Temas Especiales

23 de May de 2022

Nacional

Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo pedirá al Ejecutivo vetar ley que prohíbe venta y uso de cigarrillos electrónicos

Tildan de "falsos y preocupantes" los argumentos de la Coordinadora Nacional para el Control de Tabaco del Minsa, en contra de los cigarrillos electrónicos

cigarro
La Asociación asegura que hay estudios y hallazgos de organizaciones y gobiernos que han declarado estos productos hasta un 95% menos dañinos que los cigarrillos combustibles.Cedida

La Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo rechazó este martes el pronunciamiento emitido por el Ministerio de Salud (Minsa) el 12 julio, días después de la aprobación en tercer debate en la Asamblea Nacional del proyecto de Ley 178, que prohíbe en Panamá el uso, importación y comercialización de sistemas electrónicos de administración de nicotina, cigarrillos electrónicos, vaporizadores, calentadores de tabaco y otros dispositivos similares, con o sin nicotina.

La organización cuestionó el promunciamiento del Minsa emitido a través de una nota de prensa rechazando la afirmación de la Coordinadora Nacional para el Control de Tabaco del Ministerio de Salud, Reina Roa, quien indicó que el sentido de este proyecto es elevar a norma con fuerza de ley las disposiciones del Minsa sobre esta materia.

"Esta declaración carece de lógica científica, toda vez que las disposiciones del Minsa sobre cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado están basadas sobre el principio de precautoriedad, que apunta a restringir ciertos productos mientras no exista evidencia científica sobre los mismos", destaca la organización.

Plantean sin embargo, que estas disposiciones datan del año 2009, y desde ese año a la fecha se han producido miles de estudios y hallazgos por la academia, organizaciones y gobiernos que han declarado estos productos hasta un 95% menos dañinos que los cigarrillos combustibles.

La asociación señala que "la nota de prensa sostiene falsamente que “no hay evidencia científica que indique que [los cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado] hacen menos daños para la salud que el cigarrillo convencional”, según lo dicho por la Doctora Reina Roa.

Esta aseveración afirma la Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo, "es evidentemente falsa, y preocupante" por ser emitida por quiénes deben velar por nuestra salud.

Indican que los Gobiernos del Reino Unido, Uruguay, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y organizaciones tan respetadas como la Oficina Europea de la OMS, Royal College of Physicians, Cancer Research UK, British Lung Foundation, la Academia Nacional Francesa de Medicina, el Instituto de Cáncer de Francia, por nombrar algunas han manifestado, basados en evidencia científica, que los cigarrillos electrónicos son menos peligrosos que el cigarrillo combustible y por lo tanto, quien no deje de fumar debe cambiarse a ellos.

Aseguran que con los señalamientos del Minsa en la nota de prensa emitida por la entidad se miente y tergiversa los hallazgos de la FDA de los Estados Unidos sobre los cigarrillos electrónicos al decir que “la FDA ha manifestado que estos productos, por contener nicotina con aditivos no traen ninguna ventaja de salud”.

"Esto es una falsedad flagrante toda vez que la FDA ha declarado abiertamente, que la autorización que hiciera en 2019 para la comercialización de un producto de tabaco calentado, la hizo bajo la premisa de que la evidencia científica analizada demostraba que su autorización era apropiada para la protección de la salud".

Sostienen que en las declaraciones de la Doctora Roa se manifiesta que en Panamá se han establecido medidas efectivamente comprobadas como las clínicas de cesación, cuando según la Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo, la propia doctora ha declarado públicamente que los números de fumadores en Panamá se han mantenido sin reducción en los últimos años o incluso que pueden haberse incrementado.

Señalan que la Coordinadora Nacional para el Control de Tabaco del Ministerio de Salud en sus declaraciones, deja claro que la comercialización de cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado no está prohibida en las zonas de libre comercio de Panamá.

"Esta disposición nos sorprende por que parece ser que la salud de los fumadores extranjeros tiene más valor que la de los panameños, ya que serán los extranjeros quienes se beneficiarán de alternativas menos perjudiciales exportadas desde Panamá, mientras que la Dra. Reina Roa condena a los fumadores panameños a seguir fumando cigarrillos combustibles", puntualizó la organización.

El proyecto 178 aprobado en tercer debate por el pleno legislativo el pasado jueves 8 de julio, espera la decisión del Órgano Ejecutivo para su veto o sanción para convertirse en ley de la República.

Representantes de estas y otras organizaciones, perdirán este miércoles al presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, el veto de este proyecto de ley impulsado por el diputado y presidente de la Asamblea Nacional, Crispiano Adames.