Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Política

El circo de las demandas políticas

PANAMÁ. En el rejuego político, los candidatos han añadido un nuevo escenario a la campaña electoral: los tribunales de justicia.

PANAMÁ. En el rejuego político, los candidatos han añadido un nuevo escenario a la campaña electoral: los tribunales de justicia.

Es común ver a los candidatos o a sus voceros, ante las autoridades judiciales exigiendo la investigación de tal o cual hecho del que aseguran sospechar. El problema es que pocas veces se aportan pruebas contundentes o se llega al fondo de los hechos.

Para el ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Edgardo Molino Mola “el que no quiera estar en problemas que se meta a notario, porque el político siempre sale enlodado”. Señaló que los candidatos al momento de interponer demandas, solo montan “un show político”.

“Los tribunales de justicia no tienen la función de resolver los bochinches y trapos sucios, y este tipo de denuncias deben estar a cargo de la Fiscalía General Electoral, para no remitir a los tribunales este juego político de denigrar al adversario”.

Sin embargo, para Magaly Castillo, de la Alianza Ciudadana Pro Justicia, las constantes denuncias terminan por desgastar a las fiscalías electorales.

Pero hay quienes opinan diferente, y consideran que la lluvia de demandas políticas sólo perjudica a los propios candidatos. Tal es el caso del analista político Harry Brown. “No sólo es el hecho del desgaste, sino que es comprobado que ya la población prefiere observar y hasta comentar, pero que a la hora de votar, de lo que menos se acuerda es de quién interpuso una demanda contra el candidato”.

Raúl Leis es sociólogo y piensa diferente. Para él lo que define como “ataques y guerras de demandas”, suelen dejar heridas que a veces no pueden cerrarse tan fácilmente y que se convierten en resentimientos. “Al momento de votar el elector puede desestimar a un candidato que se prestó para este tipo de juegos”, piensa el también escritor.

Mientras monseñor José Luis Lacunza también criticó el festival de acusaciones. “Este circo de demandas

pudo evitarse si los políticos hubiesen firmado del Pacto Ético Electoral”, sentenció.