04 de Dic de 2021

Nacional

Panamá anuncia cuarentena total y llegada de médicos extranjeros

El toque de queda será los fines de semana de Navidad y Año Nuevo. Se aplicarán otras medidas como cercos sanitarios y "ley seca" en todo el país

movilidad
El incremento de casos covid-19 fue atribuido a la movilización de personas durante fiestas patrias y el día de las madres.Archivo

El Gobierno de Panamá implementará una cuarentena total durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, aumentará las horas del toque de queda, fijará cercos sanitarios y contratará a médicos extranjeros. Estas son algunas de las medidas dictadas este martes por las autoridades con la intención de reducir los contagios de covid-19 y atender a la población ante el colapso de la capacidad hospitalaria instalada.

Panamá

El Minsa publica en Gaceta restricción del uso de la mascarilla con válvulas

Lee más

El ministro de Salud, Luis Sucre, anunció en conferencia de prensa que a partir del 18 de diciembre hasta el 4 de enero habrá toque de queda y ley seca, de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana.

Detalló que las instituciones públicas laborarán hasta el 50% de funcionarios dentro de sus instalaciones, trabajando en días alternos y en funciones que se les estará dando extramuros.

"Los días en los que no asistan a sus sitios de trabajo, estarán colaborando en otras funciones en la distribución de bolsas de comida en el Plan Panamá Solidario a nivel nacional y en otras funciones que se les estará encomendado", detalló Sucre.

Informó además que a partir del 23 de diciembre a las 5:00 de la mañana hasta el 4 de enero a las 5:00 de la mañana, se restringirá el paso desde Panamá y Panamá Oeste hacia el interior del país y se estarán instalando puestos de control en algunas áreas como Divisa, la Villa de Los Santos, Chagres y Viguí, entre otros.

Cuarentena total en Navidad y Año Nuevo 

Se establece también una cuarentena total desde el viernes 25 de diciembre a las 7:00 de la noche hasta el lunes 28 de diciembre a las 5:00 de la mañana y desde el viernes 1 de enero a las 7:00 de la noche hasta el lunes 4 de enero a las 5:00 de la mañana.

Sucre explicó que se mantendrán todos los proyectos de obras públicas en las instalaciones estratégicas para enfrentar la emergencia sanitaria, como son la construcción y habilitación de la Ciudad de la Salud y el ITSE.

Agregó que los trabajadores que laboren en estas obras, no estarán incluidos dentro de la cuarentena.

De igual manera, a partir del 18 de diciembre queda suspendido el uso de ríos y mares, mientras que las áreas sociales de las residencias se someterán a los horarios del toque de queda.

"Continúan prohibidas las fiestas y se prohíbe la realización de reuniones con más de 10 personas. Los aeropuertos, puertos y fronteras, permanecerán abiertos cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad", destacó Sucre.

En tanto, las empresas de "delivery" y de reparto de comida, podrán funcionar hasta las 10:00 de la noche.

Contratarán médicos extranjeros 

Sucre informó además que, en vista de que se ha aumentado la capacidad instalada y se han realizado diversas convocatorias sin obtener el suficiente recurso humano especializado, el gobierno nacional tomó la decisión de traer médicos extranjeros.

Estos galenos serán traídos de Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Cuba, con el objetivo de reforzar el sistema de salud y garantizar la atención a la población panameña.

Sucre afirmó que el objetivo de este tipo de medidas es cortar la cadena de contagio y para evitar que la covid-19 siga propagándose.

"No podemos seguir ayudando al virus a que se propague, de lo contrario causará enfermedad y muerte", advirtió.

Reintegro gradual de trabajadores suspendidos

En tanto, la ministra de Trabajo y Desarolo Laboral, Doris Zapata explicó el alcance del Decreto Ejecutivo 229 de 15 de diciembre de 2020 con el cual se apruebe el reintegro gradual a partir del 1 de enero de 2021, de los trabajadores con suspensión de los efectos de los contratos prorrogados en virtud de la Ley 157 de 2020.

Con este decreto se autoriza a las empresas que se mantengan cerradas por disposición de la autoridad sanitaria, a solicitar la prórroga de la suspensión de los efectos de los contratos del 100% de sus trabajadores, por fuerza mayor o caso fortuito, mientras se mantenga vigente dicha orden.