Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Política

Estado buscará acuerdo

PANAMÁ. El Estado panameño presentará hoy 2 de noviembre ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) los últimos esfuerzos l...

PANAMÁ. El Estado panameño presentará hoy 2 de noviembre ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) los últimos esfuerzos llevados a cabo para lograr un acuerdo con los grupos indígenas opuestos a la construcción del proyecto hidroeléctrico Chan 75, en la provincia de Bocas del Toro.

La presentación se hará dentro de una audiencia como parte del proceso de “Medidas Cautelares” que sigue la Corte.

“El objetivo es explicar con claridad a la Corte que el Estado, a través de la administración Martinelli, considera muy importante este caso y que está haciendo todo lo posible por llegar a un acuerdo entre las partes”, sostuvo el representante de Panamá ante la Organización de los Estados Americanos, Guillermo Cochez.

La delegación panameña estará encabezada por el embajador y representante de Panamá ante la OEA y por el viceministro de Gobierno y Justicia, José Ricardo Fábrega, que comandó la representación panameña en la Mesa de Diálogo instalada en el mes de julio.

El equipo estará conformado además por funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores. A la audiencia acudirá también un representante de la Defensoría del Pueblo.

La audiencia solicitada por la Administración Torrijos, servirá para que el gobierno Martinelli presente los resultados de la Mesa de Diálogo y presidida por el vicepresidente y canciller de la República, Juan Carlos Varela, en donde se atendieron las reclamaciones de los sectores indígenas, lográndose que una vez sean reubicados, el Estado les garantice los mecanismos para que sus nuevas tierras sean tituladas colectivamente.

El pasado 20 de junio, la CIDH pidió al gobierno panameño suspender la construcción de la hidroeléctrica Chan 75, en respuesta a una denuncia contra la empresa AES Panamá y el gobierno nacional por “violación de los derechos de los indígenas al desalojarlos de sus comunidades de manera “forzosa”.