02 de Dic de 2022

Nacional

Dueño de la Fragata demanda a edil de Bella Vista y a funcionario que lo sancionó

En la querella se señala que el funcionario al presentarse al restaurante, “lo hace de una forma que no se ajusta a ningún procedimiento regular”

Dueño de la Fragata demanda a edil de Bella Vista y a funcionario que lo sancionó
Dueño de la Fragata demanda a edil de Bella Vista y a funcionario que lo sancionó

El empresario Ghassan Almaaz, dueño del restaurante La Fragata, está solicitando provisionalmente una reparación económica de $50 mil, por los daños causados.

Los demandados son el representante de Bella Vista, Ricardo Domínguez, y Christian Joseph Viera.

La querella penal, presentada en mayo pasado, es por la supuesta usurpación de funciones públicas y abuso de autoridad.

En enero, en horas de la noche, se presentó al establecimiento comercial La Fragata el señor Vieria, según la querella, de “manera sigilosa y realizando grabaciones, que según él, indicaba eran parte de sus funciones como inspector del Municipio de Panamá”.

Dueño de la Fragata demanda a edil de Bella Vista y a funcionario que lo sancionó
Christian Joseph Viera

En la querella se señala que Vieria al presentarse al restaurante La Fragata “lo hace de una forma que no se ajusta a ningún procedimiento regular por parte de las autoridades del Ministerio de Salud o del Municipio de Panamá”.

Vieria dejó por debajo de la puerta del restaurante la boleta citación del Municipio de Panamá , dirección de Justicia, departamento de inspección legal. La citación fue fijada para febrero, y según se señala en la querella, el dueño de La Fragata compareció al Municipio de Panamá, para cumplir con la citación y se le indicó que no tenía ninguna citación y que Vieria no es funcionario del Municipio de Panamá.

Por lo anterior, según el empresario estamos “frente a la presencia clara de órdenes que van destinadas a perjudicar a comercios sin tener una justificación lógica o legal para ellos, por lo que solo encuentra explicación en que dichas actuaciones tengan intereses personales, ya que el señor Ricardo Domínguez, en su condición de representante de corregimiento de Bella Vista no está autorizado por ley para ordenar este tipo de diligencias”.

De acuerdo con el empresario, Vieria tenía que estar acompañado como mínimo por un funcionario de cumplimieto o sea un inspector municipal, lo cual no ocurrió, porque el señor Vieria estaba solo, sin compañía de ningún otro funcionario o autoridad competente solo respaldandose ante los funcionarios en el hecho de que el señor Ricardo Domínguez, le había ordenado practicar estar la diligencia.

El dueño de La Fragata presentó como pruebas la certificación del Municipio de Panamá, de la dirección de Recursos Humanos, donde acredita que Vieria no es funcionario de la Alcaldía de Panamá. Además, imágenes de Twitter en donde el representante Domínguez felicita y respalda la labor del funcionario, lo que comprueba que avala la práctica de este tipo de diligencia.

También la certificación del Municipio de Panamá, dirección de Legal y Justicia , en donde señalan que ellos no ordenaron realizar ningún operativo para esa fecha en Bella Vista.

Vieria publicó, en agosto en Twitter, que es el jefe de Atención Ciudadana de la Junta Comunal de Bella Vista, y desde octubre de 2019 le delegaron funciones de Inspector de Legal en el corregimiento de Bella Vista. Agregó que el 22 de octubre de 2019 se emitió la Resolución No. 63 la cual resuelve delegarle funciones como inspector de legal, con el deber de cumplir con instrucciones y normas establecidas, nuevamente, por Legal y Justicia. Adicionalmente escribió que el 24 de mayo de este año, -luego de lo ocurrido en La Fragata y en medio de la disputa judicial- el director de Legal y Justicia le solicitó la devolución de las boleteras.