Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Política

Cierre reúne la herencia de Omar

PANAMA. Eran las 3:00 p. m. , la gente no llegaba del todo, y sin embargo, el rostro de Balbina Herrera se tornaba multicolor, gigante....

PANAMA. Eran las 3:00 p. m. , la gente no llegaba del todo, y sin embargo, el rostro de Balbina Herrera se tornaba multicolor, gigante. Los preparativos estaban en marcha. Dos jóvenes graffiteros pintaban con apremio un rostro grande de la candidata oficialista, que fue parte de la escenografía de una de las tres tarimas. Le tocó a la baladista colonense Yomira John, despetar el apetito musical desde la capota de un carruaje que en la parte de abajo era una máquina generadora de corriente.

A un lado de la calle, una señora de más de cincuenta años dice que vino de Penonomé, “a echarle el voto a La Chola”. Cargaba en una mano una bandera. Las encuestas dicen que Herrera no llegará a la Presidencia, sin embargo, aquí, los que están con ella, parecen presos de una fiebre religiosa.

El sol calienta. Se corre una voz que anuncia que un carrito de raspa´os son regalados. Al poco, una fila de hombres y mujeres se disputaban los vasitos que el hombre vestido con el suéter de Balbina, entregaba. “Son gratis, invita Balbina”, advierte a los incrédulos.

Para bajar la temperatura de la tarde, dos hombres con sombreros de paja se acercan a una tina colmada de bolsitas de agua mineral, hielo y bolis y le preguntan: "¿aquí se puede coger?", y se sirven con sus propias manos.

COMBO MUSICAL

Artistas como los hermanos Sandoval, Osvaldo Ayala, Rabanes, Comando Tiburón, entre otros, volvieron a cantar las canciones que cantaron el domingo pasado en Amador. Estaban locos el domingo y ahora tienen corazón del pueblo. En ambos show cobraron lo mismo.

Una vez inició el espetáculo, la música no se detuvo. Mientras que en una se escuchaba música típica, en la otra el reggae movía los cuerpos, de jóvenes y adultos, como la viceministra de Educación, Mirna de Crespo, quien bailaba con una sonrisa despreocupada.Eran las 5:00 de la tarde.

Las arengas no han cambiado. Coros como: “este pueblo qué es lo qué es, este pueblo es PRD", aún siguen vigentes y fueron repetidas por fieles como Antonio, que también participó del cierre de Martín Torrijos en el 2004.

A las 4:30 p.m., la ambulancia 102 del 911 no había atendido ninguna emergencia. No fue sino hasta las 5:20 p.m. que una chiricana se acercó apoyada del esposo. “La presión, ella sufre de la presión y esta mañana no quiso tomarse la pastilla”, dice el esposo. “Ella quería ver a Balbina”, se lamenta el hombre.

El campeón de los cierres es Ernesto Sánchez, un bocatoreño, de 52 años, quien muestra orgullo de contar los tres últimos cierres de campaña del PRD.

-¿Le gustan los cierres musicales?

-Sí, tienen que haber.

SABORES CASEROS

Los vendedores aprovecharon la celebración para llevar desde pepitas de marañón, el millo tradicional de las salas de cine a una multitud rojiza que se esparció desde los alrededores de la escuela República de Venezuela hasta el Hotel Roma, donde cerraba el perímetro.