17 de Sep de 2021

Nacional

Colombia vuelve a rechazar un canal en 1921

Nota del editor: En una noticia de primera plana del diario 'El Tiempo' –cuyo director y propietario fue Guillermo Andreve– en su edición del martes 25 de octubre de 1921, se da cuenta del rechazo por parte de Colombia a una propuesta de Estados Unidos para la construcción de un canal a nivel.

El representante diplomático de la Casa Blanca ante el gobierno de Bogotá ofreció recientemente a Colombia la suma de $8 millones porque se concediera a Estados Unidos, durante 75 años, el privilegio para abrir el canal interoceánico entre el golfo de Urabá y la bahía de Cupica en territorio colombiano, aprovechando las corrientes propicias de los ríos Atrato y Napipí. La propuesta, aun cuando contenía muchas otras cláusulas favorables a Colombia, fue rechazada por el gobierno de este país.

Desde el año 1850 el gobierno de Bogotá ha recibido ofertas para abrir ese canal, que, en concepto de notables ingenieros y expertos en este ramo de construcciones, es la vía más fácil y propicia para poner en comunicación a nivel las aguas del Atlántico y del Pacífico.

El río Atrato, formado por un gran caudal de aguas, corre de sur a norte en las costas colombianas del mar Pacífico, a una distancia no mayor de 55 kilómetros de este océano. Pasa a través de uno de los valles más ricos y feraces de Colombia y va a rendir sus aguas al Atlántico, en el golfo de Darién, por multitud de brazos que forman un hermoso Delta. A la latitud de 8°1' el río ofrece un fondo de 14,50 cm; el cual va aumentando en sentido inverso a la corriente hasta el punto llamado Sautatá, donde el río alcanza 39 metros de llamados al Tata donde el río alcanza 39 metros de profundidad. Desde este punto aguas arriba el fondo va mermando hasta llegar a la isla de Murindó en donde el fondo apenas alcanza a 12,50 cm.

Las Bocas del Delta

El Delta o desembocadura del Atrato en el Atlántico lo constituyen 14 bocas más o menos importantes por su anchura y fondo, todas las cuales sería fácil reducir a un solo cauce con pilotes de concreto o labores de mampostería. El fondo de las bocas varía de 15 a 20 metros y su anchura de 40 a 100 metros. Numerosos son los ríos afluentes del Atrato, pues por la banda occidental le llegan 25 entre los cuales figuran el Napipí y el Bojayá que han llamado preferentemente la atención por las extremas facilidades que ofrecen para la construcción de un canal que comunique el río Atrato con el océano Pacífico. Nacen dichos ríos en los valles de la cordillera occidental, a corta distancia del océano Pacífico, y atravesando en su mayor parte terrenos de aluvión que se dirigen de occidente a oriente para desembocar sus aguas en el Atrato, hacia los 6°45' de latitud norte y 2°40' de longitud occidental.

Del lugar donde estos ríos desembocan en el Atrato a las costas del océano Pacífico hay aproximadamente 50 kilómetros, de los cuales 20 son de montañas, cuyas alturas no exceden de 1,700 metros, y los 30 restantes son terrenos planos y arenosos, sin ningunas dificultades técnicas para su dragaje y excavación.

Las profundidades del golfo de Urabá son muy variables, pues hacia el centro mide de 50 a 30 metros; los fondos medios varían de 20 a 25 metros y los fondos bajos de 10 a 14 metros.

La bahía de Cupica en el océano Pacífico está situada hacia los 6°30' y 6°50' de latitud norte, y 3°5' a 3°15' aproximadamente, de longitud occidental. Su fondo es espléndido en toda su extensión, lo cual sería suficiente para dar anclaje a todas las escuadras del mundo.

Este es a grandes rasgos el proyectado canal de Napipí, que por las condiciones excepcionalmente fáciles de su construcción podría ser una nueva vía interoceánica que rivalizará en mucho la del Canal de Panamá, y colocará el comercio universal en las condiciones favorables que ofrece la competencia en todo sentido, tanto más necesaria en este caso cuando que el monopolio ejercido por Estados Unidos en la ruta de Panamá trata de convertirse en una positiva amenaza para todas las naciones por la preferencia que se pretende dar al comercio de cabotaje americano.