Temas Especiales

27 de May de 2022

Nacional

Guillermo Grimaldo: 'Emprender no es una carrera de velocidad, sino de resistencia'

El líder de transformación digital y análisis de datos conversa de sus inicios en el sector, así como de la inteligencia artificial y el 'machine learning' como herramientas para prevenir los fraudes

Guillermo Grimaldo: 'Emprender no es una carrera de velocidad, sino de resistencia'
En 2020, Grimaldo se unió a BDO como socio de asesoría, liderando la oferta de transformación digital y análisis de datos.Cedida

Grimaldo suma más de 15 años de experiencia en el mercado panameño, siendo uno de los pioneros en asesoría de análisis de datos y transformación tecnológica para empresas locales y multinacionales. Fue fundador y presidente de iThink, compañía con la que logró reconocimientos internacionales tales como 'Partner del año de Microsoft en 2012'.

En 2020, Grimaldo se une a BDO como socio de asesoría, liderando la oferta de transformación digital y análisis de datos.

Dentro de sus responsabilidades, el experto en transformación digital lidera el portafolio de servicios en materia de asesoría, con énfasis en inteligencia artificial, machine learning, data analytics, data platform y soluciones de Microsoft.

En su formación académica posee una licenciatura en ingeniería en sistemas de la Universidad Latinoamericana de Ciencias y Tecnología y una maestría en administración de empresas con énfasis en mercadeo en Universidad Latina de Panamá. Además, cuenta con un diplomado de escalamiento de empresas por Scale UP Ecosystems.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, Grimaldo habla de la transformación digital, del mundo de la big data y expone los desafíos actuales en materia de educación en el país.

Hablemos de su unión con BDO, ¿cómo nace y por qué?

En 2017 empezamos una relación con BDO Panamá, firma de servicios profesionales de impuestos y legal, consultoría, auditoría, servicios de negocios & outsourcing y consultoría. Desde entonces ambas compañías (BDO y iThink) vimos nuestras afinidades. En 2019 dialogamos sobre nuestras sinergias, lo que nos hacía falta y fue así como nació la idea de crear una fusión que complementara los servicios que brindaba BDO en ese momento con los nuestros. Ese mismo año hicimos una pausa y volvimos a retomar las conversaciones en 2020; nos dimos cuenta de que la pandemia trajo necesidades hacia nuestros clientes finales, entonces vimos una clara oportunidad de poder llevar a otras empresas a realizar mucho más rápido temas de transformación digital, conectando a personas con procesos y tecnología. La covid-19 no nos paró, pese a que ha sido un tema complicado para muchas empresas. Hemos fortalecido el portafolio de nuestros servicios hacia los clientes para acompañarlos en sus desafíos y ayudarlos a crecer.

Usted creó hace más de 10 años iThink, pero cuéntenos, ¿cuál fue el reto más grande al que tuvo que enfrentarse cuando decidió emprender?

Al inicio los temas administrativos y financieros fueron los más complicados debido al escaso apoyo hacia las empresas en ese momento, aunque en la actualidad se ha avanzado, aún queda pendiente reforzar este aspecto. Prueba de ello es que, al inicio de mi compañía, me tomó más de cuatro meses crear una cuenta bancaria, dificultando parte de la operación del negocio. El siguiente reto sucedió una vez estábamos en marcha, aquí principalmente el hecho es que no estábamos conscientes de todo lo que conllevaba la administración general de una empresa, desde los ciclos contables hasta las implicaciones gubernamentales que se tenían en ese entonces. Hoy puedo decir que en el pasado me hubiera gustado tener una asesoría mucho más amplia para enfrentar esos desafíos. Considero que hoy la mejor forma de empezar una empresa es buscando asesoría.

¿Cómo fue el trayecto hasta lograr que su empresa fuera reconocida como 'Partner del año de Microsoft' en 2012?

“La pandemia ha demostrado que hoy el contacto con el cliente es prácticamente virtual; las empresas deben ir enrumbándose hacia la transformación digital” GUILLERMO GRIMALDO, LÍDER DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y ANÁLISIS DE DATOS

Todo comenzó cuando identificamos la oportunidad de ofrecer un servicio especializado a las empresas que necesitaban hacer uso de datos para tomar mejores decisiones, así que, basados en eso, decidimos crear esta firma de consultoría que aportara en el diseño y desarrollo de analítica de datos. Dentro de ese recorrido encontramos un espacio interesante en plataformas que venían creciendo, como lo era Microsoft que, en ese momento, no era líder en data analytics, pero su visión y desarrollo era muy atractivo, entonces nos especializamos en las herramientas de Microsoft, nos enfocamos en una herramienta y un fabricante específico, eso nos convirtió en especialistas en ese sector, luego obtuvimos nuestro 'Gold Partner' en data analytics y data platform en Panamá en 2011. En 2012, un hito fue transformar la plataforma bancaria de un banco estatal después de 30 años. Ellos llamaron a Microsoft Panamá, y les indicaron que iThink era especialista en plataformas de datos en el país, así que entramos al banco de la mano con el fabricante a resolver ese problema, y tras dos semanas de iniciar la puesta en producción del nuevo sistema bancario, logramos resolver sus desafíos. Más tarde, Microsoft nos postuló como partner del año sin nosotros mandar la postulación y fue así como nos ganamos ese reconocimiento en 2012.

¿Qué opina del desarrollo de la transformación digital en Panamá?

La pandemia ha acelerado los planes de transformación digital que tienen las empresas. Creo que había compañías que estaban tomando ese camino, pero la covid-19 empujó a que las mismas buscaran soluciones tecnológicas que les permitieran estar en contacto con sus clientes, además de conectar a las personas con procesos y tecnología; sin embargo, hay empresas que aún están tomando ese camino y tratando de implementar plataformas digitales que les ayuden a tener esa interconectividad con sus usuarios. La pandemia ha demostrado que hoy el contacto con el cliente es prácticamente virtual; las empresas deben ir enrumbándose hacia la transformación digital. Todavía en Panamá queda mucho por hacer, pero es un país que está llevando a cabo este proceso de acuerdo con las necesidades que se están dando en las circunstancias existentes. Panamá tiene profesionales capacitados para enfrentar la transformación digital. Hay empresas consultivas como la nuestra que apoyan a otras compañías a tomar ese camino y acelerar estos pasos.

Supe que usted lidera el portafolio de servicios de BDO en materia de asesoría, con énfasis en inteligencia artificial y 'machine learning'. En ese sentido, ¿pueden ambos mejorar la identificación de los casos de fraude?

Hoy se produce demasiada información en cada uno de los sistemas que nosotros vemos. La pandemia ha acelerado el contacto digital con todos los clientes, así que al tener todos esos contactos digitalmente y toda esa gama de datos, se ha vuelto indispensable tener una solución inteligente artificial que pueda monitorear patrones de comportamiento en los datos, la misma da esa ventaja competitiva de identificar posibles fraudes que puedan cometerse, por ejemplo, en el caso de los bancos, todo lo que puedan recopilar, entender y procesar de información puede ser caótico, pero tener una solución de inteligencia artificial que busque patrones ocultos dentro del comportamiento de los clientes les permite detectar fraudes, es decir, si aparece un registro de dicho cliente en Miami en una hora específica y cerca de ese mismo horario se efectuó una compra en Panamá, es la forma de detectar que algo no es normal y de esa manera levantan una alerta, pero tener 300 mil registros y monitorearlos a la vez puede ser complicado, no obstante, la inteligencia artificial acompañado del machine learning trabaja con ese mundo de big data, donde estos sistemas aprenden del comportamiento de datos para entender si hay o no posibles fraudes. Un dato dice más de un cliente o persona de lo que yo pueda conversar con él.

Es líder en transformación tecnológica, pero ¿qué otras facetas nos puede compartir?

Soy cervecero casero. Me gusta hacer cervezas de manera artesanal. También soy aficionado a deportes como el fútbol y el fútbol americano (NFL). Además, me encanta compartir tiempo con mis seres queridos, un asado con mi esposa y mis hijos. Gracias a la pandemia todos nos hemos podido acercar aún más a nuestras familias. Considero que esto ha sido lo positivo de lo que estamos viviendo hoy.

Realizó sus estudios en Panamá, formándose en el campo de la ingeniería en sistemas y administración de empresas. Para usted, ¿cuál es el poder de la educación? ¿Cómo ve la enseñanza que se imparte hoy en el país?

La educación nos da las metodologías y las bases para afrontar el camino profesional. Creo en la educación y en que todos los días se adquiere un aprendizaje nuevo. Soy fiel creyente de que todos los días debemos explorar y aprender más de las cosas que hacemos. En el ámbito nacional hace falta invertir más en educación, los gobiernos anteriores y el actual han sacado este tema de sus agendas, pero considero que el camino a seguir es invertir en materia de investigación, tecnología y educación; esta debería ser una meta en todos los gobiernos. La educación en el país presenta debilidades que debemos afrontar y transformar. En ese sentido, no solo se requiere el apoyo del gobierno, sino de las intenciones de cada uno de querer que las cosas sean mucho mejores, perseguir una educación de calidad y no ser conformistas, hay mucho que aprender y no debemos quedarnos únicamente con lo que nos enseñan en las escuelas y en las universidades. Panamá cuenta con los recursos para apoyar a la educación.

Antes de finalizar, ¿qué mensaje les daría a los jóvenes en formación para que se destaquen y se conviertan en un ejemplo de superación dentro de la sociedad?

Les diría que nunca dejen de aprender. Considero que cuando tienes pasión por lo que haces, el mejor activo es el conocimiento, nadie te puede quitar lo que sabes. Siempre hay que apostarle a la educación. También hay que ser disciplinado. Una parte importante para emprender es este factor y a la vez ser constante, porque emprender no es una carrera de velocidad, sino de resistencia. El mundo del emprendimiento es como estar en el mar: un día hay grandes olas y al otro hay olas pequeñas, lo importante es no dejar de nadar, seguir aprendiendo y mejorando. Siempre he dicho que el que más se equivoca, es aquel que mejora. No hay que tener miedo a equivocarse, hay que aprender de los errores y tratar de no volver a cometerlos.