25 de Feb de 2020

Política

Transfuguismo contagia las bases de los partidos

PANAMÁ. El tan cuestionado transfuguismo protagonizado por líderes políticos criollos no es una práctica exclusiva de las figuras de alt...

PANAMÁ. El tan cuestionado transfuguismo protagonizado por líderes políticos criollos no es una práctica exclusiva de las figuras de alto perfil. Por el contrario, se hace cada vez más frecuente entre los ciudadanos inscritos en partidos políticos en Panamá.

Es tan común que trae a colación la vieja adivinanza sobre qué fue primero... el huevo o la gallina. Incluso, deja sueltas otras dos preguntas: ¿Quiénes comenzaron con el transfuguismo, los líderes de alto perfil o la membresía de los partidos? y ¿qué busca el que se cambia de un partido a otro?

Estas son interrogantes que, según dijo a La Estrella el encargado de Organización Electoral del Tribunal Electoral (TE), Osman Valdés, no se pueden responder.

Lo que sí halla conclusión alguna es que el fenómeno de la migración de un partido a otro no es nuevo.

LOS DESEOS DEL TRÁNSFUGA

El que salta de la oposición al gobierno puede ser gratificado de diversas maneras. Desde un nombramiento en alguna institución del Estado, pasando por materiales de construcción y bolsas de comida hasta lograr que un expediente se pierda en las gavetas de un despacho judicial.

Incluso, dice Valdés, un alto porcentaje de los que se inscriben en un partido ya estaban inscritos en otro.

Aunque poco se sabe sobre la cantidad de tránsfugas, el TE ha certificado que, mientras los partidos de oposición van en franca caída, el oficialista engrosa sus filas. (Ver nota relacionada)

EL PROCESO DE RENUNCIA

La ley electoral contempla dos formas de renunciar de un partido a otro. La renuncia expresa y la renuncia tácita.

Para el primer tipo de dimisión, el ciudadano debe apersonarse al TE y firmar un documento en el que deja constancia de que abandona el partido del que forma parte y que no quiere formar parte de ningún otro.

La renuncia tácita, en tanto, se registra al momento que el ciudadano se inscribe en un nuevo partido. El mismo formulario en su encabezado establece ‘la inscripción con renuncia tácita’.

¿SANCIONES?

El Código Electoral —norma legal máxima que rige los procesos electorales y los partidos políticos en Panamá— no establece sanciones para quien salte de un partido a otro.

De hecho, el TE confirmó que un ciudadano puede inscribirse en una misma semana hasta en cinco partido políticos o tantos colectivos como desee.

El único caso en que se puede aplicar una sanción es cuando un ciudadano se inscribe dos veces en un partido político que está en proceso de formación.

‘Aplicar una sanción sería coartar la libertad o derechos políticos de los ciudadanos’, alega el Tribunal Electoral.

DEPURACIÓN

Tras cada jornada de inscripción, el Tribunal Electoral hace una depuración de los libros. En el proceso, se elimina a los que no cumplieron con los requisitos para inscribirse. La mayoría de los casos descartados corresponden a personas que ya estaban inscritas en el grupo político y volvieron a hacerlo.