Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Política

Fricciones en el PRD ¿superadas?

PANAMÁ. A simple vista todo es paz y amor a lo interno del Partido Revolucionario Democrático (PRD), sin embargo después del 7 de septi...

PANAMÁ. A simple vista todo es paz y amor a lo interno del Partido Revolucionario Democrático (PRD), sin embargo después del 7 de septiembre los rumores del distanciamiento entre la candidata presidencial Balbina Herrera y el secretario general del colectivo, Martín Torrijos, se han esparcido como pólvora.

El pasado lunes durante el programa Encontremos Soluciones conducido por Julio Miller, el perredista y miembro de la Tendencia, Pedro Pereira, se quedó corto de palabras al momento de refutar los planteamientos vertidos por el panel que ponía en evidencia este secreto a voces. Situación que llevó a Torrijos y a Herrera a aparecer juntos un día después en la misa de la Iglesia San Miguel Arcángel, en Calidonia para acallar momentáneamente a quienes hablan de fuertes resentimientos y divisiones a lo interno del PRD.

Pese a este acercamiento público, las especulaciones sobre las relaciones entre Balbina y Torrijos no terminan, e incluso apuntan a que algunos miembros del partido han tenido que actuar como conciliadores para evitar que se repita el escenario de 1999, cuando el entonces presidente Ernesto Pérez Balladares, asumió una actitud, que a todas luces, reflejó indiferencia ante la candidatura de su copartidario Martín Torrijos.

Más allá del fantasma de 1999, otros hechos como la escasa presencia de hombres de confianza del actual mandatario en la campaña de Balbina, además de la pobre vinculación de la candidata con los miembros del actual Gabinete, son señales de que algo pasa, al tiempo que siguen incrementándose las dudas sobre, si existe o no, una auténtica unidad entre las máximas figuras del partido oficialista.

Mientras se acrecientan las especulaciones entorno al distanciamiento entre Torrijos y Balbina, la enorme base del partido gobernante teme que se repita lo mismo que ocurrió en 1999, pero sólo el tiempo, será el que deje ver si las heridas en el partido fundado por Omar han sanado o siguen abiertas.