoral, en voz de  Andreína Acevedo y Edwin Herrera, están el cambio de generales y documento de identificación de las personas trans que habían realizado su cambio de nombre con posterioridad a la emisión del padrón electoral. 

En cuanto al tema de matrimonio igualitario, Acevedo indicó que el Tribunal Electoral ha cumplido dentro de su marco de competencia debido a la existencia de normas expresas que lo impiden y prohíben. "En este sentido, es la Corte el órgano del Estado competente para ejercer el control de constitucionalidad cuando se requiere expulsar del ordenamiento jurídico una norma, por ser contraria a la Constitución o un tratado de derechos humanos", explicó la funcionaria. 

Los relatores Alberto Brunori, Flavia Piovesan y Julissa Mantilla, fueron enfáticos en que en Panamá se vulneran los derechos de la población LGTBIQ solo por su orientación sexual. 

"En el caso de Panamá, la CSJ está considerando sobre la inconstitucionalidad de las normas que prohíben el matrimonio entre parejas del mismo sexo. A través de su opinión consultiva, la CIDH ha sido enfática y ha hecho un llamado a todos los órganos de los Estados a realizar la debida adecuación de su legislación nacional para cumplir con el debido reconocimiento de la dignidad humana de parejas del mismo sexo, incluyendo su derecho al matrimonio civil y otros derechos fundamentales de los cónyuges como su derecho a conformar una familia, los pagos de pensión alimenticia, los derechos  de la herencia, cobertura de sistema de seguridad social, entre otros", llamó la atención Brunori.  

La relatora Piovesan resaltó la importancia que desde el Ejecutivo se brinde la debida capacitación de una área clave, el Registro Civil. "En mi calidad de relatora, hago la recomendación el Estado de Panamá, de acuerdo con su buena voluntad, compromiso y hacer una capacitación de acuerdo con la Opinión Consultiva 24 de 2017, porque la debida capacitación de los Registros Civiles garantiza el debido derecho a la protección de la identidad de género y el matrimonio igualitario", señaló. 

Para cerrar, Chanis indicó que el tema de matrimonio no se centra únicamente en los argumentos legales, sino ir más allá. Es un contexto social económico y cultural de la constante violación a los derechos humanos. Reclamó la respuesta del Ministerio de Seguridad ante los constantes reclamos de los gays en Panamá que se sienten abusados por el trato de la fuerza pública

"Como lo dijo la relatora de Panamá, Piovesan, esto no resulta una asunto de hoy día, hace dos años Fundación Iguales, junto a organizaciones del hemisferio nos presentamos frente a esta misma organización  a solicitar el derecho al matrimonio. Países como Ecuador y Costa Rica lograron reconocerlo y sabemos que otros países del hemisferio también. El caso de Panamá es complejo, somos el puente de acceso a recursos económicos y comercio, pero no somos un puente de derechos humanos y de respeto  a ellos y menos de respeto a personas LGBTIQ, es compleja la situación", añadió Chanis. 

La petición de la fundación, va más allá de reconocer el matrimonio igualitario, sino de reconocer su dignidad humana y evitar las acciones discriminatorias que en el día a día afectan la dignidad de esta población y su derechos humanos