21 de Sep de 2021

Nacional

Nuevos corregimientos, descentralización y el papel de las autoridades locales

El país sumó 11 nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro. ¿Qué tan necesario es seguir dividiendo territorial y políticamente el país? Una docente jubilada y un joven activista analizan el tema

Nuevos corregimientos, descentralización y el papel de las autoridades locales

“Panamá territorialmente es un país pequeño, dividido y subdividido en pequeñas células que operan reguladas administrativa y políticamente; creo que no es necesario dividirlo más”.

Elia López de TulipanoDocente jubilada

El presidente Laurentino Cortizo sancionó la ley que crea nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro, sin embargo, vetó una iniciativa similar para la comarca Ngäbe Buglé. ¿Cómo analiza esta situación?

Sancionar una ley de creación de nuevos corregimientos, no me parece que sea una urgencia nacional, en medio de una crisis mundial y nacional por pandemia. Creo que debió haber un proceso de consultas amplio y científico a los involucrados, los ciudadanos de esos territorios, que den cuenta de las prioridades reales que tienen y cuáles son las riquezas con que cuentan para su desarrollo. Qué soluciones ofrece la modificación de la estructura de división política, qué intención tiene la propuesta de creación de corregimientos, quiénes son sus proponentes y de qué sector político provienen, si serán autosostenibles o subsidiados. Cuánto le costará al erario de los mismos, y sobre qué renta se justifica. Seguir con la política de 'qué hay pa mí', no es lo que requiere el país.

¿Considera necesaria la creación de nuevas divisiones político-administrativas del país, ya sea en distritos o corregimientos?

Panamá territorialmente es un país pequeño, dividido y subdividido en pequeñas células que operan reguladas administrativa y políticamente; creo que no es necesario dividirlo más. Seguir construyendo burocracia, ¿qué solución ofrece?

¿Cómo evalúa el papel de las autoridades locales?

Las autoridades locales son una alternativa para que el pueblo se sienta representado de manera consciente y responsable en la toma de decisiones. Sin embargo, una de las graves falencias es la falta de un escrutinio adecuado de quiénes son esas personas, qué grado de compromiso tienen con la población más allá de quienes votaron en una elección. Mientras el sistema político siga sin cambios reales, la evaluación de las autoridades locales seguirá siendo deficiente.

¿Cuál es su análisis de la descentralización que se inició en el gobierno pasado?

La descentralización ha pasado por varios gobiernos y cada uno ha promovido modificaciones en la legislación que crea el sistema. Creo que le falta una real autonomía para la ejecución de cualquier fondo que se destine. Los municipios quedan a merced de quienes dirigen los destinos del país y la importancia que le den a la implementación eficiente y efectiva de esa ley.

La descentralización busca, en teoría, modernizar la gestión del Estado, ¿qué aspectos considera usted que se deben contemplar en este proceso que hasta el momento no ha sido tomando en cuenta?

Creo que lo primero es una cultura de rendición de cuentas y transparencia, que es clave para la confianza de la gente; también el enfoque con que se generan los programas y proyectos, más allá de una cultura asistencialista o de dádivas electorales. Un buen desarrollo local es básico para el fortalecimiento nacional; la participación ciudadana en los asuntos públicos puede ser un contrapeso eficiente contra los reclamos por la solución de las demandas locales de la gente.

“La modificación de la división política debe responder a subsanar las desigualdades territoriales, no a los caprichos ni intereses de diputados de su partido”.

Freddy PittíEstudiante de derecho

El presidente Laurentino Cortizo sancionó la ley que crea nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro, sin embargo, vetó una iniciativa similar para la comarca Ngäbe Buglé. ¿Cómo analiza esta situación?

El presidente Laurentino Cortizo envía un mal mensaje. Sus acciones generan dudas y crea suspicacia sobre la verdadera intención para la creación de estos nuevos corregimientos. La modificación de la división política debe responder a subsanar las desigualdades territoriales, no a los caprichos ni intereses de diputados de su partido.

¿Considera necesaria la creación de nuevas divisiones político-administrativas del país, ya sea en distritos o corregimientos?

La desigualdad, como consecuencia directa de la división política actual es una realidad, sin embargo, estos cambios deben ser impulsados con base en estudios, evidencia y sustentación. No se trata de crear nuevos corregimientos solo para satisfacer los favores  politiqueros y a conveniencia de allegados al poder. Por otro lado, aún estamos esperando que el diputado Benicio  Robinson sustente este proyecto de ley que crea nuevos corregimientos.

¿Cómo evalúa el papel de las autoridades locales?

Como una labor sumamente deficiente. En muchos casos pareciera que quienes se postulan a los cargos de representantes y alcaldes no tienen idea de la amplitud de las funciones de estos, y solo se limitan a repartir  bolsas con comida, mientras que las ciudades y pueblos carecen de aceras dignas, accesos universales para personas con discapacidad, parques, espacios para el arte, el deporte, proyectos de infraestructura en pro del mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos y una verdadera planificación urbana y de comunidad. Por otro lado, hay grandes falencias en la inclusión de los ciudadanos en la ejecución de los fondos de la descentralización. Mucha opacidad, muchas cuentas que rendi  y poca o nula transparencia.

¿Cuál es su análisis de la descentralización que se inició en el gobierno pasado?

Mi percepción es que la secretaría ha hecho un pobre esfuerzo por divulgar sus bondades, empoderar al ciudadano y prepararlo para su inclusión en la ejecución de los presupuestos. Mientras no haya una participación activa de las personas a lo largo del proceso, seguirán las deficiencias y las acciones que no responden a las necesidades de la comunidad. Designar alcaldes fallidos como Francisco Vigil, como director de la Autoridad de Descentralización, resultó en que después de varios periodos como alcalde la ciudad de David no tuvo la capacidad de resolver los problemas de  infraestructura, en cambio dejó un caos urbanístico a su salida.

La descentralización busca, en teoría, modernizar la gestión del Estado, ¿qué aspectos considera usted que se deben contemplar en este proceso, que hasta el momento no han sido tomandos en cuenta?

La descentralización tiene varios objetivos, como cubrir necesidades puntuales de infraestructura de la comunidad en pro del mejoramiento de la calidad de vida. La participación ciudadana efectiva en todo el proceso es necesaria, se debe fortalecer la divulgación, inclusión, pero sobre todo la transparencia, tanto desde la secretaría, como desde los gobiernos locales. Es de interés público todo lo relacionado con la gestión de estos fondos y su ejecución. Lamentablemente, hasta ahora el manejo ha sido llevado de forma muy opaca y de espaldas al ciudadano.