25 de Sep de 2021

Nacional

Magistrados Hernán De León y Olmedo Arrocha enfrentan otro caso penal

Una querella penal contra los magistrados de la Sala Civil de la Corte Suprema, Hernán De León y Olmedo Arrocha, fue presentada el pasado 5 de julio de 2021 ante la Secretaría General de la Asamblea Nacional, por la abogada Gissell Muñoz Rodríguez, quien los acusa de asociarse para emitir un fallo y favorecer indebidamente, contrario a derecho y a la realidad del expediente, a Emilia Estévez y José Vásquez Estévez, en perjuicio de las sociedades demandantes Mueblería Unión y Financiera Única.

Una querella penal contra los magistrados de la Sala Civil de la Corte Suprema, Hernán De León y Olmedo Arrocha, fue presentada el pasado 5 de julio de 2021 ante la Secretaría General de la Asamblea Nacional, por la abogada Gissell Muñoz Rodríguez, quien los acusa de asociarse para emitir un fallo y favorecer indebidamente, contrario a derecho y a la realidad del expediente, a Emilia Estévez y José Vásquez Estévez, en perjuicio de las sociedades demandantes Mueblería Unión y Financiera Única.

En el escrito se indica que De León y Arrocha ignoraron reglas básicas de derecho que conoce hasta un estudiante de primer ingreso de la carrera de licenciatura; incursionaron en temas no debatidos en el proceso y mintieron descaradamente sobre hechos fundamentales debidamente acreditados en la causa, con el único propósito de revertir las sentencias favorables que habían obtenido las demandantes Mueblería Unión y Financiera Única en todas las instancias previas del proceso, tanto en primera como en segunda instancia, y darle favor a Emilia Estévez, quien, según trascendió, tiene vínculos de amistad con el magistrado Olmedo Arrocha.

Según la querella, el comportamiento irregular de Hernán De León y Olmedo Arrocha quedó expuesto cuando en un salvamento de voto la magistrada Ángela Russo, integrante de la Sala Civil, explicó las arbitrariedades cometidas por estos magistrados, indicando que la decisión emitida era distinta al proyecto de resolución que le fue pasado para su revisión y que, contrario a lo que ambos señalaron, el proceso sí demostró de manera clara que ni Emilia Estévez ni José Vásquez Estévez contaban con ninguna relación ni derecho sobre las sociedades Mueblería Unión y Financiera Única, que les permitiera exigir reconocimientos económicos y mucho menos declaraciones como supuestos accionistas.

La decisión que genera la presentación de la querella penal fue emitida el 5 de enero de 2021 y en ella participó el magistrado Olmedo Arrocha, a pesar de que en una declaración jurada notarial rendida por el exmagistrado José Abel Almengor indicó que desde el año 2016 el licenciado Olmedo Arrocha cuando fungía como asesor del MEF dejó clara su intención de afectar a las sociedades Mueblería Unión y Financiera Única y a pesar de que desde diciembre del año 2020 estas sociedades le presentaron una querella penal ante la Asamblea Nacional.

Fuentes jurídicas consultadas informaron que los antecedentes expuestos son suficientes para que el magistrado Olmedo Arrocha se declare impedido de participar en los procesos que involucran a estas sociedades y a Emilia Estévez, porque lo que persigue la administración de justicia es total objetividad y transparencia en las respuestas judiciales.

Consultado sobre el tema, Gustavo Vásquez, presidente y representante legal de Mueblería Unión y Financiera Única, confirmó que Olmedo Arrocha no debe participar como magistrado en las causas que involucran a sus sociedades y a la señora Emilia Estévez.

Sostuvo que desde 2016, cuando Arrocha figuraba como asesor en el Ministerio de Economía y Finanzas, ya había dejado expuesto su interés de beneficiar a Emilia Estévez y de afectar a las empresas, utilizando sus contactos políticos y económicos, y de esto ha dado fe el exmagistrado José Abel Almengor que estuvo presente en las reuniones con Arrocha cuando estaba en el MEF.

Vásquez agregó que a pesar de ese antecedente y de que le presentó a Olmedo Arrocha una querella penal ante la Asamblea de Diputados, el mismo persiste en conocer sus causas, procediendo a influenciar ahora a Hernán De León, para establecer una alianza estratégica en la Sala Civil que le garantice que las decisiones desfavorables contra sus empresas sean aprobadas. Indicó, además, que es evidente el proceder irregular del magistrado Arrocha, pues con la ayuda de De León, le ha quitado la ponencia a la magistrada Ángela Russo de otro caso que se mantiene pendiente de decisión en la Sala Civil, para volver a fallar en su contra.

La querella presentada se suma a otras existentes que la comisión de Credenciales de la Asamblea debe entrar a examinar próximamente.