15 de Oct de 2021

Nacional

Formulan cargos contra detenidos en Panamá por tráfico ilícito de migrantes

El juez de garantías la aplicó solo a 14 de los imputados, mientras que a otros 7 les dictaminó medidas de reporte periódico y a 2 arresto domiciliario

Un grupo de migrantes haitiano
Un grupo de migrantes haitianos.EFE

La justicia panameña formuló cargos por tráfico ilícito de migrantes a 23 personas que fueron detenidas en una operación binacional por las autoridades de Panamá y de Costa Rica, informó este domingo el Ministerio Público (MP) panameño.

La llamada Operación Binacional Crepúsculo se desarrolló en medio de la crisis derivada de la movilización por Centroamérica de decenas de miles de migrantes irregulares, especialmente haitianos, que viajan hacia Estados Unidos, país que comenzó a deportarlos masivamente tras desbordar un puente fronterizo en el estado de Texas.

La Fiscalía Primera Superior contra la Delincuencia Organizada de Panamá solicitó la medida cautelar de detención provisional para las 23 personas, pero el juez de garantías la aplicó solo a 14 de los imputados, mientras que a otros 7 les dictaminó medidas de reporte periódico y a 2 arresto domiciliario, señaló un comunicado del MP.

Las primeras 22 personas fueron imputadas en primera instancia y luego otra persona más fue capturada y posteriormente imputada, en una segunda audiencia, según la información oficial.

En martes pasado, en el marco de esta acción binacional, fueron detenidas más de una veintena de personas en 35 allanamientos en las provincias de Panamá, donde está ubicada la capital, la aledaña de Panamá Oeste, Darién, en la frontera con Colombia, y Chiriquí, limítrofe con Costa Rica.

El Fiscal Superior Primero contra el crimen organizado, Emeldo Márquez, explicó a Efe que estas personas están "vinculadas a una estructura que se estaba dedicando al tráfico ilícito de migrantes desde la provincia de Darién hasta la de Chiriquí, para hacer el cruce de estas personas en la frontera entre Panamá y Costa Rica y seguir su recorrido por toda Costa Rica hasta llegar a Nicaragua".

Estas aprehensiones fueron el producto de "más de un año de trabajo" de seguimiento, afirmó el martes pasado a Efe el director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, Oriel Ortega.

En los allanamientos se decomisaron tres vehículos y una lancha, detalló el MP, mientras que el comisionado Ortega precisó a Efe que también se incautaron un paquete de droga y teléfonos celulares.

El delito de tráfico ilícito de migrantes conlleva en Panamá penas de entre 15 y 30 años de prisión, recordó el fiscal Márquez.

En Costa Rica, la Policía de Migración informó el martes pasado que detuvo en ese país a 21 personas en 15 allanamientos en sitios cercanos a la frontera con Panamá (sur) y a la frontera con Nicaragua (norte), como parte de una acción conjunta con la Policía Nacional de Panamá y la Fiscalía de Crimen Organizado de ese país.

Esta red criminal se dedicaba a traficar personas migrantes provenientes de países como Haití, Cuba, Yemen, Pakistán y Egipto en su tránsito por Centroamérica hacia Estados Unidos, y cobraba entre 14.000 ( 11.947 euros) y 22.000 dólares ( 18.774 euros) por persona, según datos oficiales.