18 de Sep de 2021

Nacional

Lotería Nacional: ¿dónde quedó la beneficencia?

Una de las instituciones más antiguas del país, fundada con fines sociales, se ha visto sacudida en las últimas semanas por un premio de un millón de dólares. Un universitario y una economista analizan el tema

Lotería Nacional: ¿dónde quedó la beneficencia?
Lotería Nacional: ¿dónde quedó la beneficencia?

Estudiante de derecho y ciencias políticas, mercadólogo de profesión, activista político y coordinador de la organización ciudadana Juntos Decidimos.

Freddy PittíEstudiante de derecho

Las irregularidades en la Lotería dejan en evidencia, una vez más, el enorme esfuerzo que debemos hacer como país para adecentar nuestras instituciones estatales.

¿Cuál es su análisis del escándalo en la Lotería Nacional?

Es una situación sumamente delicada, preocupante y vergonzosa. Deja en evidencia, una vez más, el enorme esfuerzo que debemos hacer como país para adecentar nuestras instituciones estatales. No hay una sola institución que escape del juega vivo de funcionarios y la corrupción sistémica. El escándalo de la Lotería Nacional es otro ejemplo de cómo se lesiona el patrimonio de todos los panameños para beneficio de pocos.

¿Considera que se investigarán a fondo las irregularidades en el cobro del billete ganador del Gordito?

Como lo he mencionado en oportunidades anteriores, la confianza ciudadana en nuestra justicia es prácticamente nula. Pienso que la investigación sí se realizará, sin embargo, temo que al final los responsables no lleven el peso de la ley por sus actos. Impunidad es lo que impera en este país desde hace mucho tiempo. Esa confianza solo se recuperará con acciones concretas de nuestro sistema de justicia.

¿Cuál es su opinión sobre la Lotería Nacional de Beneficencia?

La Lotería Nacional es una institución completamente desfasada e ineficiente. Cambian los gobiernos, pero las grandes problemáticas se mantienen. Urgen cambios profundos y que permitan la modernización de la Lotería.

¿Cómo evalúa el sistema de entrega de libretas de billetes y chances a las personas llamadas billeteras?

La Lotería sigue en el siglo pasado y precisamente eso es lo que sigue profundizando los problemas internamente. Es un sistema ineficaz que solo da cabida al juega vivo e irregularidades de toda índole.

¿Qué cambios propondría para modernizar la institución y minimizar las irregularidades que constantemente se dan y que han sido escándalos en el país?

La institución entera debe atravesar por un proceso de modernización. Es fundamental que se establezca un diálogo con los billeteros y especialistas para llegar a un consenso y así ejecutar los cambios que se requieren. El funcionamiento de la Lotería debe ser automatizado, justo, transparente y fácil de auditar.

Es una educadora popular feminista, economista e investigadora. Fue directora del Centro de Estudios y Acción Social Panameño

Mariela ArceEconomista

No es la primera vez que se denuncian irregularidades con los premios, y no tengo conocimiento de que hayan puesto en la cárcel a los culpables

¿Cuál es su análisis del escándalo en la Lotería Nacional?

La corrupción en la administración pública es sistémica y de arrastre histórico. La Lotería Nacional no es una excepción, al contrario, por manejar recursos en efectivo es una entidad que se la pelean, pues se pueden hacer muchas formas de negociados con ella, desde la impresión de los billetes, la venta y distribución de libretas, las donaciones, los nombramientos de su personal, hasta cambiar billetes premiados y devueltos. Todo pasa y nadie se atreve a tocar este problema; sin embargo, en esta ocasión nos dimos cuenta por los medios de comunicación que hicieron eco de la pugna entre partidos y aliados al gobierno, al denunciar desfalco de los recursos públicos. Pero esta práctica corrupta debe ser un mecanismo que se viene utilizando desde hace tiempo, funciona como un sistema, de ahí la importancia de nombrar a familiares y amigos en puestos clave de gerencia de las agencias del interior y de la capital, para captar las devoluciones, falsificar los tiempos de devolución y cambiar los premios.

¿Considera que se investigará a fondo?

No creo que se investigará a fondo. No es la primera vez que se denuncian irregularidades con los premios, y no tengo conocimiento de que hayan puesto en la cárcel a los culpables. Estamos con un sistema de justicia en crisis de credibilidad, sus sentencias y fallos han sido altamente cuestionados e incluso se habla de las tarifas que se cobran dependiendo del nivel de la instancia que debe intervenir en cada caso. Entonces, ¿usted cree que se podrá saber realmente la magnitud y extensión en el tiempo de los desfalcos a la Lotería Nacional? Esta institución funciona como caja chica de los partidos de gobierno, lo más seguro es que si alguien pague alguna pena, tenga por seguro que no serán los llamados “peces gordos”. Por eso les recomiendo a los pescaditos, que comiencen a hablar antes de que los hundan y los dejen solos.

¿Cuál es su opinión sobre la Lotería Nacional de Beneficencia?

La Lotería tiene sus orígenes al inicio de la república en 1914, y posteriormente, en 1969, se especifica en su ley que va a servir para financiar los programas de desarrollo social del Estado. No obstante, en la práctica esta institución siempre ha estado más al servicio de las alianzas de gobierno, y es así como casi siempre su administración se ve como parte de los espacios políticos, colocando personas sin el perfil profesional adecuado y por lo tanto con equipos técnicos muy pobres. En este sentido, se nombra a copartidarios que han “caminado” y en muchas administraciones las denuncias de nepotismo son como una marca de esta institución. Es una institución anacrónica que se debe de reorganizar y limpiar de las mafias enquistadas en su sistema, garantizando velar por los recursos del Estado y su fin social. Hoy la agenda social se ha extendido, y los recursos públicos se han vuelto más escasos para obras sociales urgentes en Panamá, tales como albergues para mujeres víctimas de violencia, centros para personas mayores, centros para menores, centros de tránsito para migrantes, casas de la cultura, entre otras.

¿Cómo evalúa el sistema de entrega de libretas?

Desconozco los detalles, pero tengo entendido por publicaciones de los medios, que existen unos personajes que les llaman “Casas Grandes” y hacen funciones de acaparar cientos de billeteras, también hacen préstamos a billeteros, hacen de intermediarios y de otras formas de “protección” para que no te quiten las libretas o para que te den libretas, que luego ellos administran. En este negocio paralelo, algunas personas hablan de que se llevan más del 50% de las ganancias de la Lotería, y que estos a su vez pagan a altos funcionarios para que el sistema de Casas Grandes siga funcionando. Si no se desmonta y limpia todo el sistema, el escándalo del “Gordito” será solo otro “escandalito” más.

¿Qué cambios propondría para modernizar la institución y minimizar las irregularidades que constantemente se dan y que han sido escándalos en el país?

No soy experta en este campo, pero es lógico que si hay una cultura de corrupción instalada en la Lotería Nacional, hay que hacer cambios urgentes de personal, despedir y jubilar a todo el personal de manera progresiva y nombrar personal técnico; desmantelar las Casas Grandes; elaborar mecanismos con protección a víctimas de las Casas Grandes para que denuncien. Establecer una comisión de expertos con asesoría de otras loterías internacionales para computarizar la distribución y devolución, algo así como una red de cajeros de la Lotería Nacional. Y finalmente, que la ley de la Lotería sea revisada para que se cumpla su propósito: financiar las políticas sociales del Estado panameño, con responsabilidad y transparencia.