Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

Aprueban las visitas presenciales en el centro femenino Cefere

A partir del 12 de abril los familiares de las privadas de libertad podrán asistir bajo estrictas medidas de bioseguridad

Nuevo centro de rehabilitación femenino costará $26.3 millones
El actual Centro Femenino de Rehabilitación Cecilia Orillac de Chiari (CEFERE).Archivo La Estrella de Panamá 

El Centro Femenino de Rehabilitación “Cecilia Orillac de Chiari” (Cefere) recibirá a partir del lunes 12 de abril visitas presenciales de familiares, después de que se adecuara espacios para garantizar las medidas de bioseguridad contra la covid-19.

Según el Sistema Penitenciario, las reuniones tendrán una duración de 30 minutos, solo permitirán el ingreso de un familiar que deberá estar una hora antes de la estipulada para cumplir con los controles de seguridad y bioseguridad, la persona no debe ser mayor de 60 años ni menor de 18 años, podrá llevar una comida preparada, que debe estar dentro de un envase transparente redondo o cuadro de ocho pulgadas de largo por cinco pulgadas de ancho y dos pulgadas de profundidad (máximo tres envases).

Se exigirá el uso obligatorio de la mascarilla, careta facial (solo familiares), lavado de manos, saludos con codos, toma de temperatura.

Respecto a los juristas, la entidad dijo que los mismos deben elevar una solicitud al correo solicitudconferencia@mingob.gob.pa., para que se le agende su comparecencia al centro penitenciario. De igual forma, continúan las videollamadas, que se realizan a solicitud por correo, para que la persona privada de libertad tenga acceso a su defensa legal.

El Sistema Penitenciario expresó que los otros centros femeninos se mantienen en igual horario de visita familiar, es decir, Los Algarrobos los martes, jueves y viernes; Llano Marín los sábados y Nueva Esperanza, Colón, los miércoles, divididos en dos grupos cada 15 días.

Cinthia Novoa, subdirectora general del Sistema Penitenciario, expresó que las visitas son fundamentales para que las privadas de libertad mantengan los nexos familiares con el respeto a los derechos humanos.