26 de Sep de 2021

Nacional

Caso 'pinchazos': Testigo confiesa el rastreo a Balbina Herrera y a Mitchell Doens

|Las declaraciones las dio Júbilo Graell, quien formó parte de la unidad de orden público del Consejo de Seguridad Nacional. Este lunes se presentaron cuatro testigos y tres pruebas documentales

Caso 'pinchazos': Testigo confiesa el rastreo a Balbina Herrera y a Mitchell Doens
El expresidente Ricardo Martinelli a su llegada a la sede del Sistema Penal Acusatoio en plaza Ágora.Roberto Barrios | La Estrella

En la segunda semana del juicio que enfrenta el expresidente Ricardo Martinelli por espionaje, el Tribunal de Juicio Oral aceptó este lunes cuatro testigos y tres pruebas documentales presentadas por el Ministerio Público (MP).

Dos de los testigos fueron Júbilo Graell y Javier Antonio Quiróz, quienes formaron parte de la unidad de orden público del Consejo de Seguridad Nacional. A las interrogantes de la fiscalía, tanto Graell como Quiróz coincidieron con respecto al traslado de un anaquel negro desde el Consejo de Seguridad hacia la sede administrativa del Super 99.

“La importancia del anaquel negro es porque no es un archivador normal, es un archivador que tenia un dispositivo como una consola, que inclusive permitía que se podía introducir USB. Lo importante es que se señala el recorrido que tuvo este archivador. La relevancia de los dos testigos dan certeza de cómo recibían instrucciones”, comentó el fiscal superior Ricardo González.

Júbilo Graell también confirmó que le dio seguimiento a personalidades como Mauro Zúñiga, Balbina Herrera, Mitchell Doens y a la vicealcaldesa Raisa Banfield por orden de Rodney Rodríguez, alías “Didier”.

Los otros testigos que se presentaron fueron dos técnicos de la empresa Liberty Technology, que declararon que ellos instalaron los cables de fibra óptica y dos antenas en el Consejo de Seguridad, en 2012. Durante la comparecencia, ambos técnicos dijeron que nunca recibieron alguna orden del expresidente. 

Los testimonios en mención le darían continuidad al relato que la fiscalía intenta demostrar: la instalación de un servicio de internet paralelo de 10 megas que habría sido usado para poder realizar esas escuchas a través del software Pegasus.

“Precisamente esa instalación que se hizo en 2012 se dio con el propósito de crear la infraestructura para el software Pegasus y comenzar el espionaje en contra de decenas de personas. Eso ha quedado debidamente acreditado”, aseguró el abogado querellante Carlos Herrera Morán.

El fiscal Ricaute González indicó que con las declaraciones se comprobó la instalación de un servicio de internet paralelo con el que ya contaba el Consejo de Seguridad, y por lo que “no tiene sustento de porqué se instaló ahí”.

La defensa del expresidente desechó los argumentos sobre el anaquel negro, al decir que este nunca se confirmó si estuvo dentro o fue utilizado en el Consejo de Seguridad Nacional. Además, volvieron a criticar las pruebas presentadas manifestando que las mismas violaban el debido proceso y vulneran las garantías fundamentales.

Al respecto, el fiscal superior contó que todo es parte de desvirtuar los elementos probatorios que ha presentado la fiscalía y que se encuentran en el auto-apertura del juicio, tomando en cuenta que esos elementos probatorios ya fueron sometidos a un contradictorio previo, que es donde se hace el saneamiento de la prueba.

González señaló que la defensa de Martinelli también ha hablado de pruebas trasladadas, cuando en ese proceso no hay tal situación.

“Los elementos probatorios que está practicando el MP y que se están sometiendo en el contradictorio fueron validados en una fase intermedia donde la defensa tuvo la oportunidad de contradecir esos elementos”, mencionó el fiscal superior.

Firmas de acuerdos

Sobre si se debilita el proceso con la llegada de acuerdos entre las víctimas y la defensa de Martinelli, el fiscal González puntualizó que “para nada”, pero aclaró que las víctimas tienen derecho a realizar estos procesos.

El fiscal destacó que tiene un auto-apertura de juicio que fue emitido por el entonces magistrado Jerónimo Mejía, donde hay 49 víctimas reconocidas, del cual ahora cuatro llegaron a acuerdos con la defensa del expresidente reduciendo la lista a 45 víctimas.

“Aunque nos quedemos con un solo querellante o sin ningún querellante, por esas 45 víctimas el Ministerio Público va a continuar con la evacuación contra el procesado”, sostuvo González.

El abogado querellante Morán dijo estar convencido de que Martinelli tiene una política de “chequera” que le resultará un fracaso.

Ante estas declaraciones, el expresidente respondió: “Yo no tengo chequera, que me digan dónde está”.

“Estoy peleando este juicio político y amañado donde tratan de inhabilitarme, cuando ya fui juzgado y absuelto, y lo volveré a ganar una y mil veces. La culpa de todo esto es de Gaby Carrizo, que es el único que está detrás de todo esto. Lo culpo a él y a más nadie”, insistió Martinelli.