18 de Sep de 2021

Nacional

Asociación de cubanos rechaza 'alteración del orden público' de sus connacionales en Panamá

En una carta al Servicio Nacional de Migración aclaran que la Asociación de Martiana de Cubanos Residente en Panamá se desmarca de los cierres de calles que protagonizaron un grupo de cubanos en el país.  Denuncian "amenazas" contra empresarios de origen cubano por parte de isleños en el país

Un grupo de cubanos participa en un cierre de calle en Panamá en protesta contra el gobierno de la isla.
Un grupo de cubanos participa en un cierre de calle en Panamá en protesta contra el gobierno de la isla.Archivo | La Estrella de Panamá

La Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Panamá (AMCRP) expresó mediante una carta su preocupación sobre unos eventos de “alteración del orden público” en el que habría participado recientemente otros ciudadanos cubanos en el país.

“Nuestra Asociación (…) quiere manifestar su inconformidad e indignación por los sucesos acaecidos en los últimos días en la Ciudad de Panamá que alteran el orden público, trastocan y entorpecen el normal funcionamiento de nuestra ciudad, así como ocasionan importantes gastos a la fuerza pública que colabora en la conservación del debió orden ciudadano”, señala Humberto Perez Warman, presidente de la AMCRP.

Durante las últimas semanas un grupo de cubanos han realizado manifestaciones cerca de la Embajada de Cuba en Panamá a propósito de las recientes protestas en la isla, elevando las tensiones entre cubanos residentes en la ciudad luego de surgir amenazas difundidas por redes sociales de iniciativas para agraviar la sede diplomática en el país .

Esos mismos días hubo eventos políticos en favor y en contra del gobierno cubano fuera de la embajada, en el que la Policía Nacional mantuvo una presencia con unidades del control de multitudes. 

“(Son) grupos de cubanos que aclaramos no pertenecen ni representan a nuestra asociación ni comulgan con los valores de disciplina, orden, colaboración y desarrollo fraterno que históricamente han mantenido nuestra comunidad en Panamá”, señala la carta en la que apunta que los integrantes de la AMCRP mantiene su estatus formal y legal en el país; precisando además que desconocen la situación migratoria de los cubanos que participaron en las protestas y cierres de calle en las inmediaciones de la plaza Porras.

En la carta a Gozaine, con copia al ministro de seguridad Juan Manuel Pino, igualmente denuncian "amenazas" desde plataformas digitales promoviendo la “violencia” y el desorden” contra empresarios cubanos en el país.

“A ello se suma un youtube recién llegado al país, llamado Alain Rodríguez, quien desde su plataforma incita al odio entre cubanos, promoviendo violencia, desorden y calumnias contra nuestros hermanos residentes en Panamá, así como proliferando amenazas intimidatorias a empresarios de origen cubano que residen legal, digna y honradamente en el país”.

Las manifestaciones en Cuba del 11 de julio pasado, las más grandes en décadas y en las que se registraron cientos de detenidos, tienen lugar en medio de un grave panorama económica que vive la nación caribeña, agravada por el bloqueo impuesto por Estados Unidos desde 1962.

La anterior situación se ha complicado aún más por la pandemia de la covid-19 y un creciente aumento de casos en algunas regiones del país socialista, que ya inició su campaña de vacunación masiva. Según datos oficiales, estiman inmunizar a la mayoría de la población a finales de este año, siendo Cuba el único país de la región con vacunas de desarrollo propio.