Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Política

Condenan a contratista por fraude en Estados Unidos

PANAMÁ. Una noticia que ha acaparado la atención de los medios estadounidenses desde el pasado viernes 5 de noviembre podría tener reper...

PANAMÁ. Una noticia que ha acaparado la atención de los medios estadounidenses desde el pasado viernes 5 de noviembre podría tener repercusiones en Panamá. Se trata de una condena millonaria a la compañía de consultoría en ingeniería Louis Berger Group Inc. (LBG), la cual ha mantenido contratos con el gobierno panameño y el Canal de Panamá.

La empresa LBG enfrenta cargos en la justicia estadounidense por fraudes relacionados con la sobrefacturación de contratos de reconstrucción en Irak y Afganistán y otros trabajos.

Ahora, la compañía tendrá que desembolsar la suma de 69.3 millones para evitar ir a un juicio final. Así lo indican notas aparecidas en diversos medios estadounidenses.

En las notas se informa que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acordó aplazar el juicio contra la compañía LBG, luego de que se comprometieran a reformar sus prácticas.

LBG pagará una multa de 18,7 millones dólares en demandas penales y 50,6 millones más para resolver demandas civiles, incluyendo acusaciones de que violó la Ley de Reclamos Falsos.

Paul Fishman, el fiscal estadounidense que investigó en Nueva Jersey a la compañía, dijo que ‘el fraude cometido por LBG es algo más que jugar con números para estafar al gobierno’. La compañía consultora estaba siendo investigada, luego que se descubriera que desde 1999 a 2007 sus ejecutivos presentaron tasas falsas de gastos generales.

Salvatore Pepe, de 58 años, ex director financiero de LBG, y Precy Pellettieri, de 54 años, contralor, se declararon culpables de conspirar para defraudar a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional con sus siglas en inglés (USAID) por inflar porcentaje de gastos generales.

LOUIS BERGER EN PANAMÁ

A esta compañía se le adjudicaron en Panamá contratos para el diseño y construcción del puente Centenario. La edificación del puente estuvo a cargo de la constructora internacional Bilfinger Berger AG, mediante un contrato con el MOP por 90 millones 932 mil 500 dólares.

En el año 2002, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) le adjudicó la contratación directa por la suma de 2 millones 620 mil dólares para remover y disponer finalmente del material bélico en la ruta que se utilizó para la autopista que conduce al segundo puente sobre el Canal de Panamá.

LBG ha realizado diversos estudios para la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) como contratista del Plan de Manejo Socioambiental y de estrategia de comunicación para divulgar adecuadamente los objetivos y el alcance de la construcción del tercer Juego de Esclusas a los residentes de las comunidades aledañas al Lago Gatún, según se publica en un informe de la ACP de diciembre de 2008 y junio de 2009.