Temas Especiales

29 de Jun de 2022

Nacional

Voitier y la firma que nunca llegó

Ayer el mandatario se quedó esperando la firma del representante de Cuco, Edgardo Voitier, que pondría fin al paro indefinido en Colón. Pero luego de leer el documento, el colonense le dijo a Cortizo que tenía que consultarlo con las bases, y no lo firmó

Voitier y la firma que nunca llegó
El dirigente colonense Edgardo Voitier intercambiaba conceptos con el ministro de Trabajo encargado, Roger Tejada.Cedida

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, no logró convencer a los dirigentes de la Coalición por la Unidad de Colón (Cuco) para que firmaran un acuerdo que ponga fin al paro que mantiene el movimiento desde hace casi tres semanas.

Es la segunda vez que el mandatario se reúne con los representantes de Cuco, pero sin que el encuentro produzca resultados favorables. Lo logró con los profesores, quienes firmaron el jueves en la mañana un acuerdo con el gobierno para volver a las clases.

Al finalizar la reunión, la idea era que los distintos gremios se acercaran a la mesa a firmar el documento. Así lo hicieron los profesores, pero cuando llegó el turno de Edgardo Voitier, representante de Cuco, se quedó parado leyendo ambas caras del papel. Después de unos minutos, y al ver que no firmaba, el ministro de Trabajo encargado, Roger Tejada, que estaba parado atrás del colonense, se le acercó como para aclarar cualquier duda. A la izquierda de Voitier estaba parado el presidente acompañado de la gobernadora de Colón, Irasema de Dale; el director del Tránsito y Transporte Terrestre, Carlos Ordoñez, y el mediador y obispo de Colón Manuel Ochogavía. Todos estaban a la espera de una firma que nunca se concretó, porque desde el principio Voitier sabía que no firmaría, no acudió a la reunión con esa intención.

Voitier se bajó de la tarima y conversó con otros miembros del movimiento. Desde ahí, con voz alta, le dijo a Cortizo que el documento tenía que pasar por el visto bueno de la asamblea de Cuco. “Tiene que pasar por la asamblea, entiendo, entiendo...”, respondió el presidente. Así finalizó la reunión que pretendía poner fin al paro indefinido en Colón.

Al salir de la presidencia, Voitier dijo que Cortizo no había hecho el esfuerzo suficiente para presentar programas que puedan bajar el 30% de desempleo que vive la provincia de Colón.

Ayer, durante la reunión, Cortizo anunció que hoy viernes estaría en la provincia para entregar la orden de proceder para los trabajos del hospital Manuel Amador Guerrero, una de las exigencias de Cuco, mediante la cual se pretende generar empleo para los colonenses.

Pero esto no fue suficiente para Voitier: “Lo agrio de la reunión es que no nos produjo satisfacción la propuesta del gobierno en materia de empleo, la provincia tiene cerca del 30% de desempleo y esperamos que el gobierno haga movidas” al respecto, dijo Voitier.

Luego mencionó que otro aspecto importante se centraba en definir el precio de congelamiento del combustible, anunciado en $3.95 para el transporte de pasajeros y de carga. Cuco tampoco quedó satisfecho con esto. “Los colonenses esperábamos no solo que la medida se aplicara al transporte de pasajeros y carga, sino a todos los conductores porque todos estamos pasando por problemas”, indicó. Por esa razón es que la coalición no se comprometió a firmar ningún acuerdo. “Primero porque no estábamos autorizados para ello por parte de las bases, y tampoco se vino con ese condicionamiento”, remató el dirigente.

El presidente Cortizo reiteró que hay más de 25 proyectos en ejecución en Colón, cuya inversión supera los $900 millones.

Será la asamblea de la Coalición, que se realizará hoy viernes según informó Voitier a este diario, la que determine el futuro del paro. El colonense también reclamó que el mandatario no ha respetado la propuesta que el gobierno firmó en la mesa tripartita junto con los empresarios y la Universidad de Panamá, mediante la cual se determinó un plan de generación de empleo para la provincia.

El martes, el ministro Tejada expuso a los dirigentes 11 puntos que comprometían acciones concretas del Ejecutivo, como la construcción de una cárcel por un valor de $86 millones, un bono mensual para los interesados en capacitarse para obtener un empleo y otras acciones encaminadas a resolver los problemas que afectan a la población y que forman parte de los reclamos de Cuco.

La Cámara de Comercio de Colón estima que cada día de paro ocasiona pérdidas económicas de entre $5 millones y $10 millones. Lo peor, dicen, es la mala imagen internacional que crea de Panamá y de la provincia de Colón, un sitio donde es difícil hacer negocios y corre el riesgo de caer en paralizaciones debido a la complejidad social que prima en la provincia.