Temas Especiales

24 de May de 2020

Política

Un imán para el crimen

El presidente de la República dejó en la Asamblea Nacional el proyecto de ley más extraño que haya redactado Ejecutivo alguno en la hist...

El presidente de la República dejó en la Asamblea Nacional el proyecto de ley más extraño que haya redactado Ejecutivo alguno en la historia panameña. Desconociendo el reglamento interno del parlamento panameño, así como las leyes y la propia Constitución Política, el presidente Martinelli le envió a los diputados un proyecto que pretende poner fin al derecho de huelga, eliminar a los sindicatos, acabar con los estudios de impacto ambiental y avalar los abusos (incluso asesinatos) de la Policía Nacional.

Los diputados de la bancada de la alianza de gobierno aprobaron la iniciativa en segundo debate a pesar de contar con el repudio de toda la sociedad panameña.

La aprobación de las nueve reformas contribuye directamente a la expansión y consolidación del crimen organizado en Panamá. Atraerá a inversionistas asociados a la mafia internacional. Además, la eliminación de los sindicatos abrirá para Panamá un período de represión contra los trabajadores. Los cierres de calles y los enfrentamientos violentos se recrudecerán en los próximos años.

Al mismo tiempo, la erradicación de los estudios de impacto ambiental generará mayores conflictos en áreas que se están transformando para acomodar intereses mineros, hidráulicos y turísticos. El proyecto le dará ‘licencia para matar’ a los miembros de las fuerzas del orden que portan armas. En otras palabras, ni los policías o sus jerarcas serán responsables de sus actos criminales. Este proyecto de ley está hecho a la medida del crimen organizado, que contará con esbirros dentro de la propia Policía.

El presidente Martinelli prometió que su gobierno beneficiaría a los empresarios. Sin embargo, el cambio que todos esperaban se desinfló y el país está siendo secuestrado por el crimen.