Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Nacional

'La investigación se realiza en base a hechos y no a especulaciones', señala Caraballo sobre vacunación clandestina

En los adelantos de la investigación se formularon cargos por estafa, ejercicio ilegal de la profesión de medicina y falsedad ideológica

caraballo01
El procurador General de la Nación encargado, Javier Caraballo durante la conferencia de prensa.Daniel González / La Estrella de Panamá 

El procurador General de la Nación encargado, Javier Caraballo, junto a la fiscal Superior Anticorrupción, Ruth Morcillo, rindieron informes sobre las investigaciones que sigue el Ministerio Público por el caso de la vacunación anticovid clandestina.

En una conferencia de prensa, este lunes 14 de junio, Caraballo aseguró que "la investigación que se hace (por este caso) se realiza en base a hechos y no a especulaciones o a lo que dicen las redes"; y que "hasta este momento no se ha ordenado la detención del conserje".

En ese sentido, Caraballo adelantó que en esta investigación se han formulado cargos por la comisión de tres hechos delictivos:  estafa,  ejercicio ilegal de la profesión de medicina y falsedad ideológica.

Gorgas practicará examen

El procurador encargado señaló que el Ministerio Público  está haciendo las diligencias de la investigación, no obstante, "estamos hablando de una cantidad increíble de vacunas, con gran cantidad de centros de vacunación”.

En ese sentido, informó que el Ministerio Público, a través de Medicina legal, solicitó al Instituto Conmemorativo Gorgas le practique un examen a las personas que fueron vacunadas y le pidió a las personas inyectadas que se aproximen para hacérselo.

"Esto es para que de manera científica, y más allá de toda duda poder determinar, si estas personas fueron vacunadas con una vacuna contra el covid-19 o con algún otro tipo de sustancia", subrayó el procurador general encargado.

Para Caraballo, esto resulta de suma importancia porque les va a permitir descartar o confirmar otras teorías del caso; es decir, que les va a permitir determinar si están frente a un delito de peculado, (de darse el caso de que estas personas hayan sido vacunadas con una vacuna contra el covid) o contra la salud pública, si resulta todo lo contrario.

Envían nota a Pfizer para comparar lotes

Por otro lado, Caraballo adelantó que el Ministerio Público también le pidió, mediante nota, a la empresa farmacéutica Pfizer la numeración de los lotes de las vacunas que hasta la fecha ha enviado al país para ver si encuentran coincidencia o correspondencia alguna con las dosis que se aplicaron durante la jornada de vacunación ilegal.

Según Caraballo, la petición se hizo luego de que en entrevista hecha a la encargada del Programa Ampliado de Inmunización, dijo que los lotes de las vacunas que fueron puestas en esta vacunación clandestina, no coinciden con los lotes que han sido entregados a Panamá.

"Los números de lotes de las supuestas vacunas contrastados en esas tarjetas de vacunación, según una entrevista que se le tomó a la directora del Programa Ampliado de Inmunización, la señora Hewit no corresponden con los lotes de vacuna que fueron introducidos al país por parte de la empresa Pfizer", sostuvo.

Durante el proceso se recuperó de 10 a 12 tarjetas de vacunación, y según Caraballo, al analizar tanto su estructura, como el cartón con que están hechas, y las letras, al parecer tampoco corresponden con las tarjetas de vacunación del Ministerio de Salud (Minsa).

Caraballo dijo, a su vez, que a lo largo de la investigación, se han tomado declaraciones o entrevistas a por lo menos 9 o 10 personas que fueron vacunadas, la mayoría de ellos empleados de la persona antes mencionada; y "todas coinciden en que quien les puso la vacuna es Matías Pérez Escudero a quien se le formularon los cargos".

Frente a esta situación, el procurador encargado hizo un llamado a la sociedad en general para que "no caiga en este tipo de ofrecimientos, porque en este momento producto de la irresponsabilidad de varias personas que accedieron a este tipo de vacunación hay más de 30 personas que cada hora del día están con la preocupación porque no saben qué fue lo que se les inyectó".

Allanamientos

Caraballo explicó que tras el análisis de los hechos reportados y los allanamientos iniciales no se hallaron elementos probatorios, pero el 9 de junio el Ministerio Público recibió la visita de los abogados de Vega, propietaria del edificio donde se realizaba la jornada de vacunación clandestina para “expresar su deseo de colaborar y presentar pruebas”.

“Ella (Vega) se presentó (a la Procuraduría General de la Nación) y colaboró con la investigación, rindiendo de manera voluntaria una entrevista y entregando elementos probatorios”, expresó Caraballo, quien aclaró que “no hemos hablado de que se haya celebrado ningún acuerdo con la señora Vega”.

Según Caraballo, Vega rindió dos entrevistas en el expediente; y en la primera de ellas, dado las pruebas que estaba presentando y los elementos probatorios que se salían de la propia entrevista, prefirieron no divulgarla porque consideraron que pondría en “riesgo” la efectividad de los allanamientos que posteriormente se realizaron. Sin embargo, aclaró que “no hemos hablado de que se haya celebrado ningún acuerdo con la señora Vega”. 

“De la entrevista de ella es que se sabe que hay un segundo lugar de vacunación y producto de esta entrevista al día siguiente allanamos ese lugar y encontramos la tarjeta de vacunación".

Y "de la entrevista de ella se sacan elementos probatorios también para realizar la diligencia en la casa de Matías Pérez Escudero. Todos estos elementos nos llevó a reservar por algunos días... hasta que las vinculaciones fueran corroborados”, afirmó.

Sin embargo, esto "no quiere decir que se  haya descartado cualquier otra de las teorías del caso", y que "no se le vaya a formular cargos a ninguna de las personas indiciadas en este momento”.

Por el contrario, recalcó: "durante la audiencia de imputación la fiscal Ruth que llevó adelante esa audiencia dejó bien claro que estas eran las primeras conductas delictivas por las cuales se hacía esta imputación y dejó abierta la propia audiencia que conforme se fueran adelantando o esclareciendo los hechos, se podrían estar haciendo otras imputaciones".

Pero en el Sistema Penal Acusatorio no se pueden hacer imputaciones hasta que se tengan los elementos probatorios necesarios, apuntó Caraballo. 

Modus operandi

Caraballo precisó que hasta este momento han podido establecer que se dieron dos vacunaciones anticovid clandestinas. "Una el día 1 de junio en la casa de la señora Celine de Esses, donde ella, tras recibir un ofrecimiento de ser vacunada a través de un Whatsapp que se denominaba Pfizer Vac", accedió.

Explicó que "el modus operandi de este grupo de personas que se hacían pasar por doctores, era precisamente ofrecer esta vacuna para ponerla a domicilio. Es decir, el grupo le pedía a la gente que pusieran ellos el lugar donde se iba a dar la vacunación".

Y es por eso que el "1 de junio se hace la primera vacunación en la casa de la señora Celine de Esses (en el apartamento 43 del edificio Pacific Point, en Punta Pacífica) donde se vacuna a un promedio de 15 personas, entre esos su hijo, y algunos otros empleados y amigos de ella".

Posteriormente, añadió Caraballo, “la señora (Denisse) Vega, conocido este hecho, hace contacto con la señora Celine para que ella la ponga en contacto con las personas que estaban ofreciendo estas vacunaciones".Esta sería la segunda jornada de vacunación anticovid clandestina que se dio (el 7 de junio) y en la cual Vega convocó al personal de la empresas Vidatec y Cordón de Vida al edificio Coco del Mar Suites, según se ha informado.